Menu

¿Cómo desarrollar la empatía en los niños?

0 0

(Basado en un texto de Sadie Douse)

La empatía es una de las habilidades consideradas dentro del marco de la inteligencia emocional.  Hoy en día algunos científicos plantean que la inteligencia emocional es más importante que la inteligencia intelectual porque no solo sirve para relacionarse socialmente sino que también es usada en lo académico. Personalmente, creo que como padres debemos preocuparnos de los dos aspectos: el emocional y el intelectual.

Un estudio realizado por  la Universidad de Tecnología de Curtin plantea que el los niños  que han desarrollado la empatía disminuyen considerablemente el bulling en la sala de clases.  La empatía es la capacidad que tenemos de ponernos en los zapatos del otro y entenderlo, por lo que si nuestros hijos logran hacer esto no van a molestar a otros porque entienden que eso es doloroso para el afectado.

Entonces, ¿qué podemos hacer para lograr tener hijos más empáticos? Aquí les dejamos algunos tips que están respaldados científicamente.

  1. Dales una mascota: una mascota puede enseñarle al niño como querer y cuidar a seres que dependen de ellos. Les ayuda a ser menos centrados en ellos mismos y les enseña a preocuparse por otros. Además deben aprender a entender señales no verbales de sus mascotas (porque no tienen otra forma de comunicarse) para saber qué les pasa, esto hace que aprendan a fijarse en el lenguaje no verbal de las personas y sepan interpretarlo.
  1. Premia a tu hijo cada vez que tenga un comportamiento empático: si vez a tu hijo siendo amable o generoso con otros, premialo de alguna forma. La idea no es decirle “si haces esto te voy a premiar” sino más bien que cuando nazca de él y tu lo veas lo premies. No necesitan ser grandes cosas: ayudar a alguien con una tarea, que abrazan a alguien porque lo ven triste o cuando comparten sus juguetes favoritos. La idea de esto es demostrarles que para ti es importante que tenga este tipo de gestos. Si les das un refuerzo positivo a sus buenos actos estos aumentarán.
  1. Sé empático: Como ya hemos dicho en numerosas ocasiones la mejor forma de enseñar algo a nuestros hijos es modelándolo. Así que es necesario preocuparte de ser amable y empático con la gente.
  1. Se físicamente afectivo: Dale muchos besos y abrazos a tus hijos de esta manera pueden aprender como ser la persona perfecta. Aunque suena raro hay numerosos estudios que han demostrado que las muestras físicas de afecto mejoran nuestro estado de ánimo, reducen la depresión y la ansiedad, aumenta la capacidad de hacer amigos y la confianza. Con todas estas sensaciones positivas dando vueltas gracias a los afectos físicos tendemos a ser más receptivos de las emociones de los otros más que enfocarnos en nosotros mismos.
  1. Dales responsabilidades: Enseñarle a tus hijos a tener responsabilidades no solo les enseña a ser responsables cuando adultos sino que también les enseña a preocuparse de las necesidades de los demás además de las propias.
  1. Enséñale las reglas básicas de amabilidad: Enseñarle a tus hijos a decir por favor, gracias, perdón o está bien es muy importante porque les estas enseñando de manera concreta a ser amables, debiesen ser respuestas automáticas. También hay que enseñarles a ser pacientes, a respetar los turnos, mostrarles cuándo están actuando mal y a pedir perdón cuando es así. Estos pequeños detalles pueden hacer la diferencia en la forma de comportarse de tu hijo.
  1. Enséñales a pensar antes de responder: esta es una de las mejores enseñanzas que le puedes dar a tus hijos. Es crucial aprender a controlar los impulsos y no decir lo primero que se viene a la cabeza pues muchas veces eso puede ser inadecuado o agresivo hacia el otro. Al pensar antes de responder estamos abriendo las puertas a ser empáticos y responder de mejor manera.

Mucha suerte con estos consejos.

 

– Advertisement – BuzzMag Ad
Written By

Leave a Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

– Advertisement – BuzzMag Ad