Menu

Consejos para evitar peleas con tu hijo adolescente

0 0

Ya hemos estado viendo que la adolescencia es una etapa difícil y complicada de manejar. Si sabemos que el cerebro de los adolescentes determina su forma de actuar, entonces no podemos estar esperando que se comporten de cierta manera que no va a suceder.

Nuestra labor como padres es también ser empáticos con nuestros hijos en todas sus etapas, y en especial en ésta. Es precisamente en esta fase de sus vidas, en que los chicos comienzan a querer tener mayor libertad y tener más independencia, con lo que se comienza a abrir una ventana de discusiones y peleas interminables, dando comienzo así a un proceso en donde la relación con nosotros, los papás, se comienza a deteriorar.

Esto no es bueno para nadie. Pero incluso en las peores situaciones, se puede hacer algo para intentar frenar la pelea o discusión que se viene. Pero esa labor, debe partir de nuestra parte para reducir el estrés y mejorar el clima que se está viviendo.

Hoy les dejamos algunos consejos para evitar estas discusiones:

1.- No alterarnos ni gritar: suena difícil, pero debemos ser capaces de ser firmes, pero sin perder la calma. Los gritos sólo traen más gritos y comienza un círculo que no termina nunca. La firmeza en nuestras decisiones no se demuestra a gritos ni peleando. Se demuestran con acciones concretas y con calma. Recordemos que nuestro lenguaje corporal también habla, así que esa calma se debe traducir en todos los aspectos nuestros para con nuestros hijos.

2.- Paciencia: debemos tener paciencia con nuestros hijos. Los cambios que muchas veces esperamos ver, no ocurren de un día para otro. Debemos tener mucha dedicación y ser súper rigurosas en nuestro actuar, para comenzar a ver resultados positivos. Y debemos ser consientes de nosotras mismas y relajarnos, así las cosas pueden fluir de mejor manera.

3.- No pongamos en ellos nuestras frustraciones: esto es lo más difícil. Muchas de las peleas se desatan por cuestiones simples, pero el exceso de tensión, la vida diaria, los problemas del trabajo y tantas otras cosas, hace que pongamos en ellos una cuota de frustración por lo que estamos pasando. Debemos ser consientes de esto, para poder evitarlo.

4.- Recuérdale que lo amas: no porque son más grandes, nuestros hijos adolescentes no deben sentir que los amamos con todo el corazón. Recordarle eso es fundamental para reafirmarlo en el amor y el cariño. Aunque estén pasando por una situación complicada, el amor siempre debe estar presentes. A lo mejor, sólo busca llamar tu atención.

5.- Comunicación: mantener una comunicación permanente con nuestros hijos es fundamental. Darle el tiempo para conversar, salir juntos y preocuparse de sus cosas es una manera de demostrarles que nos preocupa y que lo amamos.

6.- Mirarnos a nosotros (como adolescentes): no olvidemos nunca que también fuimos adolescentes. Que a lo mejor también cometimos locuras, errores, peleamos con nuestros padres, en fin, que también tuvimos muchas de las actitudes que ellos tienen ahora. Eso nos ayudará a ponernos de mejor forma en su lugar y conversar con ellos.

– Advertisement – BuzzMag Ad
Written By

Leave a Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

– Advertisement – BuzzMag Ad