Educación, Hijos

El efecto de los cuentos en el cerebro de los niños

Sabemos que leerles cuentos a los niños tiene enormes beneficios para ellos. Les encanta escuchar, les abre la puerta para reflexionar y comenzar a encontrar algunas respuestas dentro de estas historias de hadas. Pero también tiene un efecto súper positivo en el cerebro de los niños, ya que los ayuda a desarrollar ciertas áreas muy importantes para la vida.

Además de lo anterior, propiciamos una instancia que genera un momento único entre nosotros y nuestros pequeños. Una conexión íntima que pasa a formar parte de una rutina que ellos van a buscar y necesitar día a día.

Estudio sobre el efecto de cuentos en el cerebro de los niños

Pero para llegar a las conclusiones más científicas en el cerebro de los niños, un grupo de especialistas realizaron una investigación para indagar más en el tema. El estudio fue realizado por John Hutton, investigador del Reading and Literacy Discovery Center y del Cincinnati Children’s Hospital Medical Center de EEUU, en la Universidad de New York.

¿Cómo llegaron a estas conclusiones? Los científicos realizaron un escáner mediante resonancia magnética a cada niño que participó del estudio (que eran 19 provenientes de familias de escasos recursos), los que escuchaban cuentos a través de audífonos.

Los niños que participaron tenían entre 3 y 5 años (edad preescolar). Los investigadores descubrieron que los niños a los que les leían más en la casa, tenían más desarrolladas determinadas áreas del cerebro que los niños a los que apenas les leían cuentos. Pero, ¿qué zonas son estas?: las relacionadas con el campo semántico y con la formación de imágenes.

Conclusiones del estudio

Se descubrió que una exposición mayor a la lectura en el hogar está fuertemente asociada con la activación de aquellas áreas cerebrales que impulsan el procesamiento semántico. Estas áreas resultan críticas para el procesamiento del lenguaje oral y la comprensión lectora.

Las áreas del cerebro que propician la formación de imágenes mentales mostraron una activación particularmente fuerte, lo que sugiere que la visualización juega un papel preponderante en la comprensión de las historias y en la preparación para la lectura.

A pesar de  las diversas investigaciones que han sugerido que los niños que viven en núcleos familiares de escasos recursos están peor preparados para comenzar las clases en el colegio, en éste estudio se demuestra que esta circunstancia se puede variar a través de la lectura en los primeros años de vida.

Finalmente se concluyó que, además de la lectura, es fundamental que los padres hablen mucho con sus hijos a edades tempranas para que estos tengan un óptimo desarrollo lingüístico y en consecuencia, mejores resultados académicos a edades posteriores.

Puedes leer Pensamiento creativo en los niños: cuentos para potenciarlo

Read More...

Educación

Estudio afirma que leer nos hace más felices

Me encantan estos tipos de estudios que reafirman que la lectura tiene puros beneficios para las personas. Leer es algo que nos relaja, nos divierte y que nos transporta a mundos distintos y sensaciones que nos permiten evadirnos durante un tiempo de los problemas del día a día.

Pero últimamente, y según un estudio realizado por la Universidad de Roma III, a partir de entrevistas a 1.100 personas, leer nos hace más felices.

¿Cómo llegaron a esta conclusión? Aplicando índices como el de la medición de la felicidad de Veenhoven y escalas como la Diener que sirve para registrar el grado de satisfacción con la vida.

Personalmente creo que no hay duda de que leer nos hace más felices porque nos regala momentos únicos, tanto cuando lo hacemos solos o cuando leemos para otros.

Diversos artículos en revistas especializadas muestran los resultados de resonancias magnéticas que revelan la alta conectividad que se produce en el surco central del cerebro, región del motor sensorial primario, y en la corteza temporal izquierda, el área asociada al lenguaje, mientras leemos un libro y tras acabarlo.

El estrés se reduce y la inteligencia emocional sale ganando, así como el desarrollo psicosocial, el autoconocimiento y el cultivo de la empatía.

 

Read More...

Hijos

Estudio afirma que los niños deben usar una tablet desde pequeños

Un reciente estudio afirma que los niños deben tener acceso a una tablet desde pequeño. Esto lo recomienda una nueva investigación de la Universidad de London que publica el Daily Mail en su versión online. El estudio tira por tierra otros que sostenían que el uso de pantallas desde la más tierna infancia podía dañar las habilidades sociales de los bebés.

Sin embargo, esta nueva investigación dice que las tablets ofrecen una gran estimulación para los cerebros de los recién nacidos. Mucho más que los libros. Así que la directora de este estudio, la profesora Annette Karmiloff-Smith, ha recomendado en el diario The Sunday Times que los niños reciban y tengas acceso a tablets “desde el nacimiento”. Según la investigadora, “los libros son estáticos. A los bebés lo único que les interesa es el sonido al pasar las páginas. A esa edad su sistema visual se siente atraído por el movimiento”.

