Familia, Sin categoría

Viaje en vacaciones: algunos cuidados a tener presentes

Muchos salen de viaje en vacaciones de verano, tanto dentro como fuera de Chile. Hay veces que, aunque no lo queramos, se nos presentan algunos problemas médicos durante las vacaciones como el descuidar las enfermedades crónicas, pequeños accidentes o enfermedades que se dan en algunas zonas. Hoy les queremos dejar pequeños consejos que pueden ayudar a tener un viaje más placentero y estar listos en caso de ser necesario.

 

¿Con qué enfermedades podemos encontrarnos?

El problema más común es la diarrea del viajero, la cual aumenta en lugares donde las condiciones higiénicas no son las mejores. Esta enfermedad se transmite por el agua y los alimentos contaminados.

Otra enfermedad común son las infecciones parasitarias y también se adquieren al tomar agua o comer alimentos contaminados con un parásito o sus huevos. La mejor forma de evitar estas enfermedades es cuidar la alimentación e higiene personal y no bañarse en ríos o lagunas donde no sabemos qué nivel de contaminación tiene.

El tétano, es una enfermedad grave producida por una bacteria que vive en la tierra y el ambiente. Generalmente se adquiere a través de heridas. La vacuna triple que se pone al nacer da inmunidad por aproximadamente 10 años. Después de esto se recomienda la vacunación periódica.

El dengue es una enfermedad viral que se transmite por la picadura de mosquitos. Generalmente es de evolución benigna y se manifiesta parecido a una gripe. Para esto no existe vacuna por lo que la única forma de prevenirlo es tratando de no ser picado.

La fiebre amarilla es una enfermedad que se presenta principalmente en África y América Central. Cuando uno se contagia suele tener fiebre, ictericia, dolores musculares y hemorragias. Para prevenirla es necesario ponerse una vacuna.

 

¿Cómo prevenir las picadas de mosquitos?

No es fácil salvarse de las picadas de mosquitos pero aquí les dejamos algunas opciones:

+ Usar pantalones largos y poleras manga larga al atardecer y amanecer si vas a estar en el exterior.

+ Usar mosquitero en la pieza si no tienes malla protectora en las ventanas.

+ Poner a las mallas o mosquitero repelente de mosquitos para dar una mayor protección.

+ Aplicar repelente, especialmente en puños y tobillos cada 4 horas.

+ Rociar la ropa con repelente una vez por semana (tiene que contener Permethrin).

 

¿Qué cuidados debemos tener con el agua?

Si no estás clara de la calidad del agua es mejor tomar algunas medidas para prevenir enfermedades. Tomar infusiones hechas con agua hervida, agua mineral o bebidas en botellas, cervezas o vinos embotellados y bebidas sin hielo. Si vas con niños debes ser aun más cuidadosa.

Si estás en una casa y quieres consumir agua sin riesgo debes hervirla por 10 minutos y enfriarla a temperatura ambiente. Otra opción es usar tabletas de cloro disponibles en farmacias y seguir cuidadosamente las instrucciones de estas.

 

¿Qué pasa con la comida?

Si vas a comer fuera hay algunas cosas que debes tener en cuenta. Come fruta y verdura que puedas pelar tú mismo y que las comidas estén cocidas y calientes. Evita comer carnes crudas (de pollo, pescado o vacuno) y trata de que los lácteos estén pasteurizados. Intenta no consumir comida de la calle.

 

Botiquín

Un aspecto muy importante es lo que hay que llevar en el botiquín de viaje. Si tú o alguien de tu familia sufre una enfermedad crónica procura llevar una provisión suficiente de los medicamentos para todo el viaje.

Aparte de esto debes llevar algunos elementos básicos y medicamentos. Aquí les dejamos el listado.

  • termómetro
  • gasas estériles
  • tijeras pequeñas
  • tela
  • parches adhesivos
  • antiséptico (como povidona yodada)
  • antidiarreico
  • antialérgico
  • antiséptico oral
  • analgésico
  • antiinflamatorio
  • antiespasmódico
  • medicamento para el mareo
  • repelente de insectos

 

La idea es ir lo más preparado posible para una emergencia pero recuerda que lo más importante es relajarse y disfrutar en familia.

Read More...

Hijos, Sin categoría

Dormir en casas de amigos: ¿cuándo es buen momento?

 Llega una edad en que nuestros hijos se quieren ir a dormir a la casa de sus amigos. Como mamás nunca sabemos si serán capaces de lograrlo y nos preguntamos cosas como si son muy chicos, si van a llorar, cómo se irán a portar y mil preguntas más.

