Menu

Todo lo que debes saber sobre el baño de tu hijo

0 0

bañar-bebe

El baño es un momento del día en que podemos disfrutar con nuestros hijos, para que así sea es importante que esta rutina diaria se convierta en una costumbre divertida.

Antes de los tres años de edad es fundamental que tenga un matiz lúdico. Es recomendable acompañar a tu hijo junto con sus juguetes por mientras pasan un tiempo en la tina. Si la temperatura del agua es agradable, este momento puede ser muy estimulante para él.

Pasados los tres años de edad es necesario que el niño aprenda las primeras nociones sobre su anatomía. Se debe enseñar la forma de jabonar por su cuenta las diferentes partes de su cuerpo de manera correcta bajo la supervisión de sus padres. Puede ser un buen método, reemplazar el juego con sus juguetes en el agua por un juego que enseñe las partes del cuerpo.

¿Qué sucede con sus parte privadas?

Con respecto a las partes privadas de los niños, es importante enseñarles a limpiarlas de manera cotidiana y natural siendo una parte más de su cuerpo y llamarlas por su verdadero nombre. Cuando le enseñes a asearse esta zona es fundamental que repitas hasta el cansancio que solo ellos  y nosotros, sus padres, podemos ayudarlo en esta misión. Aunque cursi, el concepto de “partes privadas” ayuda mucho a los niños a entender lo que significa.

¿Cuánto debe durar el baño?

El tiempo que debe durar el baño es algo que debe dictar el sentido común de cada padre. No obstante, la finalidad es la de higienizar al niño y no la de disfrutar del agua reemplazado a una piscina. El baño no debería demorar más que otras actividades cotidianas como por ejemplo las comidas.

¿Qué temperatura debe tener el agua?

La temperatura del agua va a estar en función del medio ambiente. Es prudente no apelar a los extremos: ni muy caliente, ni muy fria. Podemos probar sumergiendo nuestra mano unos segundos en la bañera, si para nosotros está fuera de temperatura, seguramente para el niño también.

¿A qué hora del día es recomendable el baño?

Un concepto que es importante con respecto al horario de bañarse es la rutina. Esto quiere decir, que el baño no necesariamente debe llevar un horario rígido pero lo que si debe tener son actividades de referencias. Es bueno colocar al baño después de una actividad y antes de otra. Un ejemplo podría ser que la rutina del baño esté después de la hora de la cena y antes de dormir. Si se mantienen estas dos referencias, el niño sabrá cual es el momento del baño. Cabe destacar, que las rutinas ayudan a construir la identidad del niño y además, le brindan estabilidad y confianza. Además, hacer que participen en la rutina contribuye a desarrollar el sentido de responsabilidad.

¿Quién debe bañar al niño?

Entre los 3 y 4 años, según los psicoanalistas, se desarrolla el complejo de Edipo. Muchos recomiendan, por este motivo, que la persona que acompañe en el baño sea del mismo sexo.

¿Cuándo el niño puede bañarse solo?

A partir de los 6 años, los niños deben bañarse solos. En este momento, es prudente dejar lugar para su intimidad. Esto no significa que no debe existir un control por parte de los mayores. Aquí se le puede ordenar que vayan cumpliendo tareas y darles unos minutos para que las realicen ellos solos. Pasado este tiempo, volver al baño a supervisar si cumplió con el cometido asignado.

 

En resumen, el momento del baño no debería ser aburrido pero tampoco un espacio únicamente para la diversión. Debe ser una rutina que le permita asimilar la responsabilidad de limpiar y explorar su cuerpo.

 

– Advertisement – BuzzMag Ad
Written By

Leave a Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

– Advertisement – BuzzMag Ad