Menu

Los grandes beneficios de un abrazo

0 0

Llenar a nuestros hijos de besos y abrazos es una misión maravillosa que tiene indudables beneficios para su vida y para la de nosotros. Es que la cercanía entre los niños y sus padres tiene como resultado final adultos más seguros de sí mismos, que conocen su cuerpo y su forma de pensar, personas más cercanas y con mejor trato social, a fin de cuentas, adultos felices. Y no solo eso, el hecho de que nuestros hijos se acostumbren desde pequeños a recibir los mimos de sus padres generará una relación de complicidad y cariño que los acompañará de por vida.

Dentro de los beneficios de un abrazo encontramos:

– Fomenta el vínculo afectivo entre padres e hijos.

– Ayuda a la regulación del peso y del proceso de crecimiento (en recién nacidos y niños).

– Mejora las condiciones para la adquisición del lenguaje (contribuye al desarrollo neurobiológico).

– Un abrazo genera endorfinas, hormona de la felicidad, con lo que contrarrestas la fatiga y la depresión infantil.

– Se produce una mejora general en el sistema inmunológico.

– Estimula patrones de afectividad y vínculo, que refuerzan la identidad.

– Fomenta el sentido de autoprotección, sembrando las bases de la autovaloración

– Desarrolla la comunicación empática y profunda y fortalece la autoestima.

– Al abrazar a nuestros hijos les entregamos una visión integra y respetuosa de su cuerpo y su naturaleza. Creando las bases de una personalidad armoniosa. Un niño que fue abrasado es un adulto tranquilo y cauto.

– Ayuda a nuestros hijos a sentirse seguros en nuestros brazos y en nuestra compañía. Tendrán más confianza en sus padres, su familia y su entorno.

– Permite que nuestros pequeños se sientan felices, permitiendo un correcto desarrollo físico y emocional.

– Les tranquiliza y relaja en momentos de ansiedad o intranquilidad.

– Facilita que duerman mejor.

– Tiene un efecto calmante ante pequeñas dolencias como cólicos, dolor en el momento de la dentición, o cualquier golpe.

– Les libera del estrés del día a día.

– Inculcamos sentimientos positivos hacia las personas que tiene a su lado y fomenta el desarrollo de su inteligencia emocional.

– Ayuda a subir la confianza y la autoestima.

– Aleja los temores, miedos e inseguridades.

– Entrega una sensación de unión y de comprensión.

Como podemos ver, los beneficios de abrazar constantemente a nuestros hijos son tantos y tan importantes que nos ayudarán a formar una persona mucho más integra. La invitación, hoy más que nunca, es a abrazarlos, besarlos, mimarlos todo el tiempo. Las razones y fundamentos, ya los tienes.

 

– Advertisement – BuzzMag Ad
Written By

Leave a Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

– Advertisement – BuzzMag Ad