Alrededor de los 6 o 7 años, los niños deberían estar preparados para alejarse de su entorno familiar en periodos cortos. Estas experiencias son buenas para ellos ya que fomentan su autonomía y sus habilidades sociales.

Si queremos llevar a dormir a nuestro hijo conviene proceder por etapas: primero se queda en casa de un familiar o un vecino. Cuando él se sienta más seguro, te pedirá dormir en casa de un amigo del colegio. Será una gran aventura, en la que compartirá confidencias y juegos, y descubrirá una forma diferente de relacionarse con sus amigos al margen del colegio. Además, dejarlo pasar la noche fuera es una manera de mostrarle que confías en él, algo que refuerza su autonomía.

 

Habla con él antes y después

Mientras preparan el bolso, dale algunas indicaciones sobre la conducta que esperas de él en casa del amigo. Aprovecha para preguntarle cómo se siente y reforzar su confianza. Aclárale que si quiere hablar contigo, puede decírselo a los papás de su amigo.

Cuéntale cuándo van a ir a buscarlo porque cuanta más información tenga de cómo va a transcurrir el día, más seguro se sentirá. Todo en un tono tranquilo para que él lo vea como algo normal.

Cuando lo vayas a buscar, escucha atentamente todo lo que te cuente de su estancia fuera de casa y exprésale lo orgullosa que te sientes por tener un hijo tan grande.

 

¿Y si llora?

A pesar de que le encantaba la idea, es posible que no salga bien. Cuando se dé cuenta de que no estas a su lado, puede surgirle angustia de separación. Si no deja de llorar o no quiere comer, estará indicando que no está preparado para afrontar esta experiencia. Cada niño necesita un tiempo para adaptarse a nuevas situaciones y, en la medida de lo posible, debemos evitar que las vivan como algo traumático.

Si ésto es lo que le ha pasado a tu hijo, pregúntale cuáles son sus miedos. También es importante que no exageren algunas reacciones normales de los niños y controles tus propios temores. De lo contrario él se va a dar cuenta de tu nerviosismo y dudas y se sentirá aun más inseguro.

Esta vez no ha salido como esperaban pero no quiere decir que el plan fuera malo. Tu hijo necesita ganar en autonomía y dormir fuera de casa es una buena estrategia para lograrlo. Recuerda que la sobreprotección no favorece su desarrollo.

Nuestro hijo, sin duda, disfrutará de una experiencia inolvidable: primeras confidencias,guerra de almohadas, aprender a convivir, conocer en otros entornos a sus amigos, establecer lazos perdurables y complicidad con otros niños. Recoger este fruto puede ser de gran provecho para él, pero siempre debemos conocer previamente y analizar responsablemente el entorno y las circunstancias para que éstos sea adecuados a su edad y personalidad.

 

 

Read More...

Hijos, Sin categoría

Muerden tus hijos: ¿Debes preocuparte?

Hay muchos niños que muerden y como padres usualmente pensamos que estamos haciendo algo mal. Muchos niños responden a la frustración a través de golpes, mordeduras, rasguños y otras formas de agresividad. Este comportamiento se considera normal en la primera infancia pero como padres debemos evitar que esta conducta se haga habitual.

Muchas veces cuando nos informan o vemos esta actitud de parte de nuestros hijos nos asustamos y nos preguntamos si será normal que muerdan a otros niños, a nosotros o incluso a otros adultos. Para responder a esta pregunta hay que tener en cuenta algunos factores como la edad del niño y el contexto en el que ocurre ese comportamiento.

Es completamente normal que aparezca alguna forma de agresividad entre los 2 y los 4 años ya que en esta edad el niño tiene muy poca tolerancia a la frustración y se enfada cuando las cosas no ocurren como desearía. Como en esta edad los niños no dominan aún el lenguaje, manifiestan su frustración pasando a la acción, ya sea llorando, gritando, con rabietas, pegando, mordiendo, etc.

Los especialistas sostienen que no es raro este tipo de agresividad en los niños pequeños ya que es en esta etapa cuando empiezan a interactuar socialmente y de forma lógica surgen los primeros conflictos. Situaciones en las que dos niños quieren el mismo juguete, o el lápiz no pinta o se le derrumbó el castillo de arena son situaciones en las que el niño puede frustrarse y responder con agresividad.

Responder con una conducta agresiva de este tipo ante una frustración es un comportamiento habitual en los niños de esta edad, por lo que los padres no deben asustars si sus hijos pegan o muerden en alguna ocasión a algún compañero de clase o a algún adulto.

