Preparándonos para las vacaciones

Ya está terminando el año y todos estamos empezando a pensar en las tan ansiadas vacaciones de verano. Lo mejor que podemos hacer es organizarnos con tiempo y tener todo planeado antes. Pero, ¿qué tal la idea de salir de paseo con la familia donde vayan tres generaciones? Compartir con los abuelos un tiempo de descanso trae sus beneficios y no es tan complicado de hacer. No necesita ser un tremendo viaje. Un picnic lejos de la casa o solo salir a caminar en familia permite desarrollar los lazos y dejar en la memoria de nuestros hijos que la familia es el mejor lugar para estar.

También se puede organizar un paseo con amigos o con apoderados para mejorar y afiatar las relaciones de nuestros hijos con sus compañeros.

Aquí les dejamos algunos tips para organizar este tipo de vacaciones o paseo.

  • Permitan que todos se involucren en la organización. Es cierto que lo más fácil sería ser dictatorial y tener todo listo pero si todos son partícipes nadie puede “reclamar” con lo que se decide finalmente. Pueden incluso pedirle a cada persona que va que organice una actividad o juego para hacer.
  • Sean realistas. Si tienen un niño de 2 años que ya camina y no quiere andar en coche no pueden organizar un viaje donde haya que subir una montaña a no ser de que alguien esté dispuesto a llevarlo en brazos gran parte del camino. Es importante tener en cuenta las capacidades de la gente que va en el grupo para poder elegir un paseo ad hoc a todos. Piensen en actividades que puedan hacer todos juntos.
  • Pidan ayuda. Hoy en día en Internet existen millones de páginas y grupos que pueden hacer sugerencias de qué hacer. Así por ejemplo si quieren ir en paseo de bicicleta pueden buscar grupos de ciclistas y pedir consejos de qué lugares visitar o la dificultad que un recorrido tiene.
  • Tengan claros los costos. Antes de hacer el viaje conversen sobre los costos de este y lo que están dispuestos a gastar en el lugar para que nadie se sienta incómodo o se sorprenda. No hay nada peor que salir con alguien y terminar pagando mucho más de lo esperado porque al otro se le ocurrió hacer algo extra. “Cuentas claras mantienen la amistad”
  • No subestimen a nadie. Cuando piensen en las actividades que quieren hacer no den de manifiesto que alguien no puede hacerlo. La gracia de hacer un paseo en grupo es que entre todos se ayuden lo que puede implicar que un abuelo logre subir la montaña sin dificultades. A fin de cuentas, a cualquier persona que uno le pregunte se siente más joven de la edad que realmente tiene. Somos adultos pero en el fondo todavía soñamos con hacer cosas de niños.

 

 

You Might Also Like