La tecnología regala un mágico momento

  • No cabe duda que la tecnología llegó para quedarse y para mejorar ciertas cosas que parecen imposible. Así lo vivió Kathy Beitz que gracias a los avances en esta materia, pudo ver a su hijo recién nacido pese a su ceguera.

La historia es así. Kathy tiene una enfermedad llamada Stargardt, conocida como distrofia muscular juvenil, que la cataloga como persona no vidente. Bueno, tras quedar embaraza y tener a su hijo pudo vivir un mágico momento al poder ver a su hijo recién nacido.

Todo lo anterior fue gracias a las gafas eSight, una tecnología de punta que tiene una cámara de video y pantallas especiales que mejoran las imágenes para el ojo mediante la entrega de mayor información para las células.

La experiencia es máxima pero el costo es altísimo. Cada eSight tiene un valor de US$ 15 mil lo que dificulta su adquisición.

Pero a través de este sitio web uno puede hacer donaciones http://www.esighteyewear.com/help-someone-see y ayudar que más personas puedan tener acceso a esta tecnología.

 

 

Fuente: TVN

You Might Also Like