Sin embargo, si esta actitud se repite con frecuencia, es importante intervenir para reducir y evitar la agresividad y violencia. Es importante destacar que la prevención de conductas agresivas es muy importante y la mejor edad para impedirlo es en la edad preescolar, de hecho representa la mejor oportunidad para impedir el desarrollo de casos de agresión física crónica, según señalan los expertos.

Factores de influencia para una mayor agresividad

Si bien cada niño es un mundo, existen algunas situaciones que pueden predisponer a que el niño desarrolle un patrón de conducta más agresivo:

  • Variables personales: niños con poco autocontrol, que muestran poco respeto a los demás y son emocionalmente inestables tienden a mostrar mayor agresividad entre sus iguales y adultos.
  • Variables familiares: niños expuestos a situaciones complejas en el ámbito doméstico como el divorcio o separación de sus padres, u hogares con un ambiente negativo o el uso de métodos educativos no adecuados predisponen a que el niño sea más agresivo.
  • Variables ambientales: los medios de comunicación y el entorno en el que se desarrolla y crece el niño también influencian en su comportamiento y modo de afrontar las situaciones frustrantes.

 

Consejos sobre cómo actuar

No hay que alarmarse, porque como ya comentamos éste es un comportamiento que forma parte del proceso normal de crecimiento y socialización del niño. No obstante, es importante recordar la gran influencia que tienen los padres en el desarrollo de una posible conducta agresiva de su hijo. Por ello es muy importante predicar con el ejemplo y prestar especial atención a no reaccionar con agresividad ante situaciones frustrantes.E

Read More...

Educación, Sin categoría

Neuroeducación para padres

“Neuroeducación para padres” es un libro de Nora Rodríguez donde no solo nos explican el funcionamiento del cerebro de los niños sino que también se dan tips y estrategias para educar mejor a nuestros hijos. La neuroeducación se refiere a unir todo lo que es educación con los conocimientos neurológicos que se han ido adquiriendo a lo largo del tiempo.

Nora Rodríguez es una escritora y pedagoga argentina que actualmente vive en España.

Tal como el título lo dice, este libro está dirigido a los padres para que podamos entender el funcionamiento del cerebro de nuestros hijos y desde ahí poder educarlos de una mejor forma, dándoles herramientas y estrategias para poder enfrentar la educación tradicional y llevándolos a triunfar teniendo en cuenta sus fortalezas y permitiéndoles desarrollarlas.

Lo más interesante, a nuestro parecer, es que este libro “aterriza” la información a un nivel donde todos podemos comprender y hacernos parte importante de la educación de nuestros hijos (nos empodera en el tema) ya que nos entrega estrategias específicas en cada uno de los temas que se hablan. Además, libera en parte a los padres al demostrar que todos aprendemos de formas diferentes lo que implica que no porque mi hijo requiera moverse para pensar sea menos inteligente que aquel que es capaz de estar sentado por horas resolviendo un ejercicio.

Dentro del libro hay una parte donde se habla de juegos que permiten que nuestros niños conecten los dos hemisferios del cerebro sacándole así mayor provecho a este órgano, que como sabemos, usamos solo una parte de él. Estos juegos están clasificados según la edad en la que se encuentran y van desde los 0 hasta los 10 años.

Otro tema interesante es cómo podemos lograr que el ambiente en que se mueven nuestros hijos sea lo más enriquecedor posible. Nuevamente las sugerencias en este tema comienzan desde que el bebé llega a la familia buscando formas de sacar a flote los talentos de los niños, estimulándolos y motivándolos a descubrir lo que quieren hacer teniendo en claro que no siempre es lo primero que salta a la vista. Existen distintos tipos de talentos: musical, linguistico, naturalistico, espacial, cinestésico, matemático, interpersonale intrapersonal y en este libro se explica brevemente de qué se trata cada uno.

Nora nos invita a desarrollar la creatividad en nuestros niños pues es cuando están creando cuando más trabaja su cerebro y también es lo que les ayuda a ser más felices pero una felicidad profunda y no la superficial que se produce por comer un helado, por ejemplo. Para esto enseña y da sugerencias de formas en que se puede desarrollar la creatividad tanto los niños por sí mismos como en familia.

Casi al terminar el libro nos habla del “fracaso escolar” y cómo se nos ha enseñado que esto es terrible pero que en realidad no es tan así. Nos invita a promover desafíos simples para activar a los niños mentalmente y da sugerencias para las diferentes edades. Es este tema llega hasta los 16 años incorporando así a nuestros hijos adolescentes con los que muchas veces no sabemos cómo actuar.

