Estudios lo comprueban: el matrimonio engorda.

matrimonio-gordo-300x218

Muchas veces hemos escuchado a personas decir: “desde que me casé he subido tantos kilos”. Y es cierto, hay estudios que comprueban que el matrimonio engorda. Las invitamos a revisarlos.

– Según un estudio realizado en Julio de 2013 se descubrió que cerca del 52% de las mujeres casadas comienzan a adoptar los mismos métodos alimenticios que su pareja, e incluso, el 56% de las mujeres admitió que comen más de lo que solían comer antes. Más de la mitad de las mujeres aumentaron de peso desde que se encuentran viviendo en pareja. Es que nosotras y ellos tenemos distintos cuerpos y no debemos alimentarnos iguales… Ya lo saben, a volver a nuestra dieta de solteras.

– Según una investigación de Diet Chef se observa que el 72% de las personas piensan que su pareja subió de peso desde que contrajeron matrimonio y  el 20% de las parejas estables dijeron que una de las claves para mantener su unión es comer juntos. Así que la excusa “he subido un par de kilos porque el único tiempo que tenemos para estar juntos es a la hora de la cena” comienza a perder validez.

– Por su parte, la Universidad Metodista del Sur de Dallas llegó a descubrir que mientras los recién casados eran más felices subían más de peso. Muchos eran delgados de solteros, pero se volvieron gorditos al tiempo de estar casados. Y entonces ¿gordito feliz es una realidad?

– Y sobre el porqué son las mujeres quienes más kilos ganan al estar casadas, el centro Zanchao Qian de la Universidad de Ohio declaró “éstas desempeñan un rol más grande en la casa que los hombres, y tal vez tengan menos tiempo para hacer ejercicio y permanecer en forma que las solteras”.

– Estas alzas de peso tienen consecuencias en la pareja, la Universidad Turku de Finlandia descubrió que cerca del 66% de los hombres casados son más propensos a sufrir un infarto, mientras que en las mujeres solteras el mismo porcentaje está en riesgo de padecer uno. Entretenida conclusión: ellos se enferman en el matrimonio, y nosotras al estar solteras.

Claro está que no es solo el hecho de casarnos el que nos hace subir de peso, la vida sedentaria, malos hábitos alimenticios y el paso de los años también influyen en esto… así que no busquen excusas en estos estudios y hoy mismo comiencen la tarea de bajar esos kilos de más.

 

 

You Might Also Like