Horas de pantalla: cuatro momentos que debes evitarla

screens-kids-and-technology

 

Todos sabemos que el pasar muchas horas en la pantalla le hace mal a cualquiera y a nuestros hijos también. Mucho se dice que debemos evitarlas a toda costa pero seamos sinceras, nada mejor que tener un minuto de relajo cuando le entregas a tu hijo alguna pantalla para que se entretenga solo.

Entonces, haciendo nuestro mea culpa de que en realidad no siempre es fácil evitar las pantallas (respetando a todas aquellas mamás que sí logran tener a sus hijos sin pantalla y que no están dispuestas a cambiar eso) les queremos compartir cuatro momentos que según la sicóloga Megan Owenz hay que eliminar la pantalla si o si.

  1. Antes de acostarse: los estudios al respecto son bien claros, el uso de pantalla está asociado con dormir menos, lo que le pasa a niños y adultos (más horas de pantalla menos horas de sueño). Hay estudios que sugieren que la luz azul que viene de las pantallas interviene en la producción de la melatonina lo que hace más difícil que nos logremos dormir. Es por esto que se sugiere que no se use la pantalla al menos una hora antes de dormir. Para niños, adolescentes y adultos es difícil mantener la noción de la hora cuando están frente a una pantalla. Poner una hora para apagar las pantallas te asegura que no se te hará tarde por estar mandando mensajes o viendo cosas. Intenta que las habitaciones sean uno de los lugares libres de pantalla. Instala un lugar donde se dejan las pantallas durante la noche y usa un despertador a la antigua. Se estima que un 87% de los adolescentes no duermen lo recomendado y una de las razones por lo que esto ocurre es por las pantallas.

 

  1. Antes del colegio: pasarle una pantalla a tu hijo mientras tu preparas todo para salir a dejar a colegio y a la oficina puede parecer una buena idea en un inicio pero al final estás privando a ese niño de hacerse cargo de algunas cosas y ayudarte (que ponga la colación él en la mochila, que se vista solo, que se pongan los zapatos, por ejemplo).Elimina las pantallas en la mañana pues contribuyen al caos y son contraproducentes. Otra razón por la que esto no es bueno es porque haces que tu hijo no se dedique a crear sus propios pensamientos para empezar el día. Dales este espacio para que piensen en sus ideas brillantes y que esas sean su forma de enfrentar el día. Finalmente, el cerebro de los niños debiese estar relajado para comenzar el día escolar. Se ha demostrado que la televisión (la que es solo para entretenerse) tiene efectos negativos en las funciones ejecutivas de los niños (atención y memoria). No les pongas algo que afecta esto antes de irse al colegio donde deberán utilizarlo todo el día.

 

  1. Hora de la comida: hay horas que de manera natural son para conectarse y conversar con los niños. La hora de la comida es una de ellas. Décadas de estudios sugieren que tener una comida familiar aumenta la autoestima, aumenta los logros académicos y reduce el riesgo de delincuencia y depresión- Los estudios también sugieren que la naturaleza de la conversación cambia cuando hay un tablet o teléfono. La gente habla menos de temas profundos y se sienten menos conectadas con los otros.

 

  1. En el auto: el auto es otro lugar donde se produce la conversación de forma natural y uno se conecta con los otros. Es por esto que es bueno que no usen (ni ellos ni nosotros) el teléfono o el tablet en el auto (si es un viaje largo se puede ir haciendo una mezcla entre conversación y pantalla). Además el auto es un momento en que los niños pueden descargarse de lo que pasó ese día. Si tu hijo no quiere hablar puede usar este tiempo para procesar lo que ocurrió en el colegio (o de donde sea que venga). Es bueno para su cerebro tener períodos de descanso y no estar constantemente estimulados.

You Might Also Like