Para realizar el estudio, los investigadores comprobaron cómo un grupo de bebés entre 6 y 10 meses de edad podían reconocer fácilmente el número 3 mostrándoselo en una tablet. Ahora el equipo de científicos realizará una investigación mucho más amplia con bebés y niños. A un grupo le entregará una tablet desde el nacimiento que podrán utilizar y al otro no.

¿Qué les parece? ¿Están de acuerdo con que los niños puedan tener acceso a una tablet desde pequeños?

 

 

 

Fuente: ABC Familia

Read More...

Hijos

¿Desde qué momento mi hijo es consciente?

Muchas veces nos hemos preguntado cuando nuestros hijos comienzan a ser conscientes de sus actos o de los estímulos que constantemente les entregamos.

Pues bien, científicos franceses han estado realizando estudios para ver cuando comienzan a procesar y recibir de la manera correcta los estímulos que les entregamos a nuestros niños. Llegaron a la conclusión que existe una señal del sistema nervioso de los niños que marca el inicio de la conciencia visual, la habilidad de ver y recordar cosas y que puede manifestarse desde muy chicos, como a los 5 meses de vida.

Hasta hoy, se asumía que los niños sólo reaccionaban a los estímulos por un instinto reflejo y que el procesamiento de la información era totalmente inconsciente. Si les gustaba o les interesaba algo, lo seguían por el simple hecho de sentirlo atractivo.

Bueno, estos estudios han demostrado todo lo contrario, demostrando que no sólo son capaces de procesar la información que les está llegando, sino que también la retienen en su mente. Esto significa que cualquier estímulo que les entreguemos, puede no estar a la vista del bebé, pero él puede seguir pensando en él.

Para lograr estos importantes resultados, los científicos hicieron un estudio con 80 niños de 5, 12 y 15 meses a los cuáles les hicieron un seguimiento de su actividad cerebral utilizando un gorro de electrodos, donde les presentaban distintos estímulos y fueron viendo sus reacciones cerebrales frente a cada situación mostrada.

Lo más sorprendente para los especialistas, fue darse cuenta de que un niño de 5 meses es capaz de retener estímulos (en menos medida que el de 12 meses) y procesar información. A partir de este estudio, los investigadores pueden concentrarse en reconocer los diferentes mecanismos que permiten el desarrollo de la conciencia de los pequeños.

Otra relevancia de este estudio, es que podría servir para tener un diagnóstico temprano del autismo, puesto que los autistas tienen problemas para ser consientes de lo que los rodea y con la técnica de los estímulos, poder detectar mucho antes el problema.

Muchas veces la ciencia nos sorprende. Ojalá que sigan avanzando y nos vayan demostrando lo maravilloso que es el cerebro humano y como se va desarrollando desde chiquititos.

Read More...

Salud

Estudio demuestra otro beneficio de la lactancia materna para los niños

Sabemos que la leche materna es el mejor alimento para nuestros hijos y cada día nos enteramos de más y más beneficios que le entregamos a través de ella.

La leche materna cuenta con una increíble variedad de nutrientes, los cuales ayudan a proteger a los bebés de ciertas enfermedades, así como a brindarles la nutrición indicada para los primeros años de vida. De hecho, de acuerdo con una investigación de la Universidad de Basque Country, España, la lactancia puede proteger a los bebés de un daño prenatal derivado por exposición a la contaminación ambiental.

Aitana Lertxundi, autora de la investigación, explica que no sólo la dieta influye en el desarrollo neurocomportamental y físico del feto, también la exposición a contaminantes durante el embarazo. Según la observación a 638 mujeres embarazadas, la contaminación produce una partícula de materia tóxica (PM2.5), la cual afecta negativamente en el desarrollo de la capacidad motora, y del dióxido de nitrógeno (NO2), que influye negativamente en el neurodesarrollo durante los primeros meses de vida. Ambas partículas, más livianas y delgadas que una hebra de cabello, pueden ser fácilmente inhaladas por la madre y transmitidas a través de una serie de hormonas.

El análisis de la data brindó información acerca de los efectos negativos que el PM2.5 y NO2 pueden afectar a bebés que no fueron alimentados con leche materna durante los primeros cuatro meses de vida. Para los investigadores los efectos del PM2.5 y el N02 desaparecieron en bebés alimentados con leche materna, durante los primeros cuatro meses de vida, aún si han estado expuestos a contaminantes durante el desarrollo fetal.

Fuente: Mamá Natural México

Read More...

Hijos

Nuestro primer hijo ¿Es por lejos más vigilado que sus hermanos?

