Hijos

Gritos de los hijos, frustración de los padres

Cuando tu hijo está gritando sientes que vas a perder la cabeza y quieres callarlo a gritos. ¿Cómo puedes hacer que tu hijo deje de llorar y calmarte al mismo tiempo?

Hoy en día existe una nueca tendencia a ser padres llamada Paternidad Positiva que te enseña a tratar con las situaciones más difíciles y frustrantes en la vida de un padre sin perder la paciencia, ni tener que gritarle o pegarle a tu hijo. Esta tendencia habla de disciplinar a nuestros hijos con paciencia y amabilidad mientras mantienes tu autoridad. Este nuevo concepto de paternidad positiva te permite crear una relación fuerte con tus hijos, mostrándoles que son valiosos y que los respetas. A cambio, tu hijo va a respetarte y confiar en ti porque saben que no los vas a dejar solos sin importar la situación.

¿Qué tenemos que hacer? Aquí están los primeros pasos:

Deja de lado los gritos: la mayoría de los padres se sienten frustrados con el llanto de sus hijos y empiezan a alzar la voz o incluso golpearlos. Esto podría funcionarte con adultos pero no con niños. Subiendo el tono de voz solo consigues que tu hijo se ponga más ansioso. Sin importar la edad de tu hijo, cuando esté gritando tu unica “arma” es bajar la voz y hablarle de forma suave. Esto ayudará a que tanto tu como tu hijo se calmen. Cuando los niños ya saben hablar este tono de voz los impulsa a hablar y compartir lo que les está ocurriendo, lo que resuelve el problema.

Habla con tu hijo: Cuando un niño llora es porque necesita algo. Llorar es la primera forma que aprendemos para comunicarnos así que los niños chicos siempre van a llorar cuando quieran algo en vez de hablar. Para calmarlo, habla con tu hijo y ten paciencia. Esto le demostrará a tu hijo que lo quieres incluso cuando la situación no es agradable para ti. Esto construirá un fuerte sentido de respeto entre tu hijo y tu.

Practica la paciencia: Este es un método extraño pero te ayudará a ti y a tu hijo así que pruébalo. Cada vez que te sientas frustrada y creas que ya no puedes soportar más del llanto de tu hijo, cuenta hasta 10, respira profundo y visualizate en un lugar relajante. Esta pequeña pausa te calmara y te dará el poder para seguir adelante. Mientras más lo practiques más facil será calmar a tu hijo y entender cuales son sus necesidades.

Tomate un tiempo fuera: Hay momentos en que respirar y contar no son suficientes; ahí es cuando necesitas un verdadero descanso. No te culpes cuando sientas que necesitas un tiempo fuera porque a largo plazo esto beneficiará a tu hijo más que si tu sigues en lo que están. Si tienes un bebé deja a tu hijo con alguna máquina que haga ruido (el útero es un lugar ruidoso) y tómate 10 minutos de descanso. Puede que esto haga que tu hijo se calme. Si tu hijo es mayor, es más complicado dejarlos en un solo lugar pero has todo lo que puedas por lograrlo (incluso si es necesario cerrarles la puerta de la pieza). Déjalos por un par de minutis y cuando tu estés calmada de nuevo toma a tu hijo y habla con él. TE vas a dar cuenta que es mas fácil entenderlos cuando tienes paciencia.

Ser padres no es un trabajo fácil así que si sigues teniendo problemas busca grupos de apoyo o pregunta a otras mamás qué es lo que ellas hacen. Compartir experiencias nos ayuda a todos.

(lifehack.org)

Read More...

Salud

Avispas al ataque… hora de combatirlas

Muchas habrán escuchado o visto la campaña que está haciendo el Indap para atrapar las avispas pero ¿por qué lo están haciendo? ¿Qué tienen ellas que no las queremos en Chile?

La respuesta es bastante simple. Aparte de lo desagradables que son porque pican muy fuerte (más bien muerden) y se comen la carne del asado, son una especie que introdujeron a Chile y que está acabando con nuestras abejas y todas las consecuencias que eso trae a nuestro medio ambiente.

