Salud

Verano y días de calor: OJO con la deshidratación en los niños

Durante el verano se alteran algunos hábitos que tanto ha costado a los padres fomentar y mantener durante el año. Esto es normal, pero hay que poner ojo en cómo cambia la rutina y  las necesidades que surgen. Lo natural es que aumenten las horas de juego al aire libre, que cambien la alimentación y el horario y duración del sueño. Así que tenemos que tener mucho ojo con la deshidratación en los niños.

Ojo con la deshidratación

Uno de los factores más evidentes que puede afectar la salud de los niños es el calor agobiante del verano. Para ellos, que están en constante movimiento y muchas veces bajo el sol, puede volverse un problema. Aumenta la temperatura corporal y el organismo intenta compensar transpirando. De esta forma, se pierde más líquido que lo habitual. Aunque el agua no entrega energía, no nos puede faltar porque interviene en numerosas reacciones bioquímicas necesarias para que el cuerpo funcione correctamente.

El principal riesgo es la deshidratación, que tiene diferentes niveles pudiendo ser grave y transformarse en una urgencia con peligro de muerte.  Los más expuestos son los bebés de hasta 6 meses, porque su piel es más delgada y un 70% de su cuerpo está compuesto por agua. A medida que crecen el promedio de agua de su cuerpo va disminuyendo. En los niños entre 1 y 12 años, el porcentaje llega a un 60% del peso y por eso pierden proporcionalmente menos agua que un lactante. Sin embargo sigue siendo fundamental reponer los líquidos perdidos.

La sensación de sed es la que nos da la alerta de que falta líquido en el cuerpo. En el caso de los bebés, que no pueden expresarla claramente, lo que se aconseja en los días de más calor, es darles leche con mayor frecuencia, ya sea pecho o mamadera, ojalá cada 3 horas. “No hay que forzar pero sí ofrecer constantemente. Incluso despertarlos para alimentarlos porque a veces el calor los hace dormir más. Lógicamente lo mejor es ponerles ropa fresca y suelta que prevenga la transpiración excesiva”, dice Angelo Liberona, nutricionista Nestlé Niños Saludables.

En el caso de los niños mayores que ya tienen lenguaje, hay que preocuparse de que tomen la cantidad de líquido necesario de acuerdo a su edad, estatura y peso. Incluso si no expresan sed. En esta tabla hay una recomendación general.

 

EDAD LITROS POR DÍA
0 A 6 meses 0,7 Leche materna
7 a 12 meses 0,8 Leche, alimentos y bebidas complementarias
1 a 3 años 1,3 0,9 lts. en líquidos, el resto en alimentos
4 a 8 años 1,4 1,2 lts. en líquidos, el resto en alimentos
9 a 13 años 2,1 a 2,4 1,6 a 1,8 lts. en líquidos, el resto en alimentos

 

No es fácil saber si un niño está deshidratado, pero si se nota menos activo que lo normal o por el contrario, muy inquieto,  con la boca y los ojos resecos, hace poco pipí y la orina es muy oscura o incluso si llora y tiene pocas lágrimas, hay que preocuparse porque estos son algunos de los síntomas más frecuentes de deshidratación.

En cuanto a qué tomar, la recomendación es beber principalmente agua. Es aconsejable acostumbrar a los niños a tomar este líquido tal como sale de la llave, sin adicionar nada. Es mucho más saludable que cualquier bebida azucarada. Sin embargo,  esta época estival es perfecta para aprovechar la gran variedad de frutas en jugos y batidos o saborizar el agua con rodajas de fruta como naranja, limón, pepinos o la que le resulte más atractiva.

Las comidas también aportan agua, dependiendo de los ingredientes con que han sido preparadas. Entre los alimentos que tienen mayor cantidad de agua están: el pepino, la manzana, el apio, el tomate, el pimentón verde, el melón, la sandía, las cerezas, las frutillas y los cítricos como el limón, la naranja y el pomelo. La leche también es un producto muy rico en agua.

