Ley de Etiquetado de Alimentos

Ya para nadie es una novedad encontrarse con un etiquetado que advierte “Alto en…” porque la nueva Ley de Etiquetado de Alimentos está vigente desde ayer (27 de junio) y tiene por objetivo disminuir las alarmantes cifras que existen hoy sobre obesidad infantil en nuestro país, las que finalmente pueden tener repercusiones en la salud de los niños.

Pero ¿Por qué se necesita una nueva Ley de Etiquetado? Porque aunque los alimentos ya contaban con información nutricional, éstas exigían una lectura detenida y además no eran fáciles de entender. Lo que busca este etiquetado es hacer visible de manera fácil y clara cuáles son los alimentos que contienen altos niveles de azúcar, calorías, sodio, etc.

Para definir los límites de cuáles eran los alimentos que su consumo excesivo podría tener repercusiones en la salud, el MINSAL utilizó evidencia científica, que se ven en estas gráficas:

TABLAS-LIMITES-1024x767 MINSAL

Lo que tenemos que tener claro que estos sellos buscan darnos visibilidad sobre lo que estamos comiendo, facilitando nuestro proceso de compra para que ésta sea inclinada a una más saludable.

Entonces, la recomendación que entregan las autoridades es que elijamos alimentos que tengas menos sellos o a hacer consciente lo que estamos comiendo.

Otro cambio importante que llega con esta nueva Ley, es la venta de “comida chatarra” en los colegios. La idea es que los establecimientos den un giro y comiencen a vender frutas, verduras y comida saludable en general para que los niños consuman. Lo que dice esta ley es que los alimentos con el signo “Alto en…” no se pueda vender en colegios.

Además, quedan fuera todos los incentivos sobre la comida, como el regalo de juguetes (ver nota sobre Kinder Sorpresa), ofertas y cualquier tipo de publicidad en torno a los menores de 14 años.

Lo importante con todo lo anterior, es que entendamos lo importante que es alimentarnos de manera saludable. No quiere decir que no podamos comer nada de lo que está etiquetado, si no lo que busca la ley es que seamos conscientes de lo que comemos y que les transmitamos eso a nuestros hijos.

Entonces partamos por las colaciones que les enviamos a nuestros niños al colegio. Acá algunas ideas:

  1. FRUTA: Se puede hacer un mix de fruta picada que dura 2-3 días bien refrigerada (se puede endulzar con estevia o sucralosa. Lo ideal es que siempre se consuma con cáscara (ej: manzana, pera, durazno, frutilla, etc.) para no perder fibra, siempre teniendo el cuidado necesario de lavarlos bien. idealmente consumir 3 unidades o tazas de fruta durante el día.
  2. LACTEOS: Idealmente descremados. 1 a 3 porciones al día (1 taza de 200 cc = 1 porción).
  3. FRUTOS SECOS: 10- 12 Unidades (almendras, castañas, avellanas).
  4. BARRA DE CEREAL o GALLETONES DE AVENA: Deben contener menos de 80 -120 calorías, respectivamente, por porción. También se pueden hacer en casa utilizando harinas multigranos, avena y azúcar rubia.
  5. SANDWICH: Es preferible utilizar pan molde integral con jamón, pechuga de pavo, pollo, quesillo o queso fresco, ricota ligth o un poco de palta (1/4 de unidad tamaño regular).
  6. JALEA DIET CON FRUTA
  7. BOTELLA DE AGUA: Es bueno implementar que anden con una botella de agua, se le puede poner cáscara de limón, naranja o endulzante pero es bueno cambiar el patrón de las bebidas ya que es demasiada azúcar.

 

Fuente: Minsal

You Might Also Like