¿Qué tan importante es la siesta para los niños?

Muchas veces nos preguntamos si realmente es importante que nuestros hijos duerman siesta, ya que esto le puede afectar al momento de dormir en la noche y por ende terminar con los niños desvelados y quedándose dormidos muy tarde.

La siesta es importante para los niños, sobre todo en los tres primeros años de vida. Les da un momento de descanso, de una pausa para recuperar energías y se debe transformar en un hábito que los padres deben inculcarle a sus hijos. Dormir es una de los factores determinantes para una buena salud, ya que este descanso a medio día les permite mejorar su desarrollo físico, mental y nos ayuda a nosotros también a manejar mejor sus estados de ánimo.

Estudios del Departamento de Psicología de la Universidad de Arizona, en Estados Unidos concluyen que son parte integral del aprendizaje de los niños pequeños, además adquieren las bases necesarias para aprender de forma correcta nuevos conocimientos y a relacionarse adecuadamente con el mundo que los rodea. Este descanso a medio día, los ayuda a que su cerebro, logre retener la información recibida.

Acá les dejamos algunos consejos para ayudar a nuestros hijos a que tengan un buen descanso y duerman adecuadamente la siesta:

  • Comenzar a comprender y entender los estados de ánimos de nuestros hijos.
  • Estar atenta a los momentos en que nuestros hijos comienzan a verse más cansados para llevarlos a dormir.
  • Nunca interrumpas el sueño para alimentarlo o jugar con él e intenta en lo posible no mantenerlo levantado para adaptarlo a tu horario. Recuerda siempre que él debe tener sus propios horarios de acuerdo a sus necesidades.
  • Es fundamental establecer rutinas diarias en cuanto a los horarios de la siesta y el lugar donde van a dormir.
  • Si nuestros hijos duermen con tete o algún tuto y quieren hacerlo durante la siesta, hay que dejarlos porque los va a ayudar a conciliar el sueño.
  • Si nuestros hijos duermen siesta en el jardín, es importante hablar con las tías y saber en qué horarios lo está haciendo, para poder continuar con la rutina el fin de semana.
  • Tratemos que duerman siesta en su cuna o cama para que se acostumbren a ello desde chicos.
  • No importa si un día no duerme siesta, lo importante es que no pierda la costumbre y vuelva a hacerlo al día siguiente para no perder el hábito.
  • Un punto importante es que la siesta debe dormirse con luz de día y con el ruido habitual que existe en la casa, para que los niños distingan la diferencia entre el día y la noche.

Así que ya sabemos. Estimulemos la siesta en nuestros hijos, no pensemos que por dormir en la tarde, lo harán mal en la noche. La siesta trae puros beneficios.

 

You Might Also Like