La importancia de ver este video ahora es que el período comprendido entre septiembre y noviembre las avispas salen a construir sus nidos para así evitar que se multipliquen. Si logramos cazar a aquellas que están buscando dónde anidar evitaremos que creen sus nidos y se reproduzcan. Otro período para cazar avispas es entre los meses de marzo y abril.

Hacer la trampa no es complicado y puede ser incluso un lindo proyecto para hacer con nuestros hijos. Para hacerlo solo necesitarías una botella desechable y vinagre de manzana. ¿Qué más fácil? Disfruta de una tarde junto a tus hijos realizando la trampa y luego sale a la búsqueda de un lugar donde pueda ser efectiva. Pueden incluso hacer especulaciones de cuántas avispas van a atrapar o inventar problemas matemáticos a partir de esto, por ejemplo, podemos decir si tenemos 5 trampas y en cada trampa caen 3 avispas ¿cuántas avispas habremos cazado?. Incluso podemos trabajar en base a las ciencias naturales, lenguaje (características de las avispas como adjetivos calificativos, etc).

Ayudar en esta campaña puede ser un aporte, nuestro pequeño grano de arena para hacer un planeta más equilibrado, eliminar las amenazas a especies de nuestro entorno, evitar de alguna forma la extinción de las abejas.

Así que manos a la obra, hora de buscar un buen lugar para poner nuestras trampas y empezar a fabricarlas.

 

 

Read More...

Hijos

Pataletas, la importancia de acoger a los niños cuando tienen una

Al leer la palabra pataletas se viene a la mente la imagen de una niña o niño descontrolado, pateando, llorando, gritando y exigiendo la atención de un adulto, que no siempre sabe cómo reaccionar ante este episodio. “Tal vez, la mayoría de esas veces hayas podido mantener la calma, logrando acogerlo, enseñándole como procesar su emoción. Tal vez, otras tantas, te puedes haber sentido superado, retándolo duramente o enviándolo a su pieza, mientras tú buscabas retomar tu autocontrol”, señala la psicóloga de la Dirección de Asuntos Estudiantiles de la Universidad del Pacífico, Carolina Pollman.

La especialista indica que cuando nos vemos enfrentados a la crianza es normal que surjan dudas sobre la mejor manera de manejar ciertas situaciones con los hijos y, entre ellas, están las pataletas, las que puede hacernos sentir a ratos confundidos sobre cuál es la mejor estrategia para lograr que los niños crezcan sanos y felices. “Además, es frecuente escuchar hasta hoy comentarios alusivos a que los niños se van a malcriar si se les pone atención cuando hacen pataletas”, agrega la experta.

Entonces, ¿qué hacer? “Desde la psicología, es clara la relevancia que tiene un apego seguro en el desarrollo infantil. El apego se refiere a la necesidad primaria de los bebés y niños de establecer lazos cálidos, sólidos y cercanos con sus cuidadores, pudiendo ser la madre, el padre u otro cuidador. El ser humano nace dependiente y desvalido, por lo que los bebés y niños necesitan de esa cercanía, cuidado, amor y protección para sobrevivir. Tanto como requieren respirar o alimentarse, necesitan desarrollar vínculos profundos, en los cuales sentirse contenidos”, explica la profesional.

Es en esa relación segura e íntima donde aprenden que sus necesidades emocionales son dignas de ser consideradas y se vivencian como personas importantes. “Es decir, donde son capaces de sentar las bases para la autoestima y para el establecimiento de relaciones nutritivas con los demás. Solos o alejados del adulto, simplemente no pueden regular sus emociones ni satisfacer sus necesidades”, aclara.

Es por eso que es importante atender el llamado de los niños. “Cuando los niños (bebés e infantes) sienten que son vistos y que sus necesidades son consideradas y atendidas, van aprendiendo a regular su estrés, como puede ser frente a una sensación interna de malestar que aparece cuando tienen hambre, frío, soledad, dolor, sueño, miedo ante un ruido fuerte, etc., desarrollando conductas de apego –como el llorar o llamar– que les permiten llamar la atención del cuidador y recibir, en el caso de una relación de apego sana,  cercanía, cuidado y confort”, plantea Carolina Pollmann.

