Menu

Mi perro fiel @Alepolig

0 1

chascón 001

Hoy quiero dedicar mi columna a esos seres vivos que nos aman incondicionalmente, que nos perdonan todos nuestros errores y que con sólo una mirada nos entregan todo lo que nos quieren. Hoy voy a hablar de los perros.

Leí una vez una frase que decía lo siguiente: “Mi meta en la vida es ser tan buena persona, como mi perro cree que soy” (Autor: Desconocido). Y pucha que nos va a costar porque para nuestros perros no existe alguien mejor que su dueño.

Es por esto, que en el fondo quiero dedicar mi columna a mi amado Chascón (la maravilla de la foto), mi perrito fiel que ya no está conmigo desde hace siete años, pero que cada vez que pienso en él, mis ojos se llenan de lágrimas, mi corazón se hace pequeño y lleno mi mente de hermosos recuerdos. Lo veo correr, saltar y ladrar como un loco, con toda esa energía que tenía.

Yo sé que hay gente que piensa que estoy loca, pero la verdad es que perder a mi Chasconcito ha sido una de las penas más grandes que he tenido.

Un perro es un amigo fiel, es alguien que no te cuestiona y que te acompañaría hasta la punta del cerro si tú se lo pidieras. Es puro de alma y no es rencoroso. Con una sola mirada, te entrega todo su amor, aunque minutos antes lo hayas retados por haber dejado una embarrada. Él es el que te espere impaciente mientras escucha tus pasos acercarse y su colita empieza a agitarse con mayor velocidad a cada segundo. Él es el que está dispuesto a defenderte con uñas y dientes frente a cualquier peligro y es él el que está dispuesto a quedarse a tu lado todo el tiempo que sea necesario si estás enfermo.

Son todas esas razones, y muchísimas más, las que me hacen extrañar profundamente a mi Chascón, pero son esas razones las que me hacen querer con todo el corazón que mis hijos tengan un perro que amar, que proteger y que cuidar. Pero, como ya le vengo explicando a mi hija mayor (4 años), no tendremos un perrito hasta que entiendan el verdadero sentido y la responsabilidad que es tener uno. No es un juguetito que después pueden dejar botados.

Me da tanta pena ver como algunas personas tratan a sus mascotas. El abandono animal es un problema espantoso en esta sociedad y que lamentablemente no se le toma el peso. Les juro que no sé qué solución se podría entregar, sólo sé que para adoptar o comprar un perrito (o cualquier animal doméstico) deberían preguntarse si realmente lo van a amar y querer como se merece. Si realmente están dispuestos a invertir tiempo y plata en sus cuidados. Si realmente lo van a considerar como parte de la familia. Y finalmente, pregúntense cuál es el verdadero propósito de tenerlo.

Tenemos que enseñarles a nuestros hijos a amar y respetar los animales. Ellos son seres vivos que sufren, que sienten miedo, hambre, alegrías y tristeza, que sienten frío pero que por sobre todo: saben amar y ese amor profundo e incondicional que muchas veces no logramos encontrar en las personas.

Eduquemos a nuestros hijos en que tener una mascota no es un juego que dura un par de días. Es algo para toda la vida. Y en este punto, le doy gracias al colegio de mi hija mayor por tener un taller para los niños más pequeños de “Cuidado animal”. En él les enseñan a darle la comida, a controlar los baños, a caminar juntos, a mantener limpio y todo lo que necesita saber (básico) del cuidado de su mascota. En fin, les dan las armas para que tener un perrito sea una decisión responsable, incluso a su corta edad. Y eso es cambiar algo de raíz.

perropaseo

Son los niños más pequeños que pueden cambiar el mundo. Son ellos los que pueden enseñarnos a nosotros que las cosas pueden cambiar.

Mi llamado es a que seamos responsables al momento de tomar la decisión de tener una mascota. Veamos todo lo que conlleva y si no estamos dispuestos a hacer ciertos cambios por el nuevo integrante, mejor no lo hagamos y dejemos que otros que si lo sientan, lo hagan con el corazón.

Un perro no es un juguete ni un capricho de nuestros hijos. Es una personita que necesita amor, cuidados, reglas claras y el cariño de un hogar. Nosotros somos el ejemplo más directo para nuestros niños, entonces nuestra responsabilidad es tomar decisiones fundadas y que sean acordadas en familia.

 

– Advertisement – BuzzMag Ad
Written By

Leave a Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

– Advertisement – BuzzMag Ad