Como dijimos inicialmente, este es un libro cargado de consejos y sugerencias donde se nos vuelve a empoderar como padres en la educación de nuestros niños. Es muy interesante de leer para poder ayudar a nuestros hijos a mejorar.

Read More...

Hijos, Sin categoría

Frases que motivan y entusiasman a tu hijo

Hoy queremos dejarles algunas frases o palabras que ayudan a motivar a nuestros hijos y hacerlos sentirse mejor. No siempre es fácil decir cosas buenas o a veces lo damos por obvio, por eso decidimos que es bueno tener un listado para poder recordarlo.

  1. Gracias por tu ayuda.
  2. Debieses estar orgulloso de ti mismo.
  3. ¡Mira cómo has mejorado!
  4. Esa nota refleja todo lo que trabajaste para ella.
  5. Trabajaste duro para lograr que esta pieza esté limpia.
  6. Gracias por ayudar a poner la mesa (o cualquier otra cosa), hizo una gran diferencia.
  7. Me di cuenta que fuiste realmente paciente con tu hermano menor.
  8. ¿Qué piensas al respecto?
  9. Parece que realmente te gusta la ciencia.
  10. Tu esfuerzo rindió sus frutos.
  11. Eso es difícil pero encontrarás una solución.
  12. Mira lo lejos que has llegado.
  13. Confío en tu juicio.
  14. El tiempo que estás dedicando a hacer tus tareas está valiendo la pena.
  15. Me encanta estar contigo.
  16. Con tu amabilidad pusiste una sonrisa en su cara.
  17. Eso te está resultando muy bien.
  18. Lograste resolver el problema.
  19. Esa es una excelente observación.
  20. Muchas gracias por tu cooperación.
  21. ¡Eso es lo que yo llamo perceverancia!
  22. Me doy cuenta que realmente te importa.
  23. Haces que eso se vea fácil.
  24. Se nota que pasaste mucho tiempo pensando esto.
  25. Lograste dominar el tema.
  26. Estas avanzando mucho en eso.
  27. Siento que somos un equipo cuando trabajamos así.

 

La mejor parte de usar estas frases es ver cómo aparece un brillo de felicidad en la cara de tu hijo. A fin de cuentas, casi todas ellas implican implícitamente que te estás fijando en su trabajo y en lo que hace. Decirles cosas como “Eres tan inteligente” les pone una vara muy alta para la siguiente vez. Prueben decirle estas frases a sus hijos y veran cómo mejora su comportamiento y su esfuerzo.

Read More...

Hijos, Sin categoría

Verano: qué cosas se pueden hacer con nuestros hijos

Con la llegada del verano y de las vacaciones y habiendo pasado la locura de la Navidad empieza el momento de pensar qué cosas podemos hacer con nuestros hijos.

El clásico “Mamá estoy aburrido” es algo a lo que todas nos vemos enfrentadas.

En primer lugar es importante que nuestros hijos se aburran. Nada mejor que el aburrimiento para que empiecen a usar su imaginación y así inventen juegos y actividades para realizar este verano. Antes de resolverles todos sus problemas démosles espacios para que no sepan qué hacer y tengan que solucionar ellos mismos el problema.

Para aquellos momentos en que sí queremos ayudarlos o darles ideas de qué pueden hacer durante este verano les dejamos algunas ideas.

La mayoría de esas actividades son posibles de hacer y varias de ellas se pueden repetir durante el verano. Pueden hacer varias en un mismo día y otras requieren de infraestructura o materiales por lo que no son tan fáciles de lograr.

Con estas actividades podemos lograr tener tiempo de calidad con nuestros hijos y lograr que ellos guarden en su memoria recuerdos inolvidables en familia.

Otra cosa que pueden hacer es crear junto a tus hijos un listado de posibles actividades para hacer durante el verano. Para esto toma un lápiz y un papel y comienza a escribir en el todas las ideas que se les vayan ocurriendo. No importa si son 10, 50 o 100. Mientras más se motiven tus hijos a inventar cosas para hacer más fácil será que pasen un verano entretenido. Preocúpate de incluir en el listado actividades simples y complejas y de que todos en la casa aporten ideas. Una idea fácil y entretenida es invitar a tus hijos a construir un fuerte armado con sábanas viejas y palos de escoba, tendrán que ingeniárselas para lograr que el fuerte se mantenga en pie y cuando lo hayan conseguido tendrán horas de entretención dentro de él.

ideas-para-hacer-con-los-ninos

 

Read More...