Un cuidador sensible y receptivo a las pataletas del niño y otras señales de desregulación emocional, realizará a su vez comportamientos orientados a calmarlo y disminuir su estrés. “Es bueno abrazarlo, acompañarlo, hacerle cariño, ayudarle a cambiar temporalmente su foco de atención y hablarle para que se calme”, sugiere.

Por el contrario, si no se hace este tipo de acciones, lo único que se logra es aumentar el estrés. “Si como padres consideramos que las pataletas son estados negativos que los niños tienen que regular solos, como cuando los enviamos a su pieza para que pasen un ´tiempo fuera´ o los retamos, lo único que lograremos es que el estrés de los niños aumente y, además, aprenderán e internalizarán que cuando se sienten mal y no saben cómo pedir ayuda, el cuidador los deja solos”, advierte la especialista.

Pollmann añade que cuando un hijo hace pataletas es cuando más necesita a su madre, padre o cuidador. “Requiere que lo veas y consideres, pues te está mostrando que no puede manejar su emocionar sin tu ayuda. Requiere confiar en ti y tener la seguridad de que si le pasa algo al enfrentar nuevos desafíos, como es cuando se asusta, se cae o se preocupa, podrá acudir a ti y contar con tu ayuda. Desde esa experiencia fundante logrará posteriormente confiar en otras personas y establecer lazos profundos, aprendiendo a manejar el estrés”, asegura.

Por ello es importante que los adultos a cargo de estos niños también acudan a sus recursos internos. “Alguna imagen, recuerdo positivo, frase  o gesto acogedor, aprendizaje sobre cómo otro significativo te enseñó en el pasado a regular tus emociones. Por ejemplo, recordar que cuando me sentía triste por algo, mi abuela me escuchaba sin hacer muchas preguntas, me acompañaba y me preparaba leche asada”, nos aconseja la experta de la Universidad del Pacífico.

Para la psicóloga es importante hacer todos los esfuerzos en este tipo de situaciones. “Junto con acoger a tu hijo, en la medida que va creciendo es clave modelarle maneras adecuadas de expresar su enojo o malestar, poniendo límites claros y ayudándole a poner nombre a sus emociones y, de ese modo, identificando qué necesita para recuperar su tranquilidad, en un vínculo que él sienta como disponible y presente”, acota.

También es clave recurrir a algún tipo de ayuda si este trabajo no es fácil. “Si evocar una experiencia contenedora personal en este momento de la vida te está resultando difícil, tienes todo el derecho a tomarte un tiempo para tranquilizarte y/o acudir al apoyo de otras personas si ves que te sientes superado, pues ser padre y madre es algo que aprendemos día a día”, finaliza.

 

 

Read More...

Sociedad

Alergias primaverales ¿Cómo influye el cuidado de la casa?

Polen, moho, polvo, humedad, caspa de animales y telas irritantes al contacto con la piel, son los principales agentes que pueden causar alergias. Sin contar los alimentos y los fármacos, todos los demás están presentes en cualquier hogar, más aún en esta época del año, cuando la primavera comienza.

Las alergias son respuestas exageradas del sistema inmunológico (las defensas de nuestro organismo) al entrar en contacto con determinadas sustancias, llamadas alérgenos. La aparición de éstos, recrudece en primavera, sobre todo por los pólenes.

Dentro de las principales molestias que generan las alergias se encuentran la dificultad para respirar, congestión nasal, tos, estornudos, hinchazón, picazón en los ojos y erupciones dermatológicas. Si bien se cree que la principal causa es la transmisión genética, existen otras teorías que indican que las alergias también se producen por experiencias traumáticas o bloqueos energéticos.

