“Los riesgos de usar indiscriminadamente una camiseta reductora” Recomendaciones del especialista @c_basualto

camiseta reductora

Muchas de nosotras hemos caído en la tentación de usar las camisetas reductoras, y cómo no ¡si nos prometen bajar una talla con solo ponernos una prenda! El problema es que el resultado es real, es cosa de ponerse la camiseta y en un dos por tres desaparecen los rollitos, entramos la guatita y realmente bajamos una talla.

Ya que vimos, en carne propia, los resultado quisimos hablar con un especialista para saber si realmente son lo que aparentan y si puede llegar a tener alguna consecuencia el uso indiscriminado de esta prenda.

Para saber más hablamos con Claudio Basualto, jefe de gimnasio del Centro de Medicina del Deporte de Clínica Las Condes y fue categórico al responder: ” Las camisetas reductoras no sirven, funcionan igual que una faja: contienen la guata y hacen que los abdominales dejen de trabajar. Es tan simple como pensar lo siguiente: si tienes una gelatina y la dejas en un espacio libre ésta se expande sin límites, mientras que si la dejas dentro de una fuente se moldea y reduce solo al espacio que destinamos para ellos. Entonces, si te pones la camiseta te verás más flaca pero porque estará todo contenido dentro de ella, al sacarla produce el mismo efecto que sacar la gelatina del molde: se expande sin límites porque los músculos dejan de trabajar ya que la camiseta está llevando a cabo su función”

¿Y cuál es el problema de dejar los rollitos guardados dentro de la camiseta?

“Lo que pasa -nos señala- es que normalmente los músculos abdominales y oblicuos deben contener las paredes abdominales para que no salga la famosa guata, pero si se usa este sistema de faja, los músculos dejan de trabajar, pierden su función ya que es más fácil que contenga un agente externo que la musculatura. A la larga, los músculos dejan de cumplir su función y el resultado es fatal: si antes los músculos hacían aparecer una pequeña guata, después de el uso continuado de la faja será aun peor porque sencillamente no habrá nada que la sostenga”

Y entonces ¿Qué hacemos para bajar la guata?

Para Claudio Basualto, es muy importante que nos acostumbremos a hacer trabajar nuestra musculatura abdominal “Es importante que se acostumbren a realizar abdominales periódicamente, dentro de un ciclo de entrenamiento que incluya una buena carga aeróbica (al menos 30 minutos diarios) y un par de ejercicios de fortalecimiento al terminar, en donde se incluya una buena carga de abdominales (idealmente llegar a 200), comienza con 3 series de 20 y vas aumentando la carga en la medida que te sientas capaz, recuerda que el abdominal es un músculo de resistencia que se puede trabajar en gran volumen. Además de este entrenamiento diario es fundamental que te acostumbres a “meter la guata”, sí tal cómo suena, para que tu musculatura abdominal funcione bien es importante que acostumbremos a nuestros músculos a trabajar durante todo el día”

Ya saben, no se dejen engañar por los buenos resultados de la camiseta reductora, a la larga puede tener graves consecuencias.

You Might Also Like