 

5 síntomas que pueden indicar que un niño está deshidratado

 

1.-Boca, labios, lengua y garganta seca o con saliva más densa de lo habitual.
2.- En niños pequeños se pueden observar llantos sin producción de lágrimas y una menor frecuencia en orina o cambio de pañal.
3.- También puede observarse piel seca, irritabilidad e incluso somnolencia y mareos.
4.- En casos graves de deshidratación en bebés, pueden presentarse ojos y partes blandas del cráneo (fontanela) de aspecto hundido.
5.- En niños un poco más grandes se puede identificar si hay: Sensación de sed extrema, orina de color más concentrado, fatiga y somnolencia

 

Read More...

Educación

Pautas para elegir lecturas para niños entre 0 y 5 años

Soy una convencida que la lectura es un hábito maravilloso que les entrega un mundo completo a los niños. Es por eso que los papás jugamos un rol fundamental en que a nuestros niños les guste leer. (Puedes leer nuestro post ¿Cómo incentivar la lectura en nuestros niños?).

Pero un factor que es fundamental para que vayan sintiendo gusto y amor por los libros, es la forma en que se les ofrece el contacto con la lectura: libros acordes a su edad, que tengan buen estado de ánimo, que sientas que está receptivo a la lectura y que no sea una obligación.

Es por eso que hoy quiero compartir con ustedes ciertas pautas para elegir lecturas para niños entre 0 y 5 años que entrega la Editorial SM en su blog www.literaturasm.com acerca de este tema.

Características de los libros

Lo primero que nos entrega son recomendaciones de qué características debería tener un libro recomendable para los niños:

  • El texto debe ser breve y claro para que el niño no pierda interés en la historia.
  • Una buena historia invita a la participación del niño o a que se identifique con los personajes o las situaciones.
  • Un libro que juegue con el lenguaje, con repeticiones sencillas, rimas, onomatopeyas o palabras sonoras, ayuda a llamar la atención del pequeño.
  • Tanto las ilustraciones, como los materiales o el formato del libro también son importantes a la hora de elegir.
  • Los colores vivos y los contrastes, así como las diferentes técnicas de ilustración (dibujo, fotografía collage…) ayudan a establecer un lazo de comunicación con el niño.

Además, debemos tener en cuenta que existe un tipo de libro para cada ocasión:

  • Libros blandos, de tela o plástico, o duros de cartón con punta redondeada para ser manipulados por los propios niños.
  • Libros para narrar y enseñar conceptos y valores, como es el caso de los cuentos tradicionales que todos hemos escuchado alguna vez. Este tipo de historias acercan a los pequeños al mundo que les rodea.
  • Libros para jugar con desplegables, piezas móviles, troqueles y sorpresas varias que animan al niño a tomar parte activa en el relato.

Libros según edad

Ahora veremos los libros recomendados según la etapa de vida en la que están:

Niños de 0 a 3 años

Para un bebé de pocos meses son adecuados los libros blandos, como los de tela, y de dimensiones reducidas para que los pueda coger o chupar sin riesgos. De entrada, nanas y canciones pegadizas para reconocer las partes del cuerpo son recomendables.

De 6 a 12 meses es buen momento para los libros-juguete de materiales resistentes y de fácil manejo en los que el niño pueda advertir objetos o personajes de su entorno.

Entre 1 y 2 años podemos escoger libros en los que la imagen predomine sobre el texto, con ilustraciones de todo tipo.

De 2 a 3 años es el momento en el que el niño comienza a disfrutar de historias secuenciadas. Mientras se las leemos podemos motivarle para que se exprese y dé sus puntos de vista sobre los hechos de la narración.

Niños de 3 a 5 años

Un libro para niños de estas edades debe, ante todo, entretener. Las ilustraciones son fundamentales para captar la atención y facilitar la comprensión de la historia. En cuanto al texto, debe ser breve con un lenguaje sencillo y sonoro, en tanto que el esquema de la trama ha de seguir la secuencia comienzo-sucesos-desenlace. Se recomiendan:

  • Libros participativos en los que el niño busca un personaje u objeto o repite una frase.
  • Libros informativos sobre colores, contrarios, formas, números, animales…
  • Libros troquelados o desplegables para el juego creativo.
  • Libros con personajes llamativos cuyas personalidades estén diferenciadas (alegre, triste, simpático, tierno, travieso, inteligente…).
  • Libros que traten temas con los que el niño se sienta identificado y le ayuden a superar sus temores (ir al médico, a la escuela, dormir a oscuras, comer verduras…).
  • Libros con formatos y contenidos variados y más complejos para primeros lectores, como adivinanzas, libros de preguntas y respuestas, cuentos populares…

Read More...

