Menu

¿Cómo enfrentar a nuestro hijo/hija a nuevos sabores?

0 1

El momento en que nuestro pequeño/a deja la lactancia exclusiva es todo un desafío, tanto para él/ella como para nosotros que somos quienes le tenemos que presentar los alimentos de tal manera que logren llamar su atención.

Es muy importante que este primer contacto con la comida sea sin presiones ni retos. Nuestro pequeño debe entender que todos estos nuevos sabores, son un gran gusto que debe disfrutar con tranquilidad.

Los alimentos se deben introducir en la alimentación de forma paulatina respetando las etapas evolutivas, así como la voluntad del bebé. Así como también, comprobando la presencia o la ausencia de intolerancias.

Consideraciones:

  • Es posible que un alimento que no le gusta en un determinado período pueda resultar de su agrado más adelante.
  • Hay que tener presente que los gustos también cambian con el crecimiento, por lo que es importante que les vayamos presentando los alimentos de forma reiterativa en la medida que va creciendo.
  • La curiosidad de probar y aceptar alimentos desconocidos también está determinada por lo agradable del ambiente y de la atmósfera que rodea a la experimentación de un nuevo alimento. Si en la mitad de un asado familiar te pide probar algún alimento, entregáselo y ve cómo reacciona.
  • Naturalmente, si los niños tienen una buena relación con la comida desde las primeras fases, lo más probable es que tenga pocos problemas con la comida y nuevos sabores. Pero si por el contrario los pequeños comen con menos placer, será más difícil establecer, al menos mientras no sean capaces de expresarse perfectamente, si el rechazo depende de un capricho, de un malestar físico o de una verdadera dificultad para aceptar los alimentos.
  • Por esta razón, es aconsejable proponer el mismo alimento varias veces (en días distintos), quizás presentándolo de forma diferente o combinándolo con otros ingredientes, pero sin forzar al pequeño a acabar todo lo que tiene en el plato. A partir del primer año, el pequeño ya domina muchos alimentos y se muestra más preparado para aceptar novedades, platos y texturas distintas, así como para rechazar con determinación lo que no le gusta o aprecia menos.

Como en todo en la educación y cuidado de nuestros hijos es fundamental que estemos atentas y observemos sus reacciones. Y por sobre todo que el momento de enfrentarlos a la comida sea en un ambiente lleno de amor.

– Advertisement – BuzzMag Ad
Written By

Leave a Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

– Advertisement – BuzzMag Ad