Menu

¿Cuáles son los beneficios de las cosquillas?

0 0

A los niños les encanta que les hagan cosquillas, sobre todo porque lo ven como un momento de juego intenso. Pero debemos tener siempre mucho ojo al momento de hacerlas, ya que no deben ser forzadas y podría ser también que a alguno de los niños no le guste que le hagan cosquillas y debemos cambiar la técnica de juego. Siempre debemos estar atentas a las señales que entregan los niños.

Hoy te compartimos algunos beneficios de las cosquillas que entregan en el sitio Bebés y más:

  • Las risas que provocan las cosquillas liberan tensiones y reducen la ansiedad del niño o niña.
  • También se recomienda una sesión de cosquillas para liberar el estrés de los adultos.
  • Pueden servir para resolver pequeños problemas como por ejemplo, para hacer las paces entre hermanos (sin olvidarse de hablar).
  • Durante un juego de cosquillas, el organismo libera endorfinas que ayudan a sentirse mejor: son las llamadas “hormonas de la felicidad”.
  • Las cosquillas estimulan las terminaciones nerviosas y los sentidos del niño al percibir nuevas sensaciones (tacto, oído…).
  • Las risas y el movimiento que acompañan a las cosquillas ayudan a ejercitar los músculos, el aparato respiratorio y hasta se fortalece el corazón.
  • Las cosquillas son una manera de contacto físico que crea conexión entre padres e hijos, nos sentimos más cercanos y “cómplices”. Eso sí, ¡hay que saber parar! Si los pequeños muestran desagrado, es mejor no seguir.
  • Estimulan la sociabilidad del niño al aceptar esta manera de contacto. Eso sí, es un juego enérgico apto a partir de los dos años, antes nos dedicaremos exclusivamente a cosquillas más suaves.
  • Asociada a las cosquillas está la risa, y se sabe que reír es bueno para el sistema inmunológico. Esto es debido a que la disminución de las hormonas del estrés mejora la circulación y el consumo de oxígeno, y la liberación de las emociones negativas puede incrementar las respuestas inmunológicas.
  • Las cosquillas intensas no se recomiendan antes de dormir, pero las suaves, las que son más bien caricias, son relajantes y ayudan a conciliar el sueño.
  • Las cosquillas generan confianza y bienestar en los pequeños.
  • Si se acompañan de canciones, rimas, palabras, se muestran nuevas formas de expresión, estimulando el lenguaje.
  • El juego y las risas compartidas refuerzan el vínculo entre padres e hijos, creando un clima de complicidad y confianza.

 

Fuente foto: www.batanga.com

– Advertisement – BuzzMag Ad
Written By

Leave a Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

– Advertisement – BuzzMag Ad