Reseñas de libros, Salud

¡Vamos a cocinar! Un libro para disfrutar con los niños

Debo reconocer que cocinar no es mi fuerte. Nunca me ha gustado mucho hacerlo. Pero últimamente, he empezado a encontrarle cariño a cocinar junto a mi hija. Partimos con los típicos muffins y galletas y lentamente, ella sobre todo, ha ido experimentando con nuevas cosas. Es ahí cuando llega a mis manos el libro ¡Vamos a cocinar!

Libro ¡Vamos a cocinar!

Es por eso que cuando recibí el libro ¡Vamos a cocinar! de Smiley kids me encantó. No solo por las recetas que trae, sino que por todo lo que entrega para que nosotros, los padres, acompañemos a nuestros hijos en este camino de la alimentación saludable.

Muchas veces nos complicamos más de la cuenta con el tema de la alimentación de los niños. Nos cuestionamos sobre los alimentos adecuados para los niños, cómo presentarles estos alimentos, cómo podemos hacer que coman más fruta y verdura, entre tantas otras preguntas que nos hacemos día a día.

Una de las cosas que más me gustó del libro ¡Vamos a cocinar! es que encontramos información didáctica, clara y entretenida sobre la alimentación de los niños. Además, nos invita a conocer más sobre la alimentación saludable y cómo podemos ir incorporándolas en el día a día a través de recetas que ¡podemos cocinar junto a nuestros niños!

Recetas que podemos encontrar

Las recetas que podemos encontrar van desde papillas y purés básicos (de vegetales, de papas, de zapallo, frutas), desayunos ricos y saludables, smoothies y aguas de colores (ideales para los días de calor), snacks livianos, ricos y saludables, alimentos para disfrutar esos momentos especiales o simplemente cuando tenemos mucha hambre.

¡Vamos a cocinar! fue escrito por Lacey J. Mauritz,  y Alejandra Rivero, ambas de Smiley Kids y nutricionistas. Lacey es nutricionista, es de Estados Unidos y vive en Chile hace dos junto a su marido, a sus dos hijos y dos perros. Pueden conocer más de ella en su sitio web www.lagringanutricionista.com

Bueno, las invitamos a disfrutar de ¡Vamos a cocinar! junto a sus niños. Un gran regalo para toda la familia.

Para más información sobre el libro y sus puntos de venta pueden visitar www.smileykidsfood.com

 

Read More...

Familia

Cuida la piel de los niños este verano y usa el bloqueador solar de manera correcta

El verano es por lejos la estación favorita del año de mis niños. Pasan todo el día en el agua y jugando bajo el sol. Por eso, el cuidado de su piel es muy importante para nosotros. Entonces, una de las cosas que más ocupamos en esta casa, es el bloqueador solar.

El correcto uso del bloqueador solar es fundamental para lograr la correcta protección de los niños. Este verano estoy feliz porque un clásico ha vuelto con una imagen totalmente renovada. Se trata de Rayfilter (siii la misma que ocupaba yo cuando chica) que vuelve con unos de sus productos más clásicos y amados: las barras de colores.

La marca presentó su nueva propuesta para esta temporada con una gama de productos diferenciada por factor de protección solar (FPS 30, 50 y 50+) y tres líneas pensadas en las necesidades de cada etapa: Baby, Kids y Adulto; todos desarrollados con una fórmula clínicamente testeada, sin parabenos, hipoalergénica, no grasa y libre de residuos, manteniendo su propuesta de calidad y tradición de siempre que la han posicionado como una alternativa confiable para toda la familia.

