Kínder Sorpresa y juguetes de Cajita Feliz: adiós en nuestro país

kinder sorpresa

El 27 de junio entrará en vigencia la ley de etiquetados de alimentos, donde los productos con nutrientes críticos deberán incluir logos de que advierten sus componentes. La frase “Alto en” grasa, azúcares, sodio o calorías ya es conocida. Y ya podemos ver los primeros “caídos” con esta nueva norma y debemos comenzar a decirle adiós al famoso Kínder Sorpresa y al juguete de la Cajita Feliz, todo porque ya no se podrá usar como gancho comercial los regalos o juguetes.

Esto significa la desaparición de golosinas que traen en el interior figuritas. Si bien la cajita feliz no es un producto que será etiquetado, porque no está en la categoría de envasado, no podrá promocionar con juguetes.  Y el Kínder Sorpresa definitivamente no se podrá vender en nuestro país.

La norma prohíbe hacer publicidad dirigida a menores de 14 años de alimentos con altos índices de calorías, grasas saturadas, azúcares, sodio y otros ingredientes que la autoridad sanitaria considere nocivos. Es decir, las cajas de cereales con estampados de dibujos animados y las promociones de comida rápida de menú infantil están viviendo sus últimos días.

“La ley de etiquetados claramente supondrá un desafío para las marcas para llegar al público infantil y también para convencer de optar por ellos a padres y madres. Las nuevas estrategias publicitarias claramente deben enfocarse en una alimentación más saludable, pero también en generar experiencias de marca interesantes para las personas, es decir, que tanto padres como hijos quieran consumir los contenidos de las marcas sin depender de personajes o regalos. En ese sentido será algo muy interesante, ya que las marcas deberán volver a la construcción de marca y no depender tanto de factores o activos promocionales. Creo que esto vendrá a refrescar el ámbito publicitario chileno. Además, la responsabilidad social de las empresas toma un rol fundamental en este sentido, en mostrar el origen de sus ingredientes, procesos más naturales de preparación, etc.”, asegura Rodrigo Chijner, publicista de la Universidad del Pacífico.

¿Crees que esta es una buena medida? Creo que todo aporta, pero me parecería interesante ver un real esfuerzo en crear políticas de Estado que promuevan una vida sana desde la primera infancia: más clases de Educación Física en los colegios, áreas verdes, deporte, de hablar con los niños y con los padres de la importancia de tener hábitos saludables.

Así que por ahora…comenzamos a decirle adiós al Kínder Sorpresa…

 

 

 

You Might Also Like