Las presentaciones con público ¿Cómo ayudar a nuestros hijos a enfrentarlas?

Llega septiembre y el olor de las flores en los árboles se comienza a mezclar con el aroma a asado. Llegan los buenos momentos: las empanadas, los anticuchos, las cuecas, los bailes chilotes y los trotes nortinos. Los bailes dieciocheros, ese momento en que nuestros pequeños niños se tienen que poner un traje, subir a un escenario y enfrentarse al público. ¿Cómo lo ayudo a enfrentar de la mejor forma las presentaciones en publico?

En primer lugar tenemos que entender que la forma de enfrentar esta situación es completamente distinta en cada niño. Algunos lo viven como el mejor momento de su vida, se suben a escenario con una sonrisa de oreja a oreja, saltando y tirando besos; y otros al ver toda esa gente que los espera entran en un llanto desconsolado que no hay como calmar. Para poder manejar todas las situaciones les dejamos una serie de tips:

– Intenta que tu hijo no falte mucho al colegio o jardín antes de la fiesta del 18. Mientras más practique el baile, más seguridad tendrá que puede salir todo bien.

– Conversa con él sobre lo que tiene que hacer. Si se anima a mostrarte los pasos de baile, practica con él en casa, aprovecha de disfrutar este momento junto a él, que te enseñe y puedan bailar juntos.

– Hazlo parte de la preparación: que se pruebe el disfraz, elija los colores y como se va a peinar. Es su presentación , por lo que es importante como se prepara.

– Cuéntale tus experiencias cuando eras niña. Sentir que vivieron lo mismo le ayudará.

– Dale la oportunidad de invitar a quien él quiera que lo vea. No lo obligues, deja que él participe en la invitación.

– Explícale que ese día le sacarás fotos y grabarás videos. Si ves que este tema lo pone nervioso, guarda la cámara y vive el momento. Quizás el que lo graben es lo que lo pone nervioso.

El día de la presentación:

– Vístelo y prepáralo con tiempo. Que no se sienta apremiado con el tiempo, ya que legará nervioso al momento.

– Sal unos minutos antes para que no se atrasen y pueda legar con tiempo antes de que haya tanta gente. Es importante que llegue tranquilo y que no se asuste antes de tiempo por la gran concurrencia.

– Cuando se lo entregues a la tía dale un gran beso y un abraso, dile que lo amas y que él puede hacer algo muy lindo. ¡Qué te vaya súper, disfruta!

– Intenta encontrar buena ubicación (otra muy buena razón para llegar temprano). La gran mayoría de los niños se sube al escenario y lo primero que hace es buscar los ojos de mamá. Si te ve podrá tranquilizarse y saber que está seguro.

– Disfruta, aplaude y sácale fotos. ¡Es la gran estrella!

¿Y si llora?

Conocemos a nuestros hijos y sabemos cuando pueden entrar en desesperación y comenzar a llorar, en esos casos:

– Mantente atenta. Si llora, lo primero que necesitará será a mamá.

– Si llora cuando llega, dale la oportunidad a las tías de calmarlo. Ellas te avisarán si no son capaces. A veces los niños necesitan que una persona externa los estimule a enfrentar sus miedos.

– Si se pone a llorar en el escenario, intenta acercarte y que te lo entreguen, en ese momento necesita los brazos de mamá… ya habrán muchas más oportunidades de verlo sobre el escenario. Lo importante es que sepa que te tiene y que la situación no se transforme en trauma.

– De todas forma estimula lo positivo: que lindo te veías, viste que bien bailo tu amig@, tanto que se prepararon. Lo importante es que valores el trabajo previo y uses el incentivo positivo. Nunca, jamás lo hagas sentir culpable con frases como “por que te pusiste a llorar” “qué vergüenza, todos te vieron”, ni menos compararlo con sus amigos “viste, ella no llora y baila tan lindo”

Como en todo, lo importante es que él disfrute y viva la experiencia como él la sienta… Y que siempre sienta que tiene tu apoyo y de quienes lo rodean.

Fuente foto: www.elmorrocotudo.cl

You Might Also Like