Menu

Síntomas de la anorexia

0 0

La anorexia es un fantasma que envuelve a nuestra sociedad. El culto del cuerpo y la necesidad de mantener una figura delgada son tan potentes que muchas niñas a temprana edad comienzan a mostrar síntomas de trastornos alimentarios.

Debemos estar atentas a los hábitos alimenticios de nuestros hijos, observar cuanto comen y qué comen. La anorexia puede comenzar con una simple dieta sin control de especialista o sin la vigilancia activa de los padres.

Hay síntomas que son más fáciles de apreciar que otros, como siempre, la recomendación es conocer a nuestros hijos, estar pendientes y presentes en su día a día.

La primera forma en que se evidencia un trastorno alimentario privativo como es la anorexia es la falta de apetito (que en realidad es solo un interés por verse más flaco) y la distorsión de la imagen corporal. Pero existen una serie de síntomas menos conocidos y a los que hay que estar muy alerta:

  • Pérdida importante de peso. Signo de alerta es que llegue al 85% del peso considerado adecuado para la edad y el peso.
  • Distorsión de la imagen corporal (se ve gordo a pesar de estar delgado).
  • Se niega a tener o mantener un peso corporal de nivel medio o por encima del peso que equivale a su edad y altura.
  • Intenso miedo a aumentar de peso.
  • Pensamientos reiterativos en relación al peso y la forma corporal.
  • Excesiva preocupación por los alimentos.
  • Negación de un peso corporal bajo.
  • Negación de sentir hambre.
  • Trastornos del sueño: insomnio.
  • Trastornos del comportamiento: aislamiento social, variaciones bruscas del humor o estado de ánimo.
  • Extrañas costumbres en la alimentación.
  • Desmayos .
  • En el caso de mujeres con períodos menstruales, la ausencia de por lo menos tres ciclos consecutivos menstruales o amenorrea.

Si la primera etapa de la anorexia ha pasado desapercibida, o el enfermo la ha ocultado de tan buena forma, aparecen nuevos síntomas más visibles:

  • Una piel seca que al pellizcarse no puede recuperar una forma normal.
  • Deshidratación.
  • Dolores abdominales.
  • Letargo.
  • Constipación.
  • Fatiga.
  • Mareos.
  • Color de piel amarillenta.
  • Intolerancia al frío.
  • Demacración.
  • Desarrollo de vello corporal blanco y fino (lanugo).

La anorexia comienza a mostrar sus primeros signos en la infancia, es misión de nosotros, los padres, estar atentos a las conductas y cambios que nuestros hijos puedan tener. Y ante cualquier duda, por pequeña que sea, la recomendación es consultar con un médico.

– Advertisement – BuzzMag Ad
Written By

Leave a Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

– Advertisement – BuzzMag Ad