Aunque no son visibles, los hogares albergan muchos alérgenos. A continuación entregaremos algunos tips básicos para mantener alejadas las alergias de toda la familia.

Rolf Bosshardt de la industria química Excell Chile, señala que en primavera es muy importante realizar una correcta ventilación de los espacios del hogar, sacudir frazadas, cojines, sillones y cortinas. Asimismo, recomienda el uso de productos desarrollados especialmente para la eliminación de ácaros y hongos. “Para prevenir las alergias, Excell Chile tiene en el mercado el Shampoo para Alfombras y Tapices, el Perfumante de Telas y el Suavizante Ultra Líquido Concentrado, con los cuales podrán eliminar el 99,9% de los ácaros y hongos, tanto de la ropa como de las superficies”.

Para el cuidado de la piel, sobre todo de los niños más pequeños y disminuir el riesgo de reacciones dermatológicas, “hemos desarrollado el Detergente Hipoalergénico _ certificado por el Departamento de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile_ que además de limpiar, deja la ropa esponjosa y preparada para un planchado más fácil, lo que evita tener que adicionar otros productos”, explica Bosshardt.

alergias-excell

Para evitar el polvo, otro alérgeno presente en los hogares, “una buena solución son los Traperos de Microfibra de Excell que atrapan la suciedad sin dejar pelusas ni residuos. En tanto, los Traperos Húmedos, al ser desechables, evitan la recirculación de los alérgenos en el hogar, además de los limpiadores de pisos que eliminan el 99,9% de las bacterias”, concluye Rolf Bosshardt.

 

Read More...

Hijos

Padres de hijos exitosos: 10 cosas que hacen en común (según la ciencia)

Todos los que somos padres queremos tener hijos exitosos pero hacer esto una realidad es otra cosa. No hay receta para criar a los hijos, sin embargo los psicólogos han descubierto algunas cosas en común entre los padres de hijos exitosos.

  1. Los niños tienen tareas en la casa de manera regular: cuando se les da tareas regulares desde que son pequeños, los niños desarrollan un sentido de responsabilidad y confianza en ellos mismos convirtiéndose a la larga en personas que colaboran en el trabajo, más empáticas. Es importante, según los expertos, que las tareas y la mesada sean cosas diferentes ya que los estudios demuestran que la motivación externa puede disminuir la interna.
  2. Establecen altas expectativas: es esencial tener expectativas altas pero realistas. Más seguido de lo que crees los hijos crecen en base a las espectativas que se les han establecido. El truco es poner la vara lo suficientemente alta para que tu hijo teng que esforzarse por lograrlo pero sea capaz de hacerlo. Establecer metas altas y realistas lleva a tu hijo por el camino del éxito.
  3. Desarrollar buenas habilidades de afrontamiento: tenemos que enseñarle a los niños a manejar su rabia, demorar las gratificaciones y manejar correctamente los conflictos para lograr tener éxito. Darles unas cuantas estrategias de afrontamiento saludables pueden llevarloa saber manejar sanamente sus preocupaciones.
  4. Dar espacio para fallar: el trabajo de un padre es minimizar los riesgos no eliminarlos. Es importante que los padres entendamos que el fracaso es una gran parte del éxito. Los estudios demuestran que más se saca del fracaso que del éxito así que dales el espacio de fallar por muy complejo que se te haga pues les ayuda a desarrollar carácter y resilencia.
  5. Desarrollar habilidades sociales: hoy en día la inteligencia social es tan importante como la inteligencia intelectual. Un estudio realizado a 700 niños demostró que aquellos que son socialmente competentes llegaban más facilmente a terminar los estudios superiores y a tener un trabajo a tiempo completo a la edad de 25.
  6. Pasar tiempor de calidad con los hijos: no basta con estar sentado al lado de ellos, la idea es que cuando estes con tu hijo te preocupes de mantenerlo estimulado e interactuar de forma que se sientan atraídos a hacer cosas (ojo entretenidos no estresados).
  7. Desarrollar la tenacidad: motivar a los niños a que terminen las cosas aunque estas sean poco placenteras o difíciles los lleva a estar más cerca de una vida exitosa. Enseñarles la actitud de “yo puedo” es impresindible antes de que el niño se convierta en adulto.
  8. Practica estas tres palabras con tus hijos, Firme, Justo y Amigable: las consecuencias que tendrán los actos no deseados deben estar claramente establecidas o estas deben tener relación con la conducta a reprender. No importa lo que haya hecho tu hijo, mantén el tono firme pero amigable y abierto a la conversación.