Aunque no nos demos cuenta, es así. Simplemente por el hecho de ser el primero, ya tienen una carga superior que el resto de sus hermanos. Son más sobre estimulados, tiene mayor dedicación, pero también tiene mayores exigencias y expectativas puestas en él.

Un estudio de la Oficina Nacional de Investigación Económica de Estados Unidos, reafirmó todo lo que les dijimos arriba y agrega a esas premisas, que el primer hijo es 10 veces más vigilado que sus hermanos.

La investigación analizó data existente de la Encuesta Longitudinal Nacional de Juventud de dicho país, la que contiene datos de niños nacidos en el año 1979 y de sus respectivas madres.

Se pudo apreciar que los hermanos más grandes tienen un entorno familiar muchísimo más regulado, lo que hace que sean menos autónomos según los expertos.

Además, se demostró que los papás nos preocupamos más del rendimiento escolar, somos más estrictos en los horarios que pueden ver televisión, vigilamos más sus tareas del colegio e incluso, podemos llegar a enojarnos más por sus notas.

¿Qué creen ustedes? Personalmente, muchas veces siento que el mayor se lleva una carga adicional que los hermanos, pero en todo sentido. Esto no tiene que ver con amor, sólo con cargas preestablecidas de expectativas y exigencias.

Las invitamos a contarnos sus experiencias al respecto.

Read More...

Salud

Maltrato infantil: Estudio demuestra que el daño cerebral en niños maltratados es comparable con el de soldados de guerra

Cuando un niño nace, trae consigo una mente perfecta para ser estimulada, por sus padres, por su entorno, por sus vivencias y por sus sensaciones. Esta mente actúa como “esponja” absorbiendo todo lo que ve, toca, huele, saborea, siente y oye… Es esta mente de nuestra guagua la que debemos estimular desde el primer momento con situaciones positivas, con abrazos y besos la mente de nuestro hijo se estimula y absorbe todo lo que está a su alrededor.

Si el niño vive en un ambiente de violencia, su cerebro se ve condicionado por ello y sufre traumas y repercusiones en su salud mental y emocional, es tanto así que un estudio reciente compara el efecto del maltrato infantil en el cerebro de los niños, al que sufren los soldados que están en una guerra.

Así lo descubrieron científicos británicos cuyo estudio fue publicado en la revista Current Biology. Para llegar a esta conclusión los investigadores le hicieron estudios de imágenes cerebrales a los niños para evaluar el impacto de la violencia en su desarrollo emocional y encontraron que el maltrato intrafamiliar estaba ligado a un aumento en la actividad en dos áreas del cerebro  que se ‘encendieron’ al ver fotos con expresiones de rabia en sus rostros.

Estos resultados fueron comparados con los de otros estudios en los cuales los soldados en combate presentaron actividad cerebral en las mismas áreas antes mencionadas, las cuales, según los expertos, son las que indican que se deben reaccionar ante una posible amenaza.

En palabras sencillas esto significa que tanto los niños que son víctimas de violencia en su hogar, como los soldados, han adaptado su cerebro y el enojo los hace reaccionar de más para estar alerta ante el peligro en su ambiente. ¡Increíble, no!

Pero es así, un niño que desde un comienzo se ve enfrentado a un ambiente hostil se condiciona a reaccionar de ciertas formas y a actuar de ciertas maneras.

Un niño maltratado no es solo el que recibe golpes y castigo físico, también lo es el que vive en un ambiente hostil, con gritos y malos tratos, en donde los padres se insultan constantemente y donde ellos no se sienten parte importante dentro de su hogar, donde son menospreciados y poco valorados.

Read More...

Hijos

Las guaguas pueden entender los ladridos de un perro

Un estudio realizado por la Universidad de Brigham Young en Utah, en Estados Unidos, determinó que las guaguas pueden entender los ladridos de los perros. Para llegar a esta conclusión, los investigadores a cargo de realizar la investigación, les mostraron a niños de 6 meses dos fotografías distintas del mismo perro y además les pusieron el sonido de un ladrido amistoso y otro de un perro más agresivo.

Para la sorpresa de los mismos investigadores, los niños miraban la foto fijamente correspondiente al tipo de ladrido que estaban escuchando. Esta forma de reaccionar, les da pie a los investigadores para darse cuenta que los niños son capaces de reconocer el estado de ánimo de los perros solamente escuchando su ladrido.

Este descubrimiento, viene a respaldar la teoría que los niños antes de aprender a hablar, son capaces de reconocer el tono y las emociones a través de éste. Las emociones comienzan a formar parte de nuestra vida desde que nacemos y, además, somos capaces de reconocerlas.

El estudio se realizó con perros porque son animales con una gran capacidad de comunicación, tanto en sus posturas como a través de sus ladridos. Ellos expresan emociones de manera muy gráfica y los niños pequeños, aunque no hablen, son capaces de interpretarlas y detectan las emociones que pueden estar sintiendo.

