Menu

Local – juvenil – de moda por @memecarranca

0 1

bailar

Hace varios años que no salía a bailar, es más, hace años que no salía a un “carrete” juvenil. No es que esté encerrada en mi casa, lo que pasa es que a la hora de elegir qué hacer siempre nos dejamos llevar por las mismas ideas: ir a comer a un restorán, ir a tomarnos algo o salir a comer a la casa de unos amigos. No estoy diciendo que mis panoramas sean aburridos, ni nada por el estilo… es nuestra forma de divertirnos, y lo pasamos bien.

El punto es que mi marido llevaba semanas insistiendo “tienes 31 años y llevas la vida de una vieja”… en buena claro, él no me estaba diciendo que estoy fuera de moda, o que estoy arrugada ni nada por el estilo (¡Espero!) Solo intentaba que me diera cuenta que aún somos jóvenes, que no por tener 4 niños dejamos de vivir la vida nocturna.

Después de varios intentos y de darme cuenta cuan tremenda es la inflación en la noche santiaguina (la última vez que pagué una entrada a una discoteque gasté $3.000 y ¡hoy están en $12.000!) llegamos al famoso local nocturno de moda para gente de nuestra edad (todo un enorme trabajo de investigación que llevó a cabo él porque si no yo habría preferido volver a dormir).

Primer hallazgo: ¡Ya no hay olor a humo! Sencillamente maravilloso… Ninguno de los dos somos fumadores, por lo que agradecimos llegar a casa sin ese horroroso olor a nicotina pegado hasta el las pestañas. ¡Gracias ley anti tabaco!

Segundo hallazgo: La gente de mi edad son todos vampiros. Eran las 3:30 am y la gente tranquilamente llegaba al local… Entiendo que la previa es entretenida y todo eso, pero llegar a las 3:30 y pagar $12.000 por entrar para mí es una locura… ¡Si voy a gastar esa plata por lo menos que rinda!

bailar1

Tercer hallazgo: ¡Me visto como una vieja! Estoy segura que el promedio de edad del local era completamente acorde a mi rango etáreo, pero mi ropa era como para ir a un retiro. Yo encontraba que me veía regia con mis botas nuevas, cinturón al tono y blusa metida adentro del pantalón ¡Not! Era la mamá de toda esa gente que estaba dando vueltas por ahí.

Cuarto hallazgo: Está bien que nunca cambie la radio Disney que deja sintonizada mi hija mayor en la radio del auto… La mayor parte de la música que reconocí es porque la había escuchado en la “radio de los niños”

Quinto hallazgo: La gente que vive una noche juvenil se emborracha por el puro gusto de estar arriba de la pelota, o caerse de la pelota, en muchos de los casos. Me llamó poderosamente la atención la velocidad en que bajaban esos vasos. Y no es que yo no tome nada, pero creo que la idea es disfrutar lo que estás tomando… llegar a estado de bosta, ¡jamás! Ya no estoy en edad (y para eso sí que tengo razón, cualquiera de nosotras que ya superó los 30 años sabemos que la recuperación después de un carrete wild on es horrorosa)

Sexto hallazgo: ¡La tecnología nos está embarrando la vida! Todos, ¡todos! los asistentes al local – juvenil – de moda llevaban en la mano su smartphone. Flash por todos lados, fotos, videos, actualizaciones de estados y whatsapp por doquier. Esto sí que lo encontré sin sentido ¡Lo estás pasando bien ahí en ese momento, con esa gente! ¿Cuál es la necesidad de sacar fotos y grabar videos? Lo estás pasando bien ahí (y lo pasarías mucho mejor sin el teléfono en la mano) para qué inmortalizar incansablemente el momento ¿Acaso mañana lo pasarás bien revisando esas fotos? ¡NO! El momento era ahí, en la vida real, no en la pantalla.

Séptimo hallazgo y conclusión: Fue una noche increíble, disfruté, me reí y me volví a sentir joven… A fin de cuenta el día siguiente no fue tan difícil (porque no tomé hasta emborracharme y me devolví a casa cuando ya sentí que no daba más). La idea fue darme cuenta, tal como decía mi marido, que no soy una vieja, que después de acostar a los niños hay mucha vida, diversión, entretención y buenos momentos.

La invitación es a que no dejemos pasar el tiempo… es hoy cuando. ¡Entusiásmate! Busca una polera juvenil (ojalá brillante) que está al fondo de tu clóset, deja a los niños encargados en buenas manos…. ¡Y a bailar!

– Advertisement – BuzzMag Ad
Written By

Leave a Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

– Advertisement – BuzzMag Ad