Mujer, Sin categoría

Vitamina D y los beneficios para nosotros

Está demostrado que una gran cantidad de gente tiene los niveles de Vitamina D por debajo de lo que se recomienda lo que aumenta el riesgo de perder masa ósea y fracturarse ante un mínimo traumatismo. A diferencia de otras vitaminas, es producida por nuestro organismo, gracias a la ayuda de los rayos ultravioleta. Estos rayos son los que dan inicio al proceso de producción de ella en nuestra piel.

Esta vitamina es almacenada principalmente en el hígado, en la piel, el bazo, el cerebro y los huesos.

¿Cuál es la importancia de la Vitamina D?

Cumple muchísimas funciones en nuestro organismo, entre ellas encontramos algunas como:

  • asegurar la buena utilización y el mantenimiento de los niveles adecuados de Calcio y Fósforo, minerales necesarios en la formación del esqueleto y los dientes.
  • Favorece la coagulación de la sangre.
  • Mantiene en buenas condiciones el sistema nervioso.
  • Crecimiento celular ya que participa en el crecimiento y maduración celular.
  • Sistema inmune: Fortalece al sistema inmune ayudando a prevenir infecciones.
  • Hormonas: En conjunto con la hormona paratiroidea, calcitonina (producida por la glándula tiroides) y los estrógenos, la vitamina D mantienen los niveles del calcio. La vitamina D aumenta la liberación de fósforo y calcio desde el hueso. La hormona paratiroidea (PTH o parathormona, producida por las glándulas paratiroides) aumenta la activación de la vitamina D en su forma activa en el riñón.

¿Qué pasa si tenemos poca vitamina D?

Puede pasar que si tenemos poca vitamina D nos pasen las siguientes cosas:

  • Fractura óseas antes pequeños traumatismos.
  • Debilidad muscular.
  • Dolor en los huesos, mayormente en cadera (dolor tipo reumático).
  • Entumecimiento alrededor de boca y extremidades.
  • Ritmo cardíaco anormal.
  • Alteraciones en el caminar.

¿Por qué se puede producir el deficit?

  • La poca o nula exposición a la luz solar, como es el caso de los mineros.
  • Vivir en zonas excesivamente contaminadas.
  • El consumo de fármacos anti-convulsionantes.
  • Padecer cirrosis alcohólica.
  • Padecer insuficiencia renal.
  • El consumo excesivo de antibióticos.
  • El consumo excesivo de aceites minerales.
  • La ingesta diaria menor de los niveles recomendados.
  • El no poder absorber adecuadamente a nivel del tracto digestivo.

 

 

Read More...

Actualidad, Sin categoría

Muchos regalos puede ser contraproducente

En Navidad hay una imagen que se repite en muchos hogares, los niños ansiosos, al pie del árbol de Navidad, rasgando los papeles de regalos para descubrir qué hay dentro y luego pasar, frenéticamente, al próximo regalo.

 

Se estima que el 80% de los niños españoles reciben cinco o más regalos durante estas fiestas y que muchos reciben 10 veces más regalos de los que necesitan. Sin embargo, esta tendencia consumista que parece haberse instaurado en las últimas décadas no es beneficiosa para los niños. De hecho, hacerles demasiados regalos a los pequeños puede llegar a ser contraproducente.

 

Síndrome del niño hiperregalado

 

En los últimos tiempos se ha apreciado una tendencia muy peligrosa para el desarrollo emocional de los niños, a la que se ha bautizado como “Síndrome del Niño Hiperregalado”. Este problema hace alusión al intento de los padres a compensar con juguetes el poco tiempo que pasan con sus hijos. Como resultado, se produce una “anestesia emocional”, el niño se vuelve caprichoso, egoísta y consumista. Está más preocupado por vanagloriarse delante de sus amigos y compañeros del colegio de la cantidad de regalos que recibieron.

 

De hecho, la tendencia a enfocarse en la cantidad de juguetes, más que en su calidad, también desvela un desconocimiento de los padres de las necesidades de sus hijos. Los juguetes y regalos son importantes en la vida del niño pero estos tienen una función precisa y, bajo ningún concepto, pueden ser un sustituto de la atención y el cariño que deben propiciar los padres.

 

En este sentido, un exceso de juguetes provoca en los niños:

 

  1. Una sobreestimulación.Cuando los niños reciben muchos regalos, no disfrutan de ninguno en especial, o se decantan por el regalo que más les ha gustado, obviando el resto. El exceso de estímulos simplemente les sobrepasa, por lo que muchos de esos regalos terminarán tirados en un rincón. Cuando el niño recibe más juguetes de los que son capaces de jugar, no puede concentrarse en cada uno, por lo que no les saca el máximo provecho.

