Menu

Hasta siempre, querido Nonito por @Alepolig

0 0

mano de abuelo

Hoy quiero ocupar mi columna para despedir a mi nono que se fue a los 93 años rodeado de amor y cariño.

Es difícil la muerte, sobre todo de un ser tan querido como lo era mi Nonito. Pero quiero escribir una especie de carta de despedida para él, y que me hubiese encantando leerla el día de su funeral, pero con la pena y lo llorona que soy, no hubiese sido capaz de hacerlo. Hoy, quiero homenajearlo a través de simples palabras. Hoy me gustaría que todos supieran lo importante que era para mí. Hoy quiero que todos conozcan aunque sea a través de mis palabras, un poco de mi viejito lindo.

Los abuelos son parte tan importante de nuestra vida y muchas veces dejamos pasar momentos porque creemos que tenemos todo el tiempo del mundo para hacerlo. Puede que nosotros sí, pero ellos no.

Las invito a abrazar a sus abuelos, a darles besos y a conversar con ellos. Conversar con ellos sus historias, recordar sus años de juventud para que miren el futuro satisfechos de lo que han vivido.

“Querido Nonito:

Ya te fuiste y el vacío que siento es inmenso. Fuiste el mejor abuelo que podría haber tenido y quedan conmigo imborrables recuerdos de todo lo que vivimos y disfrutamos juntos.

Un amante de la rutina. Sabías que había que hacer y en qué momento. Las idas a la piscina, al Arrayán, a comprar donde el Chino y tantas cosas que hacíamos juntos.

Me encanta escarbar en mi cabeza y todos los días encontrar un recuerdo nuevo contigo. Como olvidar esos fines de semana que me quedaba a dormir en tu casa y dormíamos juntitos en tu cama. Me encantaba observarte antes de dormir y verte leyendo tus queridas novelas de cowboy.

Siempre fuiste un Nono cariñoso, preocupado y feliz. La vida no pasa en vano y estoy segura que la viviste a concho. Hiciste todo lo que planificaste, todo lo que te gustaba. Gozaste con tus idas al Hipódromo y al Club Hípico, con esos viajes a Arica en auto y tus trabajos, a los cuales les diste más del 100%.

Fuiste un Iquiqueño orgulloso de tu tierra pero con el corazón puesto en Arica también. Como gozabas haciendo playita en el Chinchorro, esas largas caminatas por la orilla de playa y disfrutando cada día de las vacaciones.

Me quedo con la alegría y la bendición de tenerte en mi vida por 34 años en los que te saque el jugo y disfrutamos momentos inolvidables. Te encantaba hacerme rabiar. Eso no lo puedo negar. Le cambiabas el nombre a mi colegio, al jardín y al kiosco. Pero te encantaba también dejarme ganar frente a mis hermanos.

Me quedo con tu amor incondicional por todos nosotros y me quedo con los recuerdos de una vida bien vivida. Me quedo también con tu voz inolvidable y con tus recuerdos que en grandes historias nos traspasaste a nosotros. Pareciera que te conozco desde que naciste y me río al acordarme de tus travesuras y aventuras.

Nonito querido, te vas con la paz de saber que acá te amamos con el alma. Te vas con la tranquilidad de saber que fuiste el mejor Nono del mundo.

La vida es sabía y Dios te llamo con calma y sin sufrimientos, porque en su infinita sabiduría ya sabía que estabas pasándolo mal acá. Fuiste una vela que se comenzó a apagar de a poco y pensamos que nuestros corazones estaban más o menos preparados para tu partida. No era así, pero también entendemos que era tu hora de descansar.

Dicen que las personas no mueren mientras sigan vivos los recuerdos. Y ten por seguro que en nuestros recuerdos y corazones estarás siempre vivo.

Mi Nonito lindo, estoy segura de que nunca te olvidare y que tu voz estará presente siempre, esa voz maravillosa que cantaba boleros y conquistaba a todos los que te escuchaban.

Partes con la calma de saber que te amamos y que nunca estarás lejos de nosotros. Hoy más que nunca, te tenemos a nuestro lado y nos proteges como siempre lo hiciste.

Eres el mejor y te quiero con el alma. Las lágrimas son el sinónimo de la pena de no tener el día a día, pero son la prueba de que tu vida fue importante para todos nosotros y que el amor y el cariño quedarán intactos por el resto de la vida.

Descansa tranquilo junto al tío Rómulo, tu hermano querido, y todos los que partieron antes, que de seguro ya tienen esa fiesta inolvidable arriba.

Nunca te voy a olvidar, te quiero demasiado para hacerlo.

Con todo el amor del mundo.

Tu nieta querida

Alejandra”

 

 

– Advertisement – BuzzMag Ad
Written By

Leave a Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

– Advertisement – BuzzMag Ad