Esperamos que estos consejos les ayuden a lograr la tan codiciada meta.

Basado en texto publicado en lifehack.org

 

Read More...

Hijos

Ansiedad en los niños ¿Qué factores influyen?

Muchas veces la ansiedad puede ser confundida con el Síndrome de Déficit Atencional, ya que mucha tensión o la inestabilidad emocional, pueden provocar un cuadro ansioso que se manifiesta como falta de concentración, dolores físicos, irritabilidad e incluso agresividad.

Hay estudios que indican que algunos rasgos de los niños los predisponen a presentar cuadros ansiosos: niños más bien tímidos, que les cuesta expresar sus emociones, que sean hijos de padres ansiosos o que existan antecedente de depresión en la familia. En todo caso, el factor que gatilla el cuadro ansioso generalmente es externo al niño, algo en el entorno que lo rodea.

La gran diferencia existente entre un adulto ansioso y un niño ansioso es que el niño no puede expresar verbalmente lo que siente, por lo que su única salida es demostrarlo con sus actos. Es por esta razón que comienzan a estar más intranquilos, dormir mal en las noches, a pegarle a los compañeros, a asustarse por cosas que antes no los asustaban o dejar de prestar atención en clases.

Es de vital importancia tener precaución al hacer el diagnóstico ya que si se confunde la ansiedad con déficit atencional y se le medica Ritalín, los efectos en el niño son de una activación aun mayor (que es lo contrario que se espera de este fármaco).

Muchas veces los cuadros ansiosos no son detectados a tiempo ni por los padres ni por los profesores. El problema de esto, es que cuando es diagnosticado suele ser demasiado tarde y cuando ya se ha comprometido la salud de los niños, ya que empiezan a existir síntomas físicos como dolores de cabeza y de estómago. El niño está tan nervioso que prefiere evitar asistir a algunos lugares o eventos, se sienten agobiados. En el fondo, lo que está ocurriendo en el niño es que está teniendo pensamientos angustiosos que le hacen estar inquieto, con preocupaciones y temores intensos que no lo dejan “funcionar como corresponde”.

¿Qué podemos hacer para evitar esta ansiedad?

La doctora Lidia González, psiquiatra de la Universidad de Chile, sugiere:

  • Tratar al niño como una persona sin dejarlo al margen de lo que está ocurriendo en su entorno. Lo mejor es hablar con ellos de forma simple y con términos e información que sea capaz de procesar. Por ejemplo, si uno de los padres queda sin trabajo o si están pensando separarse lo mejor es contarle al niño.
  • Por otro lado, si los papás están tensos y alterados hay que tener cuidado de no descargar esa tensión en los niños retándolos por cosas que normalmente se les permite hacer porque el niño puede sentir que los problemas de la casa son por su culpa.
  • Cuando el niño vaya a enfrentarse a una situación nueva hay que explicarle cómo será para que esté preparado.
  • Es de vital importancia cumplir las promesas. Si uno promete ir a buscar a un niño a las 2 debe llegar a esa hora pues si no es así el niño pensará que no va a llegar o que lo perderá para siempre.

Foto portada: www.healthywomen.org

Read More...

Educación

Atención en un niño y algunas formas de mejorarla

La atención es una capacidad que se va desarrollando en la medida que crecemos pero no siempre es suficiente a la hora de empezar a estudiar y hacer tareas. Que un niño tenga la capacidad de poner atención en algo no significa necesariamente que sabe concentrarse así que si tu hijo tiene dificultades para concentrarse te invitamos a poner en práctica estas estrategias propuestas por Isar Monzón.

