Menu

Niños más felices

0 1
  • ¿Quién no quisiera tener hijos más felices? ¿Podemos lograrlo? ¿Qué tenemos que hacer?

La psicóloga Silvia Alva plantea que la felicidad se aprende y por lo tanto hay algunas estrategias para enseñarle a nuestros hijos. Ella y otros expertos plantean algunas claves para lograr que los niños aprendan esto:

  • Enseñarles a ser amables ya que si somos amables experimentamos una sensación de satisfacción y son más cariñosos.
  • Enseñarles a dar las gracias pues el ser agradecidos da mayor estabilidad mental y los niños valoran lo que tienen.
  • Rodearlos, dentro de lo posible, de un entorno positivo para que así se sientas más seguros, crean en ellos mismos llevándolos a tener un mayor control de su mente.
  • Como padres tendemos a decirle a nuestros hijos que “son” (eres un rabioso, no seas tan llorón, que porfiado, etc.), debemos evitar esto pues los predispone a una actitud que les permita adecuarse al perfil que nosotros estamos imponiendo, por lo tanto al decirles estas cosas solo estamos logrando que sean cada vez más así. Mejor pongamos etiquetas positivas si es que las vamos a poner.
  • No exagerar frente a situaciones que no lo ameritan. Tenemos que saber cuando una actitud de nuestros hijos es realmente grave y cuando es una exageración de parte nuestra. Lo más importante es sacar de nuestro estilo de educación los golpes, los insultos y la falta de respeto hacia nuestros hijos (ojo que muchas veces lo hacemos sin darnos cuenta así que debemos poner atención).
  • Acompañar a nuestros hijos para que ellos logren, por sus propios medios, sus objetivos. Muchas veces, por tiempo o por tratar de ayudarlos, terminamos haciendo las cosas por ellos o metiéndonos en sus trabajos. Antes de hacer eso intentemos alentarlos para que lo logren por sí mismos, démosles el tiempo que requieren, acompañémoslos y si no son capaces les ayudamos en lo mínimo posible resaltando todo lo que ellos lograron solos.
  • Desarrollar la autonomía en ellos pues esto mejora su autoestima, su seguridad y la confianza que se tienen
  • Ayudarles a ir aprendiendo día a día a manejar sus emociones, a resolver los problemas de la mejor manera y a buscar soluciones pacíficas para que tengan armonía en su carácter.
  • Dejar espacio en el día para pasarlo bien juntos. Si tú lo pasas bien con ellos, ellos se están divirtiendo. En el fondo debes dejar espacios en el día para conectarte con tu hijo desde el pasarlo bien.
  • Ayudarles a desarrollar un talento. Si el niño siente que tiene una habilidad le ayudará a ser más feliz (recuerda eso sí que debe ser algo que a ellos los motive y no a ti).
  • Dejarlos que enfrenten sus problemas, sin dejarlos solos, acompañándolos y ayudándolos a que encuentren una solución, no dándoselas.
  • Dar espacios para que los niños puedan expresar también la tristeza y la rabia. Los niños tienen que saber que también es parte de la vida tener estos sentimientos. Darles el espacio les ayudará a aprender a controlarlos y manejarlos en un futuro.
  • Ser el modelo de conducta de lo que queremos que ellos sean. Es claro, no podemos exigirles que no mientan si nosotros mentimos constantemente.
  • Enseñar lo grato que es ayudar a otros sin esperar nada a cambio. La solidaridad es una excelente forma de que los niños vean esto pero también debemos llevarlo a la casa, al día a día.

Muchos estudios demuestran que si haces cosas positivas te sientes menos deprimida y esto también aplica para nuestros hijos.

 

– Advertisement – BuzzMag Ad
Written By

Leave a Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

– Advertisement – BuzzMag Ad