“Pinta tu panza”: una manera de mantener el embarazo por siempre

Pinta tu panza 1.2

Si bien el embarazo puede ser vivido en contextos muy distintos y es una experiencia única y personal para cada mujer, resulta un período y un proceso en que se experimentan muchísimas emociones, se pasa por muchos estados hasta que tenemos en los brazos a ese hijo que cuidamos dentro por 9 meses.

Es una etapa tan indescriptible, que poder guardar para siempre un recuerdo de todo ese proceso no sólo suena maravilloso, sino que es una realidad. “Pinta tu panza” le permite a todas las mujeres embarazadas tener un tesoro invaluable junto a ellas: un molde de yeso de su propia panza durante el embarazo, pintado con diseños a elección y que luego se puede colgar en un atril, como un cuadro o incluso, utilizarla como vasija.

Este último es el nuevo producto estrella, pues las vasijas también son hechas de molde de yeso de la panza. La idea de estas vasijas es darle otro uso más práctico a la experiencia, pues se pueden utilizar de muchas formas: desde acolcharlo para sentar al bebé adentro, para guardar algunos artículos o incluso como frutero. Puede ser un adorno más de la casa, pero sin duda con el significado más especial, siendo una bella forma de hacer un objeto a partir del cuerpo.

Mucho más que una pintura

Su creadora es la artista Macarena de la Parra, quien comenzó con este proyecto hace 4 años y medio y que de a poco ha ido tomando forma y creciendo, pasando la voz entre las embarazadas que alucinan con la idea de tener su panza para siempre, pues finalmente, esto simboliza mucho más que una pintura: “Es impresionante para ellas ver su panza plasmada en yeso. Se emocionan por este recuerdo tangible que se crea con el molde”, explica Macarena.

Es un trabajo lleno de emociones, en que se logra una conexión con la mujer embarazada y a través del cual Macarena ha conocido historias increíbles: “Una vez hicimos un molde sabiendo que la guagüita al nacer no iba a vivir más de 2 horas. La madre tenía 7 meses y quería esperar a terminar naturalmente su embarazo y así conocer a su bebé de nombre Esperanza. Al final Esperanza vivió 28 minutos. Y la guatita quisieron llenarla de fotos de ella y su familia”, cuenta.

Un desafío con sentido

Cuando este proyecto comenzó a tomar forma, se llevó a cabo un desafío importante: realizar moldes de panzas en la cárcel de mujeres durante seis meses, como una forma de llevar una actividad especial a aquellas que viven ese período privadas de libertad. Darles la oportunidad de tener su molde, elegir un diseño y luego tenerlo pintado y guardarlo para siempre.

“Íbamos una vez a la semana con la Isabel Correa, que es fotógrafa, para trabajar juntas. Al principio las reclusas estaban un poco ariscas con nosotras. Pero con el tiempo agarraron confianza y se entregaron. Dejaron que yo les hiciera las panzas de yeso y que la Isa tomara fotografías del proceso. Al final hicimos grandes amigas”, cuenta Macarena.

Pinta tu panza 1.1

Terminos prácticos

Para pintar tu panza, debes contactar a Macarena (www.pintatupanza.com) y pedir una hora para realizar el trabajo, idealmente con una semana de anticipación. El trabajo completo cuesta $75.000, pero actualmente está con un 20% de descuento. Para el proceso se utilizan vendas de yeso (más agua), vaselina líquida (para proteger la panza) y sábanas para no manchar. Hacer el molde toma un tiempo de 30 minutos y luego se elige el diseño en conjunto y en 3 semanas Macarena tiene la panza lista pintada.  También puedes seguir y ver el increíble trabajo que hace Macarena con Pinta tu Panza en Facebook e Instagram.

 

 

You Might Also Like