Ambiente propicio: a la hora de poner atención es importante que el lugar y las condiciones sean las adecuadas para el niño, esto requiere que pongas atención a algunos aspectos:

  • buscar el espacio adecuado para la actividad a realizar (si es estudio que sea un lugar iluminado, silencioso dentro de lo posible y aireado) intentando dejar esse espacio como el establecido para ello cosa de que el niño asocie el lugar a la actividad lo que predispone a la actitud acorde a la actividad y como consecuencia trae mayor concentración.
  • Tener preparado todo lo necesario para no tener que ir a buscar materiales o diferentes cosas porque interrumpen la concentración. Es bueno darles una pequeña colación antes de empezar para que no tengan que levantarse a comer algo.
  • Evitar distracciones como la tele, el computador o la radio. La música tranquila puede ayudar a algunas personas a concentrarse pero nunca debe ser música con letras porque esto hace que se centre la atención en seguir la letra más que en la tarea.
  • Poner objetivos de corto plazo para que la meta sea alcanzable y es más fácil de planificarse lo que es base para la atención. Además cuando el niño ve que va cumpliendo sus objetivos mejora su motivación.
  • Subrayar, hacer esquemas y resumir ayuda mucho a los niños que se distraen con facilidad.
  • Aumentar la motivación con comentarios positivos y motivar al niño a autoreforzarse, es decir, que el mismo se felicite y sienta orgullosos de sus resultados.

 

Juegos y ejercicios para mejorar la concentración:

  • Los rompecabezas son un excelente ejercicio de observación que exigen una gran concentración al mirar las piezas.
  • Copiar dibujos implica fijarse mucho en los detalles.
  • Los dibujos con números le obligan a fijarse y unir las líneas o colorear de acuerdo a lo indicado.
  • Los juegos de  memoria o juegos de parejastambién requieren mucha atención
  • Los juegos de buscar diferenciasejercitan la atención sostenida.
  • Relacionar textos con dibujos o colocar una tira cómica en el orden adecuado es divertido y ayuda a la concentración.
  • Aprender la letra de cancioneso poemas es también un buen entrenamiento.
  • Las sopas de letras también se resuelven con mucha atención.
  • Los laberintos son divertidos y necesitan atención e inteligencia espacial.
  • Los mandalas para colorear son un excelente ejercicio de concentración.
  • Los dibujos abstractos muy complejos,con muchas casillas pequeñas.
  • En general, todos los juegos de mesacomo naipes, dominó, juego de la oca, ludo unen la diversión con la obligación de concentrarse durante largos periodos.

 

 

Read More...

Salud

Higiene postural ¿Cómo cuidar la espalda de nuestros niños?

La postura de los niños es fundamental para que su desarrollo sea correcto. Cuidar las posturas, el peso de las mochilas, cómo se sientan, entre otras tantas, cosas se le conoce como higiene postural.

Los niños pasan mucho tiempo en el colegio y en otros lados que no son la casa, es por eso que crear hábitos de correcta higiene postural es fundamental para que desde pequeños lo vayan internalizando. Los padres jugamos un rol fundamental acá (al igual que en la creación de cualquier hábito en los niños).

El tema pasa por ciertos factores que podemos ir corrigiendo para que la espalda de nuestros niños no sufra y o no haga esfuerzos innecesarios, como por ejemplo el peso en las mochilas. La musculatura de los niños, por ejemplo cuando pasan a primero básico, es aún débil por lo que un peso excesivo puede conllevar problemas de higiene postural a largo plazo.

Los especialistas entregan ciertas recomendaciones que podemos hacer en nuestras casas para ayudar a los niños con su higiene postural:

1.- Lo primero siempre va en relación a lo que les entreguemos en la casa. Formar hábitos correctos desde pequeños es fundamental.

