La importancia de mirar a los ojos por @Alepolig

mirando_a_los_ojos

“Los ojos son el punto donde se mezclan alma y cuerpo.”

Hebbel, Friedrich Christian

Dicen que los ojos son el reflejo del alma. Son los que nos delatan frente a otros. No podemos ocultar nuestros sentimientos y es a través de ellos que podemos abrir una ventana para que nos conozcan.

¿Cómo es eso posible? Simple. Un niño no puede esconder su inocencia a través de sus ojitos. Una persona enamorada, no puede ocultar su amor por el otro. Cuando alguien le hace mal a otro, es a través de los ojos que se refleja toda la rabia. Los ojos son nuestro espejo y siempre vamos a intentar que el reflejo que recibamos, sea esa mirada que esperamos.

¿Por qué quiero dedicar mi columna a la importancia de mirar a los ojos? Durante este fin de semana largo, leí un libro que simplemente me dejó conmovida. “Mírame a los ojos” más que ser una obra de la literatura, es una obra de como uno puede elegir vivir en la vida. Es una obra de superación y es un espejo para conocer el alma de Alberto Vega, actor chileno que sufrió un accidente en bicicleta que lo dejó con un daño cerebral tan severo, que quedo sin habla y sin movimiento, algo que se conoce “síndrome de cautiverio”.

Pese a todo, Alberto decidió continuar con su vida. Eligió vivir y es a través de sus propios ojos que nos va contando su historia. ¿Cuál es la gracia de este libro? Es que Alberto lo escribe con sus ojos, gracias a My Tobii, un equipo computacional que le ayuda a escribir en una pantalla gracias al movimiento de sus ojos.

Lo más soprendente no es lo maravilloso de la tecnología que se utiliza, sino que es la constancia y la esperanza de los seres humanos por seguir viviendo. Es aferrarse a lo que sea posible, para continuar viviendo, es tomar decisiones fundamentales y no ahogarse en pequeñeces.

“Mírame a los ojos” no es un libro que hable de autocompasión, de recriminaciones, de lamentos ni de quejas. Es todo lo contrario. Es mostrarnos que la forma en que vivamos, es nuestra decisión.

Un libro escrito con los ojos es más de lo que estamos acostumbrados a escuchar. Pero cuando, a través de su lectura, vamos viendo una historia, sentimientos, triunfos y decepciones, pruebas y superaciones, te vas dando cuenta que finalmente, los ojos sí son el reflejo del alma. Y que a través de ellos, podemos conocer el alma.

La frase con la que comienzo esta columna, creo que refleja perfectamente lo que quiero decir a través de mis palabras.

Las invito a todas a leer “Mírame a los ojos” de Alberto Vega, como leí por ahí, es un canto a la vida, a la esperanza y a la elección más importante que tomar: elegir vivir, pese a todo lo que podamos estar pasando.

Para finalizar, les dejo un párrafo que demuestra que la vida es una sucesión de pruebas interminables, pero que podemos superar y seguir viviendo:

“Me operaron en la clínica UC, de San Carlos de Apoquindo. Luego, me trasladaron al hospital clínico de Marcoleta. Cuando “volví” no tenía voz ni movimientos. Soy actor: me quitaron mis instrumentos”.

“Ahora con mi mujer hacemos lindos paseos en auto: vamos a misa a la Iglesia Los Benedictinos donde ella canta y toca guitarra…”

 

You Might Also Like