Fotografías que NO deberías subir de tus hijos a Internet

La tecnología y las redes sociales ya son parte de nuestra vida. Estamos todo el día conectados y queremos compartir con nuestros amigos lo que nos sucedes a través de fotografías en las redes sociales: cuando estamos felices, de viaje, si lo estamos pasando bien, si no nos gustó algo, y como van creciendo nuestros hijos.

Lo hacemos porque nos gusta y sin ninguna mala intención. Pero debemos tener cuidado. Por mucho que tengamos nuestros perfiles personales con limitaciones de seguridad y privacidad, en la red todo es posible y en simples fotografías, podemos entregar demasiada información que no es necesario que el mundo sepa.

Estos deben ser algunos tipos de fotografías que es recomendable no subir de nuestros niños a las redes sociales:

  • En la tina o ducha: la hora del baño es privada y solo le incumbe a ti y a tu familia. Si quieres compartir ese momento, hazlo de manera privada pero no expongas a tus hijos desnudos por ahí porque hay muchos pedófilos y gente mala que no sabemos qué pueden hacer con ese tipo de fotos.
  • Fotos que avergüencen a los niños: los predadores de Internet no son el único peligro de la red. Si subes fotos de tus hijos que los avergüencen, que sean más íntimas (sobre todo si ya están más cerca de ser pre adolescente) puedes exponerlos más de la cuenta y podrían ser objeto de burlas.
  • Fotos en el baño: nunca olvides que las fotos quedan para siempre en la red. No subas fotografías de tus niños haciendo sus necesidades en el baño. Recuerda que después van a crecer y a nadie le gustaría ver ese tipo de fotos suyas dando vueltas por ahí (en todo caso esto es como tirado de las mechas ¿no?).
  • Fotos de otros niños: si tus niños están en grupo, no la publiques. No sabes si los otros papás quieren publicar fotos de sus hijos en Internet.
  • Fotografías que revelen datos: por ejemplo: colegio, dirección, lugares que frecuentan, etcétera.
  • Fotos que muestren los miedos de los niños: si tus hijos sufren de algún miedo, no lo dejes expuesto en las redes. ¿Es necesario?

Siempre antes de hacer cualquier cosa que involucre a los niños debemos preguntarnos si a nosotras nos gustaría subir una fotografía nuestra así. Los niños tienen voz y debemos escucharlos. Si no quieren que la subas, entonces no lo hagas y guárdalas para ti y tu familia directa.

Fuente foto: www.vanguardia.com

You Might Also Like