Vivir mejor con estas 5 reglas de la psicología

Borrow my bag Nicole Lee

Entender la psicología de nosotros y de los demas puede jugar un papel muy en importante nuestra forma de vivir. Todos sufrimos por límites que se nos han impuesto en el pasado o aquellos que hemos adquirido por las experiencias e interacciones que tenemos con otros lo que inhibe la facilidad de vivir nuestras vidas.

Muchas veces nos han dicho que debemos lograr ciertas metas en un cierto período de nuestra vida y si no lo logramos tenemos sentimientos de fracaso o no entender las reacciones y intenciones que tienen los otros hacia nosotros. Entonces qué tenemos que hacer. Debemos resetear nuestra mente para que fortalezca nuestras percepciones y limite la cantidad de negatividad que vemos y sentimos de nosotros mismos.

Hecer un hábito de estas reglas psicológicas en nuestra forma de vivir es crucial para tener una vida más fácil y te ayudará a ver el mundo desde una nueva forma.

  1. La gente no se preocupa tanto como tú crees: estar tan preocupado de lo que los otros piensan de nosotros o actuar de manera que cumplamos, según nosotros, con las expectativas de los demás es muy desgastante porque al final cada uno está metido en sus propios problemas e inseguridades. Es importante tener esto presente porque la mayoría de las cosas que pensamos son ideas que nosotros miso creamos en nuestras mentes basadas en experiencias pasadas o interpretaciones incorrectas de lo que vemos. Si logras ser tú mismo sin preocuparte de lo que los otros piensan es la base para lograr vivir una vida más feliz.

 

  1. Constantemente estamos cambiando quién somos: es fácil pensar que seguimos siendo la misma persona que éramos hace 10 años atrás y que pensaremos y sentiremos lo mismo en 10 años más pero eso no es cierto. Nuestro pasado, presente y futuro son esencialmente independientes porque nuestra mente cambia según las experiencias y circunstancias que vivimos. Debido a esto debemos preocuparnos de ser siempre auténticos con nuestro yo del presente, del ahora al tomar decisiones. No podemos predecir lo que nuestro yo futuro pensará o sentirá y todo lo que ya pasó fue para el nosotros del pasado. El poder está todo en el ahora.

 

  1. Deja de compararte con otros: con las redes sociales, donde cada uno muestra lo mejor de sí, es fácil tender a compararnos con otros que, en aparentemente, tienen la vida perfecta. La verdad es que en la vida real también tendemos a mostrar lo mejor de nosotros a los demás antes de mostrar nuestras vulnerabilidades por miedo a ser juzgado o rechazada. La verdad es que todos somos vulnerables y queremos ser aceptados por los demás. Es una gran perdida de tiempo creer que otras personas, de una forma u otra, son mejores que nosotros y que tienen su vida resuelta mientras que nosotros no tenemos eso. Las comparaciones y sentimientos de inferioridad son inútiles porque incluso la persona más poderosa del mundo tiene preocupaciones, e inseguridades dentro de ellos.

 

  1. No asumas que tu consejo va a ser oído: ¿Te ha pasado que tienes un amigo que te cuenta un problema y tu sabes qué tiene que hacer para solucionarlo? Generalmente cuando le damos un consejo es como que no lo escuchara. Uno se siente frustrado porque, después de todo, solo quería ayudar. La verdad es que nadie escucha realmente un consejo a no ser que este sea lo que esa persona quiere oir en ese momento. Al final del día la gente solo va a cambiar su pensamiento por sus propias experiencias. Algunas veces puede venir en la forma de tu consejo pero la mayoría del tiempo tiene que pasarles a ellos a su propio ritmo. No te sientas ignorado y no te desanimes, tu hiciste tu aporte ahora deja que él lo resuelva.

 

  1. Solo puedes controlar tus respuestas: la forma en que reaccionas o resuelves un problema o situación dada es muchísimo más importante que el problema en sí mismo. En la vida, la actitud es todo en cuanto a lo feliz que vas a ser con la situación en general. Puedes elegir reaccionar de una forma que repercutirá en tus pensamientos, sentimientos y emociones futuras o puedes decidir buscar una mejor manera de lograrlo. En cualquier situación negativa, esto puede ser complicado, pero es importante recordar que debes salir del problema por unos segundos y resetear tu mente antes de reaccionar. Esto te ayudará a entrenarte en entender las repercusiones que pueden traer tus reacciones hacia las demás personas.

 

Así que ya saben, empecemos a vivir con estos principios en mente y así lograremos ser más felices. (basado en texto de Jenny Marchal)

You Might Also Like