Rutina para dormir de niños entre 1 y 2 años

como-dormir-bebes2-610x300

Si para nosotros, los adultos, dormir y descansar bien es fundamental para lograr tener un día rendidor, para los niños lo es aún más. Las horas de dormir son fundamentales para que vayan desarrollándose y para su bienestar.

Para lograr lo anterior, y como les comentamos en nuestro artículo de ayer “Que los niños duerman tarde podría afectar su desarrollo cerebral”, es que se vuelve fundamental el tema de la rutina antes de dormir.

Es por eso que hoy queremos compartir con ustedes algunos consejos para lograr esa rutina. Esto no es una receta, debemos ir viendo que se adecua más para nuestro hijo(a) siempre recordando que todos los niños son distintos, por lo que lo que resultó con uno, con el otro puede que no.

-Los niños de 1 a 2 años necesitan entre 13 y 14 horas de sueño total en el día. De ellas, entre 1 y 3 horas pueden ser de siesta.

-Al momento de establecer la rutina de sueño, esta debe ser fácil de asimilar por los niños y también debemos ser constantes en hacerla todos los días: acostarlo a la misma hora (salvo ocasiones especiales), bañarlo, escuchar música suave, mirar un cuento, entre otros. Esta rutina no debe ser extremadamente larga y menos complicados.

-Tratemos de evitar siestas muy largas y a deshoras. El máximo que debiesen dormir es de 3 horas al día y de corrido.

-Tratemos de que duerma la siesta en su pieza para que así se vaya acostumbrando a ella.

-Evitemos que vean televisión hasta muy tarde o que realicen juegos extremadamente agitados antes de la hora de dormir. Esto los puede sobre estimular justo cuando comienza la hora de relajarse para dormir.

-Cuando ya son un poco más grandes, permitirles que duerman con un muñeco o una mantita que los haga sentir seguros y cómodos al momento de dormir.

Cada niño tiene su propio ritmo. No tratemos de apurar situaciones o desesperar. Nunca olvidemos que nuestros brazos y nuestro amor es lo que los tranquiliza y los hace sentirse seguros y amados. No existen recetas infalibles, sólo algunos consejos que pueden ayudarnos a lograr que nuestro hijo pueda dormir mejor.

You Might Also Like