Menu

El orden de nacimiento y la personalidad de los niños

0 1

Muchas veces hemos escuchado que el orden en el que nacen nuestros hijos puede determinar su personalidad en el futuro. “Se nota que es el primero”; “El tercer hijo se cría solo”; “Debe ser porque es hijo único” y así un sinfín de comentarios sobre el orden de nacimiento y el comportamiento que están teniendo los niños.

Según los expertos, que han estudiado el tema a través de los años, no existe un niño que tenga los mismos padres, ya que los padres somos diferentes con cada uno de ellos.

Acá una guía que se ajusta a la teoría del orden de nacimiento:

El hijo mayor: líder y responsable

En líneas generales suelen ser:

  • Seguros
  • Concienzudos
  • Tienden a ser estructurados
  • Son cautelosos
  • Controladores
  • Triunfadores
  • Responsables
  • Saben comportarse
  • Reflejan una versión en miniatura de sus propios padres.

Por lo general los hijos mayores sienten mayor afinidad con otros niños en su mismo caso que con sus propios hermanos. Son los que decimos están sobre estimulados en todo sentido, logran muchas cosas y buscan la aprobación de los demás. Son los típicos viejos chicos y suelen sufrir de celos cuando nace un hermano.

El hijo del medio: social y negociador

El hijo del medio a menudo se siente relegado por pensar que la atención de sus padres está dedicada al hijo mayor o al bebé (hijo menor) de la familia. Este tipo de pensamientos puede dejar huellas que terminan generando este tipo de características:

  • Son personas que quieren agradar
  • Un poco rebeldes
  • Tienen un círculo social grande
  • Son pacificadores
  • Comprensivos
  • Cooperativos
  • Flexibles
  • Competitivos
  • Les cuesta poner límites

Generalmente va en dirección contraria al hermano mayor. No les gusta la confrontación, tienen una gran capacidad de negociación. Tienen una mejor vida social que sus hermanos, no tienen problemas para trabajar en equipo, son constantes y leales.

El hijo menor: simpático y seductor

Los hijos menores tienden a ser los más independientes y libres de espíritu, ya que sus papás, al tener  más experiencia y menos tiempo para brindarles atención, también les imprimen menos responsabilidades.

Por tal motivo, presentan las siguientes características:

  • Adorables
  • No tienen complicaciones
  • Manipuladores
  • Egocéntricos
  • Autónomos
  • Sociables

Son los hijos que comúnmente se dice que se crían solos. Los papás tienden a ser menos exigentes, ya han probado que pueden hacer las cosas bien con sus hermanos mayores, ya no se alarman con cosas que antes podrían haberlos afectado. Tienen más libertad, tienen una personalidad más independiente, son alegres y extrovertidos. Tienden a aburrirse rápidamente de las cosas, tienen un fuerte miedo al rechazo y poca capacidad de atención.

El hijo único

Ser hijo único es una posición compleja en una familia.  Sin hermanos que compitan con él, acaparará toda la atención y recursos de sus padres, pero no sólo durante la infancia sino durante toda su vida.

Se caracterizan con los siguientes rasgos:

  • Maduros para su edad
  • Perfeccionistas al extremo
  • Híper-responsables
  • Diligentes
  • Líderes
  • Se sienten más cómodos con adultos que con otros niños

Son más verbales y maduros que el resto de los niños. Al pasar más tiempo solos, tienden a desarrollar mayores habilidades de creatividad e ingenio. Son muy perfeccionistas y tienden a tener las mismas características que los hermanos mayores, pero las llevan al extremo.

– Advertisement – BuzzMag Ad
Written By

Leave a Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

– Advertisement – BuzzMag Ad