 

  1. Pérdida de la ilusión.El exceso de regalos puede hacer que el niño desarrolle una apatía total. Cuando el niño está acostumbrado a recibir muchos presentes, considera que es una obligación de los padres, y pierde la ilusión que normalmente implica recibir un regalo y descubrir su contenido. Por tanto, de cierta forma, en vez de embellecer su infancia, le estamos robando una de las emociones más bonitas.

 

  1. Bajo nivel de tolerancia a la frustración.Los padres que le dan a sus hijos todo lo que desean, sin explicarles el sacrificio que se esconde detrás de cada regalo, contribuyen a generar una actitud egocéntrica, de forma que los niños no aprenden a lidiar con la frustración, una capacidad esencial para la vida.

 

  1. Limita la fantasía. El exceso de juguetes termina provocando aburrimiento y mata la fantasía. De hecho, aunque los niños necesitan juguetes para desarrollar tanto sus habilidades motoras como cognitivas, no podemos olvidar que también se puede jugar sin juguetes, y es precisamente en esos momentos, cuando no hay un guión preestablecido, cuando más se desarrolla la creatividad.

 

  1. Desarrolla antivalores. Cuando los niños reciben demasiados juguetes o regalos, les restan valor, no comprenden en su verdadera magnitud el esfuerzo que probablemente han tenido que hacer los padres. Como resultado, pueden desarrollar actitudes consumistas y profundamente egoístas.

 

La regla de los 4 regalos

 

La solución no es hacer que los niños prescindan de los regalos, sino obsequiarles menos presentes, que realmente puedan disfrutar durante el mayor tiempo posible. Para lograrlo, puedes seguir la regla de los 4 regalos:

 

  1. Un regalo que pueda usar, como las prendas de ropa, los zapatos o accesorios similares.

 

  1. Un regalo relacionado con la lectura, ya se trate de un libro en papel o un e-reader.

 

  1. Un regalo que deseen mucho, dirigido a alimentar la ilusión.

 

  1. Un regalo de cualquier índole que realmente necesite.

 

La Navidad es una época de ilusión y alegría, por lo que es el momento perfecto para enseñarles a los niños a valorar otras cosas más allá de los regalos. Háblale de otros niños que no tienen tanto como ellos y anímale a donar algunos de los juguetes que ya no usa y que estén en buen estado.

 

Aprovecha además estas fechas para pasar tiempo juntos. En vez de comprar tantos regalos, planifica actividades de ocio en familia, como ir al cine, al teatro, al zoo o simplemente dar un paseo. Tu tiempo, es el mejor regalo que le puedes hacer. Así lo confirma este emotivo vídeo.

 

(Texto publicado en http://www.rinconpsicologia.com)

Read More...

Familia, Sin categoría

Constelaciones Familiares y la relación con los hijos

Las Constelaciones Familiares surgen desde la psicología transpersonal de la mano de Bert Hellinger en Alemania, en la década del 70, con el tiempo a cruzado fronteras creciendo al punto de transformarse en una “filosofía para la vida” que todos podemos aplicar a nuestro día cotidiano. Se trabajan con un constelador que puede realizar sesiones individuales o grupales.

Las constelaciones hablan también de qué hay detrás de la relación con nuestros hijos. Para los que somos padres o madres de hijos pequeños y no tanto también, podremos reconocer que existen dos grandes tipos de hijos; según palabras de la sicóloga mexicana Martha Alicia Chávez, existen los llamados “hijos oasis”, son aquellos que nacen sabiendo cómo comportarse, son responsables, son fáciles de criar, dan poco que hacer, nos llenan de orgullo con sus gestos y logros; en la otra vereda están los “hijos maestros” (me encanta esta definición), son aquellos hijos que llegan a nuestro mundo a darlo vuelta, ya sea por alguna característica que sale de nuestra “norma”, un flaco en una familia de gordos o un moreno en una familia de rubios o un hijo del sexo “equivocado” (como si eso pudiera ser posible) o cuando simplemente hacen cosas “inadecuadas” que nos incomodan, nos avergüenzan poniéndonos en tela de juicio frente a nuestro entorno, definitivamente nos sacan de la zona de confort, por ellos leemos libros, vamos a cursos o talleres, ampliamos nuestro bagaje de herramientas, en definitiva nos ayudan a crecer, a ampliar nuestros horizontes, a abrirnos a espacios antes desconocidos.