2.- Tener mucho ojo al momento de elegir la mochila de los niños para el colegio. Las que recomiendan son aquellas que tienen varias sujeciones: hombros, cintura, pecho para distribuir correctamente la carga. Si ésta ya es mucha, lo recomendable es con ruedas.

3.- Al sentarse en el colegio en su puesto, es fundamental que lo hagan con la espalda totalmente apoyada en el respaldo de la silla.

4.- Lo mismo a la hora de hacer tareas en la casa. Debe ser correctamente sentado y apoyado en el respaldo de una silla (es acá donde debemos corregir para que solos vayan internalizando el sentarse bien y lo repitan en el colegio).

5.- Fijarse en nuestros niños y si vemos algo que no nos parece correcto, consultar inmediatamente con un especialista.

6.- Practicar deporte, sobre todo natación que ayuda mucho a la higiene postural.

 

 

Read More...

Columnas

Recibir lo positivo

Alexandra Pavletich nos habla de la importancia de recibir las cosas positivas que nos trae la vida. Aquí les dejamos su columnapara que puedan practicarlo.

Enfatizar los aspectos positivos de la vida, focalizarnos en lo bueno de cada momento, expandir las sensaciones positivas y mantenernos ahí por el máximo de segundos que podamos cada vez (10, 15, 20, 30 segundos),  recablea nuestro cerebro hacia la felicidad.

Eso amplía nuestra capacidad de disfrutar la vida de manera espontánea, sin que tengamos que hacer un esfuerzo para lograrlo.

Una querida amiga mía, que comparte mi interés por estos temas, me comenta:”¿por qué nos cuesta tanto ser disciplinados y practicar estos ejercicios a diario?” entendemos lo importantes que son estas microprácticas para nuestro bienestar, pero sólo con entender no es suficiente.

Una forma de ayudarnos a practicarlos, consiste en significarlos como autocuidado, amor a sí mismo, cariño, regaloneo personal…y claro, nadie lo puede hacer por nosotros. En vez de decirnos “tengo que hacer este ejercicio a diario”, podemos decir, “qué rico quererme tantas veces al día”. “Qué bueno que hago cosas positivas por mi”, “Me encanta darme este momento”.

Yo le digo a mis pacientes: “quererte no es algo abstracto, no son palabras en el aire”. Así como queremos a alguien haciendo cosas concretas por nuestro ser amado, también hacemos cosas concretas por nosotros mismos.

Práctica de Recibir lo Positivo

Una micropráctica que estoy disfrutando, es 8 veces al día, durante 20-30-40 segundos,  noto cualquier aspecto sensorial, emocional, o cognitivo placentero que esté viviendo en el momento: “que rico este olor a pan calentito, qué exquisito el calor de mi cama, qué lindos los ojitos de mi hijo, qué bueno descansar y estirar las piernas, qué precioso está el día…lo siento, lo amplifico, digo palabras que asocio a este estado, tomo consciencia de los colores, las formas, los olores, las sensaciones físicas, y agradezco.

Fuera de mi consulta, tengo un arbusto con flores con aroma a limón exquisito! cada vez que se va o llega un paciente, tomo unos segundos para disfrutarlo! Gracias plantita! (olvidé su nombre!)

Alexandra es psicóloga en terapia MDR, aquí les dejamos su página http://www.alepavletich.com/

Read More...

Educación

Vocabulario: ¿Cómo enriquecerlo en los niños?

Hace muy poco, se dio a conocer que algunos colegios han dejado de lado las metodologías lúdicas para concentrarse en lograr que párvulos egresen de kinder leyendo, escribiendo y sumando. Esto provoca un desgaste innecesario en los niños y niñas, sus familias y sus educadoras. A través del juego se puede aprender mucho, incluso de vocabulario. Es por eso que Fundación Educacional Oportunidad nos entrega algunos tips en esta materia.

La educación inicial se concibe desde un enfoque de formación integral que considera ámbitos como el desarrollo de la autonomía, identidad, lenguajes artísticos, motricidad, la iniciación al lenguaje escrito y el razonamiento matemático.