Read More...

Hijos

Tierno estudio sobre niños pequeños: ¡Soy invisible!

Un curioso estudio nos responde a la pregunta de por qué los niños se esconden tapándose los ojos, un error que suele causarnos mucha gracia y cuya explicación quisieron encontrar un grupo de investigadores de Cambridge. El estudio comienza de la realidad de que muchos niños con tres o cuatro años de edad, creen que tapándose los ojos pueden esconderse llegando a ser invisibles para el resto de personas, algo que evidentemente no es así, por lo que hay que entender el por qué de esta forma de actuar.

En la investigación los expertos trabajaron con un grupo de niños entre 3 y 4 años, se les preguntó si poniéndose un antifaz en los ojos podrían ser vistos, también se les preguntó que si un adulto se ponía un antifaz sería visible para otra persona. En ambos casos, los niños respondieron que gracias al antifaz, ellos y los adultos que los portarán estarían ocultos a los ojos del resto de personas, respuesta bastante curiosa.

Los investigadores siguieron con el estudio, en esta ocasión se proporcionó a los pequeños unas gafas cuyos cristales estaban tintados y que no les permitían ver a pesar de tener los ojos abiertos, también se les proporcionaron unas gafas cristal, es decir, aquellas gafas que te permiten ver a la vez que esconden los ojos al resto de personas. Los especialistas preguntaron a los niños por ambas situaciones, en el caso de las gafas espejo, de los 37 niños participantes del estudio, sólo 7 fueron capaces de captar la idea de que podían ver sin que el resto de personas vieran sus ojos, estos niños creían que eran invisibles o estaban escondidos gracias a estas gafas. Los otros 30 no captaron esta idea y pensaban que si eran visibles.

No ocurría lo mismo con las gafas tintadas, en este caso los pequeños sí creían que estaban ocultos, los investigadores concluyen que la sensación de invisibilidad de los niños procede de ocultar sus ojos a las demás personas, indistintamente de si pueden o no ver. Los investigadores nos explican que los niños creen que son invisibles cuando sus ojos están escondidos a pesar de que el resto de su cuerpo sea visible, es decir, realizaban una distinción entre el “yo” oculto y el resto de su cuerpo visible. Los especialistas se preguntaron si la creencia de la invisibilidad se basa en la idea de que tiene que haber contacto visual entre dos personas, es decir, un encuentro entre miradas que determina la certeza de que se les puede ver.

En una tercera fase del estudio se preguntó a los niños si creían que se les podía ver si un investigador les miraba directamente mientras ellos evitaban la mirada. También se les preguntó por lo contrario, si los niños miraban fijamente al investigador pero éste evitaba la mirada, si era visible o no. Los expertos explican que los niños adquieren las habilidades y conocimientos a partir de la interacción con las personas, es decir, el “yo” de los pequeños debe ser experimentado por las demás personas para que se pueda tener conciencia de ellos.

Así que ya sabes, la próxima vez que tu pequeño hijo se tape los ojos, hazlo creer que es invisible… ¡Será un hermoso momento para ambos!

Read More...

Hijos

Aprender un instrumento musical desde pequeño mejora el desarrollo cerebral

Un estudio publicado por la revista Journal of Neurosciencie sugiere que aprender lecciones de música durante la primera infancia genera un efecto significativo en el desarrollo del cerebro, logrando generar mejor conexiones motoras también en aquellas áreas del cerebro que ayudan a planificar y el movimiento.

El resultado de la investigación, realizada por profesores y estudiantes de sicología de la Universidad de Concordia, muestra que entre los seis y ocho años los niños pasan por un “período sensible” donde el aprendizaje de música interactúa de manera propicia con el desarrollo cerebral produciendo cambios en las habilidades motoras.

La práctica de un instrumento ayuda a la coordinación, lo que produce una maduración más temprana de las regiones motosas y sensoriales del cerebro. Para el estudio, los profesionales analizaron a 36 músicos adultos, que la mitad había comenzado su formación antes de los siete años y la otra en una edad más adulta.

Al compararlos, los que habían comenzado a temprana edad, mostraron mayor precisión al momento de tocas. Además, al comparar imágenes cerebrales, también había diferencias de desarrollo. Mientras más joven se había iniciado en la música, mayor era la conectividad neuronal.

Debido a que el estudio evaluó los músicos en una tarea motora no musical, también sugiere que los beneficios de la formación de música desde pequeño van más allá de la capacidad de tocar un instrumento y mejora otras habilidades.

Así que debemos potenciar las habilidades de nuestros hijos. Aprender un instrumento les da disciplina, pero además los ayuda en su desarrollo cerebral.

Read More...