Küyen, la nueva novela juvenil de Roberto Fuentes

Küyen

“Me llamo Küyen Colicheo y me encanta mi nombre. Es musical. Cuando lo digo en voz alta hay gente que abre los ojos, como extrañada; hay quienes sonríen y quienes cambian de tema, como si les hubiese contado que sufro de leucemia o algo así”.

Ella es Küyen, la protagonista del nuevo libro homónimo del autor nacional Roberto Fuentes, que regresa con mucha fuerza para contarnos ahora las aventuras de esta niña de 14 años mapuche que no tiene hermanos y vive con su madre.

La historia nos cuenta las aventuras de Küyen en un verano en el que acompaña a su mamá a cuidar la casa en la que ella trabaja. Un barrio de clase alta donde todo parece tan aburrido y “sin ningún brillo”. Hasta que conoce a Luna (la misma protagonista de Estrella) una chica intergaláctica que no entiende ni de religiones, ni de prejuicios ni de dramas y que al parecer, llega a la tierra con una “misión especial”.

kueyn portada

Un relato que nos muestra los temas propios de la adolescencia y de los cambios a los que te puedes ver enfrentado con situaciones similares que nos pueden parecer conocidas, como el primer amor, la separación de los padres, la amistad, las primeras experiencias sexuales, el alcohol, entre muchas otras cosas.

Un relato ágil con personajes entrañables. Una de las cosas que más nos gustó fue que pudimos ver y entender la historia desde la mirada de los distintos personajes. ¿Qué pasaba por la cabeza de Küyen? ¿Qué pensaba Alonso de todo lo que estaba sucediendo?

Punto aparte es el personaje de Luna, que es totalmente querible y que, a diferencia de Estrella, hoy la vemos como ha ido creciendo, evolucionando y humanizándose cada vez más. Vemos como en ella afloran sentimientos y actitudes que a ella misma, incluso, le cuesta reconocer.  Es una viajera que viene a visitarnos con distintas misiones.

Una de las cosas que más destacamos del autor es su capacidad de escribir el libro de manera transversal. Grandes y chicos, niñas y niños se pueden sentir identificados con los personajes, las situaciones y las vivencias que son tan propias de la adolescencia.

Además, otro punto destacable es el acercamiento a la cultura mapuche. Sin ahondar en muchos detalles, nos muestra sus creencias, sus relaciones, la dificultad de enamorarse de otra persona que no sea mapuche, como viven sus ceremonias y como quieren su tierra. Este libro nos abre la puerta a la conversación de tantos temas con nuestros hijos adolescentes.

No dejen pasar a Küyen. Invítenla a entrar junto a Luna a sus casas y lean este libro a la par con sus hijos. Ya lo pueden encontrar en todas las librerías del país y es del sello Nube de Tinta de Penguin Random House.

You Might Also Like