Tareas: Los padres NO debemos hacerla por los niños

Tenemos claro que muchas veces los colegios envían demasiadas tareas a los niños para la casa que les quita horas de juego y de relajo en la casa. Y por mientras se intenta regularizar esa situación, las tareas siguen llegando y como se acerca fin de semestre, nos ponemos más nerviosas si los resultados no van como los estábamos esperando.

Para Carmen Gutiérrez, Directora de la Escuela de Psicología de la Universidad del Pacífico, “Los padres deberían tener claro qué es lo que les corresponde hacer a sus hijos y qué deben hacer ellos, lo que se traduce, por ejemplo, en que los adultos no deben hacerles las tareas a los niños. Dependiendo de la edad, sí es importante que un pequeño tenga cierta ayuda, pero esa ayuda debe consistir en que los padres creen ciertas condiciones para que el niño esté lo más tranquilo posible, para que  pueda estudiar sin complicaciones, es decir, que tenga un lugar cómodo, sin ruidos molestos, con buena iluminación y con los materiales disponibles”.

En esa misma línea, tampoco es bueno que los padres se trasformen en verdaderos profesores a domicilio, repasando las materias y tomándoles pruebas, ya que podrían estar limitando la autonomía de los niños. “No es tan bueno que los padres repasen y estudien la materia con sus hijos, ya que la familia y todos los demás agentes de sociabilización, como el colegio y otros parientes, deben procurar el máximo de independencia de los niños y que ellos se sientan capaces de resolver sus propios problemas. Mientras más el padre está encima de su hijo, aclarándole las cosas o haciendo las tareas por él, le está quitando espacio al niño para que despliegue sus propios recursos y capacidades. Hacerle las tareas al niño deja un lenguaje implícito de ‘yo lo hago por ti porque tú no eres capaz’, lo que va en desmedro de la autoestima y la capacidad del niño”, asegura la psicóloga.

Otra cosa que es fundamental es no ir en contra del colegio por los resultados que esté obteniendo tu hijo, argumentando que es por falta de enseñanza o que le “tiene mala” al niño. Si queremos que nuestros hijos sean responsables, es importante valorar el rol del colegio y de los profesores. Si nos peleamos con los profesores, demostramos que no sabemos aceptar a nuestro hijo tal cual es.

Apoyemos a nuestros hijos, pero fomentando su desarrollo completo para que crezca seguro, tranquilo y confiado. Reconozcamos las fortalezas y debilidades y en conjunto (con nuestro hijo) trabajemos en ellas. Si les hacemos todo, poco espacio les estamos entregando para que sean autónomos e independientes, y con eso no les estamos haciendo ningún favor.

Me llegó esta imagen hace algún tiempo y la encontré súper cierta y por eso la quiero compartir con ustedes para cerrar esta nota. ¿No les parece?

haces las tareas por mi

 

Fuente foto portada: www.cdc.gov

You Might Also Like