¿Es recomendable realizar Masaje Perineal durante el embarazo? @miintimidad

embarazada II

Sabemos que durante el embarazo nuestro cuerpo sufre cambios físicos notorios. Pero también nuestros músculos se van adecuando a esta nueva etapa de nuestras vidas. Unos de ellos, son los músculos del suelo pelviano, que se ubican alrededor de los genitales y tienen varias funciones importantes: dar el soporte a los órganos intrapélvicos (vejiga, útero, recto), mantener la continencia urinaria y fecal y permitir el vaciamiento vesical o rectal adecuado, cuando se está en el momento social y lugar adecuado para realizarlo.

Pero ¿Qué pasa con esta musculatura durante el embarazo? Para encontrar una respuesta adecuada a esta pregunta, hablamos con Odette Freundlich Kinesióloga especialista en Rehabilitación Pelviperineal y Sexualidad del Centro Mi Intimidad, que nos ayudó en esta tarea.

“La musculatura del suelo pelviano se va distendiendo durante el embarazo por el incremento de peso del bebé, lo que va presionando esta zona y produciendo una  mayor carga y distensión de las fibras musculares” dice Odette y agrega que “es  muy importante realizar ejercicios de contracción del suelo pelviano para mantener su tono normal y evitar el debilitamiento que puede producir disfunciones como la incontinencia urinaria, fecal, prolapso de útero, vejiga, intestinos” concluye.

El parto es el momento culmine del embarazo mediante el cual el bebé atraviesa el canal vaginal para ser expulsado al exterior. Odette recalca que “es en este momento, que los músculos del suelo pelviano sufren gran distensión y frecuentemente se realiza la episiotomía en el periné para evitar un desgarro que pudiera ocasionar rupturas agresivas de esta zona pélvica” finaliza.

Pero hoy en día se ha demostrado con diversos estudios, que el realizar masaje en la zona del suelo pelviano, específicamente en la entrada vaginal o introito, después del quinto mes de embarazo, mejora la flexibilidad de los músculos del suelo pelviano y facilita el paso del bebé hacia el exterior, evitando en algunos casos la episiotomía y los temidos desgarros perineales.

“Los desgarros perineales pueden producirse en distintos grados y son lesiones directas sobre la musculatura perineal y el periné, que causan muchas complicaciones posteriores, como incontinencia de gases, amplitud vaginal exagerada, dolor durante las relaciones sexuales o Dispareunia” nos cuenta Odette.

La técnica de masaje debe ser aplicada y enseñada a la madre y de ser posible, a su pareja, por una especialista es rehabilitación pelviperineal. La aplicación del masaje deberá ser diario y debe siempre ir acompañado de un entrenamiento de la musculatura del suelo pelviano el cual realizará la especialista al menos una vez por semana.

Para finalizar, Odette nos dice que “es importante mencionar que la decisión de realizar o no la episiotomía, siempre está en manos del Médico o Matrona a cargo” y agrega que “está en las manos de cada una poder prevenir lesiones  posteriores y ayudar a mantener un periné en las mejores condiciones posible”.

 

Fuente: Centro Mi Intimidad

 

You Might Also Like