Los “hijos maestros” a la larga son los más sanos emocionalmente hablando, ya que se atreven a expresar todo aquello que la familia calla, todo lo in nombrado que es energía oculta, el hijo la materializa movilizado por un profundo “amor ciego” intentando reparar lo que está separado, incluyendo aquello que es difícil mirar e integrar.

Es una mirada distinta a lo que se acostumbra leer o escuchar por ello daré algunos ejemplos ocurridos en constelaciones para explicarme mejor:

En una ocasión llegó una madre a un taller buscando “constelar” a su hijo de 5 años por las reiteradas rabietas por los más increíbles motivos, estaba en un punto que afectaba el relacionamiento familiar, la inste a reflexionar sobre ¿quién estaba realmente enojado en casa y se lo guardaba?, fue cosa de segundos para que las lágrimas aparecieran y confesara que ella estaba resentida con su marido y era incapaz de enfrentarlo, en ese caso el hijo expresaba el reclamo que la madre callaba; trabajamos la relación de pareja ya que las rabietas eran solo el síntoma y el origen venía de otro lugar.

Un caso que leí y me impactó mucho, se refería a una madre que había perdido a un hijo y frente a la demanda de los otros ella siguió la vida como si nada, guardándose en su interior la pena inmensa de esa separación, “casualmente” (desde lo sistémico las casualidades son inexistentes, todo ocurre para algo) su hijo menor empezó a sacarla de sus casillas con su compartimiento, llegó hasta poner juguetes en la olla de la comida mientras la madre estaba distraída, era tal su impotencia que se encerraba a llorar sola por largos momentos, de esa forma el hijo vivo lograba que la madre llorara al que había partido, cuando ella pudo hacerse cargo de su duelo inconcluso con todo lo que implica, la conducta del niño volvió a la de antes, quedó libre de tener que “ayudar” a su madre.

En otra oportunidad una mujer fue a un taller de constelaciones para entender a su hijo de solo 3 años que estaba triste por la separación de ella con el papá del niño, lo veía decaído según sus palabras; ¿quién era la que estaba realmente triste? Era ella misma que lo proyectaba en su hijo, ella estaba decepcionada por su fracaso matrimonial, en esa oportunidad se trabajó con la familia de origen de esa madre recientemente separada, especialmente con la relación con su propia madre. El hijo era solo el espejo de lo que la madre estaba viviendo. Puede sonar extraño el modo de llegar a una imagen de solución de este modo, lo que sucede es lo siguiente: así cómo es la relación con nuestra madre será la relación que tenga con la pareja, según palabras de Bert Hellinger. Yendo más allá la pareja había colapsado entre otras cosas por el constante reclamo de falta de atención de la esposa, de sentirse invisible y poco valorada en la relación, al indagar en su niñez hubo un abandono in expresado que se la reclama de forma inconsciente al marido, al sanar la relación con su madre, se sobrepone a su propio abandono, crece y puede darse lo que necesita a sí misma.

También los hijos e hijas hacen cosas por su padre, en una ocasión llegó un matrimonio muy dolido con el comportamiento de su hija pre adolescente a la consulta de la Dra. Chávez, antes la hija con el padre eran muy cercanos y compartían tiempo juntos, desde hacía unos meses a esa parte era cosa que se vieran para que las chispas prendieran, todo ello sin razón aparente; la doctora al indagar en la historia del padre descubrió sus humildes orígenes y su pasión por la música, en especial por el piano, el cual era totalmente inaccesible para su familia y lejos de sus necesidades cotidianas, siendo un adulto vio la posibilidad de comprar uno para su hogar y que su hija cumpliera su deseo más preciado de saber tocarlo, para lo cual empeñó hasta un reloj muy valioso; por otra parte la hija se sentía presionada a tomar unas clases que le aburrían y cada vez que miraba el instrumento en la sala ardía en impotencia, al cabo de un par de sesiones el padre pudo decirle a su hija lo decepcionado que se sentía por la indiferencia que ella manifestaba a su anhelo y la hija pudo expresar que ese sueño era suyo y que a ella le interesaban otras cosas. Al conocer cada uno los sentimientos del otro pudieron retomar su relación.

En estos ejemplos, así como en algunas ocasiones vemos a nuestros hijos como una extensión nuestra, sentimos que ellos pueden cumplir con nuestros sueños y anhelos incumplidos, lo cual es un error, ya que aquello que pudo ser valioso para nosotros puede ser indiferente para ellos.

