Patines: el regalo preferido para esta Navidad

patines

Para esta Navidad muchos niños y niñas ya tienen claro lo que quieren de regalo. La serie de televisión de Disney “Soy Luna” es todo un éxito entre los más pequeños del hogar y por eso el obsequio más apetecido son los patines de cuatro ruedas que usa la protagonista y sus amigos. Para las niñas hay de llamativos diseños en color fucsia, blanco, lila, amarillo, negro y dorado, mientras que para los varones hay modelos de color azul, negro y rojo, entre otros.

Si ya estás pensando en regalar patines en esta Navidad, hay ciertas precauciones que debes tomar en cuenta. Aunque la serie de televisión es un imperdible para niños de toda edad, lo cierto es que los patines no son adecuados para todos.

“Todo depende de las características madurativas de los niños. Se recomienda que el uso de patines comience una vez que el niño haya alcanzado la madurez del hito psicomotor de la marcha, lo que se produce posterior a los 6 años, que es la edad donde el niño ha desarrollado una mayor habilidad de coordinación y equilibrio. Se recomienda evitar el uso de patines en niños menores por el riesgo de caídas, golpes y atragantamiento por partes pequeñas de los rodamientos”, apunta la kinesióloga y jefa de carrera de Técnico Deportivo de Nivel Superior de la Universidad del Pacífico, Andrea Lobos.

Andar arriba de patines requiere de la habilidad del equilibrio, por lo que siempre es recomendable tener una implementación adecuada que proteja al niño de dolorosas caídas. “Se pueden producir heridas como lesiones en la piel (roces y ampollas, entre otros), producto del roce de la bota. Y también pueden aparecer heridas abrasivas como rasmilladuras producto de las caídas, las cuales se dan principalmente en codos, rodillas y manos. Además, se pueden sufrir golpes en la cabeza. Todas estas lesiones se pueden prevenir utilizando la implementación de seguridad adecuada como casco, rodilleras y coderas”, asegura la especialista.

Así, para evitar graves caídas y lesiones, hay que elegir bien las calcetas y la talla del patín a utilizar. “Lo ideal es que la bota sea adecuada al tamaño del pie, por lo que se recomienda utilizar un número más que el calzado y nunca sin calcetines. El calcetín debe ser de algodón y largo para que cubra tobillo y pie, evitando heridas o lesiones en la piel producto del roce. Idealmente, se recomienda revisar las ruedas de los patines se encuentren en buen estado”, indica Lobos.

En el caso de niños muy pequeños o que no han tenido contacto previo con los patines, la docente recomienda preferir el modelo de cuatro ruedas. “La diferencia entre un patín de cuatro ruedas y uno lineal radica en el objetivo y en la técnica que se debe utilizar en cada tipo. En relación a la seguridad, se recomienda comenzar en niños pequeños con patines de 4 ruedas, ya que aumenta la base de sustentación, lo cual favorece el equilibrio y disminuye el riesgo de caídas. Además, se sugiere realizar la actividad con supervisión de un adulto y siempre utilizando los implementos de seguridad” finaliza.

 

 

You Might Also Like