Correcta aplicación del bloqueador solar

Ahora, cómo les decía antes, la correcta aplicación del bloqueador solar es fundamental. Algunos tips para hacerlo son:

Cubrir toda la piel extendiendo el bloqueador solar

Al momento de aplicar el protector solar se debe frotar y extender la crema por todas las partes del cuerpo que quedan expuestas al sol, sobre todo en la cara, no dejando de lado las orejas. OJO nunca debes aplicar en los párpados, ya que pueden causar irritaciones.

Aplicar 30 minutos antes de salir

Esto es ley. Los componentes del bloqueador solar comienzan a hacer efecto a los 20 minutos de aplicado.

Aplicar cada dos horas

Lo recomendable es aplicar el bloqueador solar cada dos horas. Ahora, debes considerar que los niños están mucho tiempo en el agua, juegan y corren bajo el sol de manera casi ininterrumpida.

Se debe aplicar bloqueador solar también en días nublados

Los rayos solares son tan potentes que tienen la capacidad de atravesar las nubes. No nos confiemos y apliquemos el bloqueador solar todos los días, independiente del clima.

Zonas sensibles

Las zonas donde la piel es más delgada es más propensa a quemarse con el sol. También lo son las que sobresalen, por ejemplo, la nariz y los hombros.

No olvidar ninguna zona

Si bien podemos ser muy meticulosas al momento de aplicar el bloqueador solar, no olvidemos zonas como el empeine de los pies, las rodillas y las orejas. Las quemaduras acá son muy fuertes y muy dolorosas también.

 

 

 

 

 

Read More...

Educación, Reseñas de libros

Caperucita Roja y Abuelita, detectives privados 2 un libro imperdible para los niños

La Caperucita Roja es un clásico de la literatura infantil. Debe tener más de mil versiones y pasa de generación en generación gracias a que sigue siendo uno de los cuentos tradicionales favoritos de los niños.

Las versiones que más conocemos de la Caperucita Roja y que son parte de la memoria colectiva de varias generaciones, son las de Charles Perrault y Los Hermanos Grimm. Cada uno de ellos, con su particularidad para narrar esta historia de una niña que va a ver a su abuelita y se encuentra con un lobo en el camino.

 

A través del tiempo han sido miles los escritores, ilustradores y artistas que han querido darle su propio tinte a este clásico. Unos se acercan más a un formato más oscuro, y otros, buscan darle un giro a la historia.

Caperucita Roja y Abuelita, detectives privados 2

 

Es acá donde Caperucita Roja y Abuelita, detectives privados 2 toma forma. En esta segunda parte, siguen los misterios y ahora, junto al lobo, deben resolver el misterio de quién se ha llevado la flauta del menor de los tres chanchitos, y de encontrar una princesa que bese al sapo para transformarse en ese esperado príncipe.

Caperucita Roja y Abuelita, detectives privados 2 es muy entretenido para los niños. Tiene una mezcla de humor muy interesante, donde cada personaje es importante para develar los misterios. Además, tiene la particularidad de involucrar a los niños en las decisiones de los protagonistas.

Paz Corral (textos) y Fabiola Lozano (ilustraciones) logran llevar una historia coherente y esperada para que los niños que están empezando a leer sean capaces de comprender y entender la historia.

Las ilustraciones acompañan muy bien los textos y son entretenidas y muy cercanas a los niños. Utiliza una mezcla de formatos (cuentos, tipo comic, ilustraciones alusivas a videojuegos) que hace que los más chicos se sientan atraídos y familiarizados con lo que ven.

 

Un punto que me encantó es la mezcla de distintos cuentos tradicionales que los niños conocen y entienden: Caperucita Roja, Los tres chanchitos, El flautista de Hamelin, La princesa y el sapo. Junto a ellos, la historia se va tejiendo para ir descubriendo qué pasa.

También, busca romper con los estereotipos establecidos en el inconsciente colectivo, como el que el lobo es siempre el malo, o la princesa es siempre rosada y perfecta.

Caperucita Roja y Abuelita, detectives privados 2 es un libro de Zig-Zag y pertenece a su colección Lectorcitos a partir de 6 años. Pero recuerden siempre que los libros son para quién los quiera leer.

Read More...