Como en la experiencia de un hijo que quería estudiar ingeniera como su papá y este insistía que fuera en la universidad más prestigiosa del país, el hijo estuvo de acuerdo hasta que vio la malla curricular y la carga horaria, la cual lo hizo desistir de la idea, el padre estaba fuera de sí, quería a toda costa que su hijo estudiara allí y le era incomprensible que por pasar tiempo con los amigos y salir a escalar los fines de semana dejara “su” sueño de lado, amenazó hasta en quitarle el apoyo. En casos como estos, cuando la guía paterna o materna se transforma en exigencia, hay que prestar atención que hay detrás de aquella imposición. Al hacer una introspección en la vida del padre, resultó ser que él hizo solo 2 años en esa universidad y fue incapaz de cumplir con todos los requisitos y renunció, ahora veía en su brillante retoño la posibilidad de hacer realidad ese anhelo frustrado, al poder verlo pudo aceptar y apoyar la decisión de su primogénito que era fiel a su propio destino.

Para las constelaciones, casi siempre este tipo de conductas es para equilibrar algo del sistema que está en desorden, cuando se restituye el orden, mirando hacia donde mira el hijo, todo vuelve a su sitio, la vida fluye sin mayores sobresaltos, ya que el orden encauza al amor.

 

Soledad Sánchez Vivero: Constelaciones Familiares

[email protected] / Facebook SER SERENO / +56 9 9682 3839.

 

Read More...

Hijos, Sin categoría

Gateo: esencial para el desarrollo de los niños

Varias veces hemos escuchado que si un niño gatea esto desarrolla habilidades y capacidades que el niño que no gatea no logra. ¿Cuáles son esas habilidades? ¿Por qué es tan importante que los niños gateen? La página Orientación Andújar nos cuenta sobre la importancia de esto.

El gateo es un proceso que constituye un gran avance para el bebé, a nivel neurológico y de coordinación. El gateo prepara al niño para posteriores aprendizajes, especialmente para el proceso de lectura y escritura; de igual manera le permitirá tener mayor autonomía, pues podrá desplazarse con toda libertad y seguridad por donde él desee. Existen varios puntos que aclaran la importancia de este:

  • El gateo conecta los hemisferios cerebrales y crea rutas de información.
  • Desarrolla el patrón cruzado (éste patrón es la función neurológica que hace posible el desplazamiento corporal organizado y el equilibrio del cuerpo humano).
  • Desarrolla el sistema vestibular y el sistema propioceptivo (ambos sistemas permiten al niño saber dónde están las partes del cuerpo).
  • Desarrolla la convergencia visual y posibilita el enfoque de los ojos.
  • Desarrolla la oposición cortical (que el dedo gordo de la mano se opone a los otros cuatro dedos).
  • Ayuda a medir el mundo que le rodea y el niño se adapta a ese medio.
  • Ayuda a establecer la futura lateralización.
  • Comienza a desarrollar la coordinación cerebral ojo-mano.

Teniendo en cuenta todo lo que el gateo logra probablemente todas queramos que nuestros hijos gateen en su momento. ¿Cómo podemos lograrlo?

Para esto debemos tener en cuenta algunas indicaciones como encontrar un lugar limpio y seguro, no forzaremos que el niño se ponga de pie, dejar que el niño gatee dejándolo más en el suelo y menos en los centros de actividades.

Una forma natural y motivadora para los niños es ponerle objetos que llamen su atención y hacer que los persigan (una pelota, un peluche, un juguete, etc.). Esto se puede hacer cuando los niños ya han desarrollado las etapas previas como sentarse.

Lo más importante es dejar que los niños gateen libremente. Suele pasar que los niños que se ponen de pie sin tener desarrollado todo el sistema se queden como confundidos, miren a su alrededor, se asusten por no lograr mantener la posición tan perturbadora, bajen al suelo y pasen de nuevo una temporada gateando. Cuando el sistema de funciones cerebrales necesarias esté lo suficientemente maduro por sí mismo o convenientemente estimulado, el propio niño se pondrá de pie. Los primero pasos suelen aparecer alrededor del año de vida. Entre los 16 meses y los dos años se afirma la bipedestación.

Pero no pasa nada porque el niño alterne gateo y bipedestación. Y no sólo no pasa nada, sino que, además, ésta es la técnica que acelera la organización cerebral en niños sin problemas o en niños o en adultos que presenten alguna dificultad en el sentido de la visión, en la coordinación, en niños que hayan carecido de la oportunidad de arrastrarse y gatear debido a una malformación de sus caderas, etc. A todos los ponemos en el suelo para que gateen libremente, ya que, aún pudiendo parecer una actividad muy básica y primaria, es fundamental para nuestro desarrollo completo como seres humanos.

 

Read More...