Errores más comunes en la alimentación de los niños

La página web de Orientación Andujar publicó recientemente este texto donde se nos plantean errores típicos al darles de comer a nuestros hijos. Se los compartimos y esperamos sea beneficioso.

En muchos hogares se repiten similares patrones en la alimentación de los niños y niñas, algunos de ellos no son correctos y pueden favorecer unos erróneos hábitos alimentarios.

Bien por estar muy generalizados o por desconocer que son incorrectos, estos hábitos pueden crear comportamientos negativos en el acto de comer en los niños y niñas o provocar la deficiencia en el consumo de algunos alimentos favoreciendo el consumo de otros innecesarios para su desarrollo.

Algunos de los esos errores más comunes en la alimentación de los niños y niñas son:

  • Consumo excesivo de productos lácteos. Indudablemente, el consumo de productos lácteos es esencial para el desarrollo de los huesos y dientes de los niños y niñas debido a su elevado contenido y gran absorción del calcio que contienen, sin embargo muchos alimentos basados en lácteos como natillas, yogures etc son consumidos como postre de las comidas sustituyendo a alimentos esenciales en la alimentación de los niños/as como es la fruta.
  • Un jugo nunca podrá sustituir a una fruta, esto se debe a varias razones: por un lado los jugos sólo contienen la porción líquida de la fruta, eliminándose el componente sólido compuesto principalmente de fibra, muy buena para el organismo. Por otro lado, muchos de los jugos comerciales contienen grandes cantidades de azúcar que son muy perjudiciales para la salud de los niños y niñas.
  • Las chucherías, comida rápida, refrescos y salsas (ketchup, mayonesa…) son consumidas por los niños y niñas prácticamente a diario, siendo su consumo recomendado de “alguna vez al mes”. Caracterizados por altos contenidos en azúcares, exceso de calorías y grasas saturadas y deficientes en minerales y vitaminas, estos alimentos pueden ocasionar graves problemas en la salud de los niños y niñas, como diabetes, colesterol u obesidad.
  • Es muy común usar los alimentos como premio: “si te lo comes todo, te puedes tomar el donut de chocolate de postre”, o como castigo: “si no te comes el plato de verdura ahora, te lo comerás para la cena”. Estas acciones pueden provocar reacciones negativas en los niños y niñas y una actitud errónea frente a la comida. Hay que fomentar una nutrición variada, sin crear traumas, haciendo del acto de comer un momento familiar agradable y tener paciencia con los niños y niñas.

Se recomienda no preguntar a los niños y niñas qué quieren comer. Es aconsejable diseñar un menú semanal variado y que contenga todos los grupos de alimentos de forma equilibrada, también es muy aconsejable que los niños y niñas participen en la compra y elaboración de los platos, pero nunca preguntarles qué quieren de comer, ya que es muy probable que siempre quieran los mismos tipos de alimentos: papas fritas, chocolate, carne etc…..y nunca opten por verduras o legumbres.

errores de alimentacion

Fuente foto portada: www.livenutryness.mx

You Might Also Like