Menu

Claves para entender el paso de la niñez a la adolescencia

0 6

El paso de la niñez a la adolescencia no es una etapa fácil y los padres generalmente se ven saturados, superados y sin herramientas para controlarlos. Es por eso que hoy queremos compartir con ustedes algunos consejos que entrega la sicóloga infantil Silvia Álvala donde comenta algunas claves que aparecen en su libro “Queremos que crezcan felices. De la infancia a la adolescencia” (de 6 a 12 años)

Lo primero que destaca es que a diferencia de la etapa infantil en dónde los padres son el modelo a seguir, en la adolescencia se comienza a cuestionar este modelo y aparecen los amigos como influyentes muy fuertes.

En esta etapa es común que los jóvenes intenten alejarse de las etiquetas impuestas por los papás y buscar su propia identidad, pero siempre con la influencia de los amigos muy marcada. Es tanto así, que muchas veces podrán guardarse sus ideas o gustos por miedo a ser rechazados.

Por lo anterior, es que la sicóloga ofrece una serie de pautas para evitar que los jóvenes en esta etapa sean “arrastrados” por el grupo y sean capaces de aumentar su individualidad.

  • Los padres tienen que intentar ganarse su confianza sin forzarlos, deben favorecer la comunicación entre ellos.
  • Se debe asumir la importancia del grupo de amigos para el joven permaneciendo en un segundo plano, de manera que se pueda intervenir cuando la influencia del círculo sea negativa.
  • Los adolescentes deben sentir que los padres son receptivos a sus consultas y demandas.
  • Los padres deben saber adelantarse a las crisis,verbalizando con habilidad, poniéndose en su lugar y explicitando sus dudas.
  • Es importante realizar estas pautas con la mayor cercanía posible y nunca con agresividad.

Para la sicóloga lo ideal es que se favorezca una relación de cercanía desde pequeños para que realicen preguntas sin miedos, sean capaces de dar su opinión y de mantener un diálogo fluido con los papás.

Otro punto que destaca, es que en la etapa de la adolescencia el cerebro se encuentra en un proceso de cambios lo que determina muchas veces la forma de actuar de los adolescentes. Durante la adolescencia, la parte del cerebro encargada de las emociones, impulsos, motivaciones y recompensas se encuentra influido por la producción de las hormonas. Esto provoca en los jóvenes comportamientos más impulsivos, mayor emotividad y la búsqueda de sensaciones y gratificaciones de manera inmediata.

A estas edades, el autocontrol y la planificación a largo plazo se desarrollan más lentamente. Por lo que los adolescentes, en ocasiones, pueden verse como personas más impulsivas, con cierta predisposición al riesgo y a meterse en problemas. Hasta que el adolescente no complete su maduración, será complicado manejar estos impulsos y deseos. A pesar de esto, durante la adolescencia tiene lugar una eliminación de lo superfluo en el cerebro, lo que hace que éste se vuelva más eficiente.

En muchas ocasiones, los padres recurren al castigo para conseguir la obediencia de sus hijos, como quitarles el móvil o los juegos. Sin embargo, esta psicóloga argumenta que es mucho más efectivo explicarles la necesidad de su esfuerzo en su conducta para conseguir lo que quieren, ya que así cuando saben que pueden conseguir lo que les interesa, son capaces de activar las funciones de autocontrol, planificación, autocorrección, etc.

– Advertisement – BuzzMag Ad
Written By

Leave a Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

– Advertisement – BuzzMag Ad