Pequeños actos que les demostrarán tu cariño a tus hijos

Muchas veces, los gestos dicen mucho más que las palabras.

Como padres, lo que más queremos es transmitirles a nuestros hijos nuestro inmenso sentimiento de amor hacia ellos. Queremos que sepan que siempre estaremos ahí, que los apoyaremos sin importar lo que pase, que los amaremos incondicionalmente. Sin embargo, muchas de estas cosas son difíciles de decir con palabras, por eso, es importante saber que hay pequeños gestos que las pueden reemplazar y, que de hecho, pueden significar mucho más para ellos. Son gestos simples, gratis, que ni siquiera ocupan espacio en tu agenda y que pueden fortalecer de gran manera las relaciones con tus pequeños. Inténtalos, te servirán tanto a ellos como a ti.

1. Nunca los dejes ir primero

Abrázalos constantemente, y, cuando lo hagas, nunca seas el primero en desprenderte. Aunque parezca algo menor, esto les comunica mucho. Si les das un abrazo rápido y despreocupado, eso es lo que interpretarán de ti y del tiempo que les das. Si los dejas abrazarte por la cantidad de tiempo que ellos quieran, sabrán que tú siempre estarás ahí para ellos y que permites que expresen su amor.

2. Míralos a los ojos

Cuando se te acerquen a decirte algo debes tratar de detener cualquier tarea que estés realizando y mirarlos a los ojos. Si estás escribiendo un correo, un mensaje, leyendo, o haciendo cualquier otra cosa, trata de dejarlo de lado y ponerles toda la atención que puedas. Recuerda que siempre quisiste que tus pequeños recurrieran a ti, que te hablaran, se expresaran y te pidieran consejos. No dejes que la ajetreada vida te quite esos bellos momentos. Además, no querrás que ellos tomen ese tipo de ejemplos de ti.

En el caso que en realidad no puedas dejar de hacer lo que estás haciendo, diles que te esperen un momento porque quieres escucharlos con atención. Eso también les enseñará a ser pacientes.

3. Dales los buenos días y las buenas noches

Por las mañanas, dales un efusivo saludo de buenos días. Les hará sentir como que los extrañaste en la noche, y realmente hará mejor su día. Que sientan que cuando los ves, haces una pausa y dedicas un minuto a ellos.

Por las noches, acompáñalos a su cuarto y dales un beso de buenas noches. Les hará sentir tu incondicionalidad.

4. Pregúntales

Lo que sea. No siempre tienen que ser temas profundos y que requieran una larga conversación, un “¿qué tal la clase de tenis?” es suficiente. Les hará sentir que sigues lo que pasa en sus vidas, que te interesas por ellos y por las cosas que hacen.

5. Sonríe cuando los veas

Muchas veces ni siquiera notamos que uno de nuestros hijos se ha sentado a nuestro lado o que ha entrado al cuarto donde estamos. Estar constantemente pendientes y sonreír cuando los veamos, les dará un mensaje muy claro: te quiero y tu presencia me hace sentir feliz. Es un gesto realmente simple que comunica muchísimo.

 

 

Fuente: Upsocl

You Might Also Like