Resultados del “Informe Mundial sobre Prevención de Lesiones Infantiles”

caida

Alrededor de 830 mil niños y niñas mueren cada año en el mundo debido a accidentes que se pudieron evitar, el 95% de estas muertes ocurren en países en desarrollo. Además de estas lamentables pérdidas, los accidentes provocan que decenas de millones de niños sean hospitalizados por heridas que a menudo los dejarán discapacitados de por vida.

Lo anterior se desprende del “Informe Mundial sobre Prevención de Lesiones Infantiles”, primer estudio global sobre heridas no intencionadas publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Más de 180 expertos de todas las regiones del mundo participaron en la elaboración de esta investigación que también señala las cinco principales causas de heridas no intencionadas:

• Accidentes de tránsito: en éstos mueren 260 mil niños cada año y resultan heridos unos 10 millones. Son la principal causa de muerte entre niños de 10 y 19 años y la principal causa de discapacidad.

• Ahogamiento: mueren más de 175 mil niños al año. Unos 3 millones de niños sobreviven a un incidente de inmersión en un líquido. Debido al daño cerebral que causa, cuando no es fatal el ahogamiento, tiene un impacto económico y de salud más alto que cualquier otra herida.

• Quemaduras: Las relacionadas a incendios matan a 96 mil niños al año y la tasa de muerte es 11 veces más alta en países de bajos y medianos ingresos que en los de altos ingresos.

• Caídas: Casi 47 mil niños mueren a causa de una caída cada año, pero cientos de miles más resultan gravemente heridos.

• Envenenamiento: Más de 45 mil niños mueren cada año debido a envenenamiento no intencionado.

De acuerdo con el Informe, África es la región del mundo con la tasa más alta de estas muertes y lesiones no intencionadas: es 10 veces más alta que en los países de altos ingresos. América Latina y el Caribe, es después de África y el Sureste de Asia, la región donde ocurren más accidentes y lesiones no intencionadas.

Los  investigadores señalan que hasta mil muertes infantiles podrían evitarse cada día si se ponen en práctica medidas de prevención. Estas medidas incluyen leyes para el uso de cinturones y cascos de seguridad apropiados para el niño; regulaciones para las llaves de agua caliente; tapaderas y cerraduras a prueba de niño en los frascos de medicinas, encendedores y recipientes de productos de limpieza. Asimismo, carriles separados de tránsito de motocicletas y bicicletas; vaciar el agua innecesaria de tinas y cubos y el diseño apropiado de muebles infantiles, juguetes y equipo de patios de juego.

You Might Also Like