De este modo, los niños, en la medida que juegan, aprenden a ser y desarrollarse. Es necesario, entonces, enfatizar estas actividades lúdicas para que, a partir de éstas, los niños aprendan lo que tiene que ver con el desarrollo humano.

Con el fin de apoyar esta tarea de la manera más entretenida posible para los niños, Fundación Educacional Oportunidad, la cual trabaja promoviendo y desarrollando estrategias de vocabulario y comprensión oral con niños de prekinder y kinder de colegios municipales a través del proyecto Un Buen Comienzo, entrega las siguientes recomendaciones.

Selección de palabras: Lo primero es saber qué palabras enseñar. La selección de las palabras adecuadas es tan importante como el proceso de enseñanza. Se debe escoger palabras de uso frecuente, indispensables para la comprensión, que definen conceptos importantes y pueden usarse en distintos momentos y en una variedad de oportunidades, como por ejemplo amable, absurdo, afortunado, impresionar, consejo, simular.

Lecturas: Aprovechar el momento de lectura de un cuento para enseñar vocabulario. Antes de comenzar a leerles, comentar a los niños que además de escuchar un cuento aprenderán una nueva palabra (previamente seleccionada).

Una vez terminada la lectura, volver a la frase donde está la palabra seleccionada, por ejemplo: “¿Te acuerdas de que en el cuento decía que Cocodrilo se sintió dichoso cuando vio a los otros cocodrilos que se reían y revolcaban en la laguna”?

Nunca se debe dar al niño un significado tipo diccionario, sino explicarle de manera precisa y amigable, brindando ejemplos de esa palabra. Después de los ejemplos propios, se recomienda invitar a los niños a dar sus propios ejemplos.

También se recomienda ejemplificar la palabra aprendida fuera del contexto del libro. De esta manera, el niño aprenderá a usar la palabra en su diario vivir.

Caja de palabras: Juntos pueden construir un cofre o una caja donde vayan poniendo las nuevas palabras. Una vez a la semana o cada 10 días se puede abrir la caja y repasar las palabras incorporadas a modo de juego.

Incorporar nuevas palabras en conversaciones: Los niños aprenden muchas cosas imitando a los adultos, por lo tanto, es muy útil que siempre incorpore las palabras nuevas que ha conversado con el niño a su repertorio y en las conversaciones que tenga con el niño o niña. Cada vez que utilice la palabra es una nueva oportunidad para que la reconozca y consolide su significado. Recuerde que lo que no se usa, se olvida.

Actividades lúdicas: Invente actividades entretenidas con las nuevas palabras, por ejemplo:

  • Con la palabra “lanzar”: salgan al patio y jueguen a lanzar distintas cosas, pelotas, legos. Pídale que cada vez que lo haga, diga la palabra lanzar.
  • Con la palabra “intentar”: comparta con él algo que usted haya intentado de niño hasta lograrlo, luego, invítelo a que él intente algo también, por ejemplo, saltar la cuerda, mantener el equilibrio en un pie, hacer una torre alta, etc.
  • Con la palabra “aumentar”: invite al niño a preparar un tutti frutti y pídale que vayan incorporándole más fruta para “aumentar” la cantidad, ya que así alcanzará para más personas.
  • Juegos: Juegue al “qué será, qué será” con su hijo. Mientras vaya en el auto o conversando con él, diga los significados de algunas de las palabras que han conocido juntos, de manera que pueda reconocer e identificar la palabra que corresponde. Por ejemplo: Decirle algo a alguien para ayudarlo a solucionar algo… Consejo; Cuando algo te gusta mucho… Fascinar; Hacer algo con mucho cuidado… Esmero.

No es necesario sobrecargar a los niños todos los días con todas estas actividades, pero si se dedica 5 a 10 minutos al día a trabajar diferentes estrategias a modo de juego, no solo se habrá creado un rico espacio adulto-niño, sino que a su vez éste habrá ampliado notablemente su vocabulario y podrá enfrentarse de mejor manera a la compresión oral y lectora cuando sea mayor.

Read More...