Menu

La timidez en los niños ¿Es hereditaria?

0 1

Hoy queremos compartir con ustedes un artículo sumamente interesante que encontramos en el sitio español ABC Familia, el cual habla sobre la timidez en los niños y si ésta es hereditaria de los padres.

Generalmente, se asocia a que los niños tímidos o inseguros son así porque sus padres son iguales. Pero, la timidez no es heredada genéticamente, sino lo que se traspasa son modelos de conductas que los niños ven en sus padres. Los niños que habitualmente se esconden en las piernas de la mamá, y ésta a su vez tiene dificultades para hablar en público, genera que las pequeñas tengan un modelo que carece de habilidades de comunicación, asertividad y pro actividad.

Esto hace que los más pequeños vayan tomando estas actitudes como parte de su vida y lo van encontrando normal. Siempre tenemos que tener en cuenta que los niños van aprendiendo a través de modelos y los primeros que tienen somos nosotros, sus padres.

El sitio, además nos entrega ciertas pautas que podemos seguir para ayudar a nuestros hijos a dejar la timidez de lado e ir agarrando cada día más confianza en sí mismos.

  • Reforzar cada logro (por pequeño que sea) de nuestros hijos. Siempre recordando que los cambios son paulatinos y no ocurren de un día para otro.
  • No castigarlos ni retarlos por ser tímidos o inseguros. Esto podría perjudicarlos aún más.
  • No debemos criticarlos, menos burlarnos y nunca permitir que otros lo hagan.
  • No lo comparemos con sus hermanos (o primos o amigos) ni lo infravaloremos.
  • No dejemos que se aísle de las demás personas. Debemos entregarles los espacios para que interactúe con otros (ir a actividades extraprogramáticas, paseos, plaza, etc.). intentemos siempre, y sin forzar, que interactúe con otros niños y no que se ponga a jugar solo.
  • Tratemos nosotros siempre de mostrarnos seguros y extrovertidos. Recordemos que ellos aprenden de nosotros. Intentemos siempre (que sea posible) ser el mejor ejemplo y practiquemos con él habilidades de comunicación y sociales.
  • No hablemos por él. Si buscamos que practique sus habilidades sociales, no estemos todo el rato intentando presentarle amigos o siendo su voz para algunas situaciones.
  • Juguemos al “roleplaying” con él, donde enfrentemos distintas situaciones, así podremos ir guiándolo y enseñándole como enfrentar distintas situaciones.
  • Potenciemos sus habilidades y busquemos situaciones donde pueda sobresalir.
  • Debemos mantener un constante contacto con sus profesores, para que nos cuenten sus avances y ver en conjunto la mejor manera de ayudarlo en las situaciones cotidianas donde presente más dificultades.
  • Enseñarle y reforzarle siempre la seguridad en sí mismo.
  • Forjemos una relación de confianza mutua, de honestidad, consistencia entre el ser y el hacer y de total franqueza.

Pero lo más importante de todo, es entregarles amor constante y a cada minuto. Un niño que se siente amado y querido en su familia, será más seguro y crecerá más tranquilo.

 

– Advertisement – BuzzMag Ad
Written By

Leave a Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

– Advertisement – BuzzMag Ad