El maravilloso mundo de la Psicomotricidad Infantil

solange 1

Hoy queremos compartir con ustedes un tema muy lindo y que ayuda mucho al desarrollo de nuestros niños. La Psicomotricidad Infantil es una técnica maravillosa que conecta la mente con el cuerpo para su desarrollo correcto.

Para ahondar más en este tema, conversamos con Solange Butendieck, Licenciada en Psicomotricidad y que trabaja con niños para validar, muchas otras veces, recuperar en los niños el valor del juego espontáneo, el de su cuerpo y simplemente, dejarlos ser ellos mismos.

Pero, ¿Qué envuelve la psicomotricidad infantil? “La psicomotricidad infantil ve al niño desde su globalidad, desde la unión del cuerpo y la psiquis, es decir, se preocupa de la expresión total del niño a través de sus movimientos y juegos en donde se manifiesta su psiquismo y su mundo interno. Es por eso que el juego espontáneo del niño es la llave de oro para nuestra intervención y acompañamiento hacia su bien estar” nos cuenta Solange. Y dentro de esta práctica, existen varias líneas de trabajo.

Solange se especializa en la Psicomotricidad Operativa y la Práctica Psicomotriz B. Aucouturier, donde se trabaja desde el juego espontáneo. “la idea acá es no decirle al niño que hacer, sino que dejarlo que haga lo que le surge de manera espontánea, siempre en su eje principal que es el juego pero siempre con normas fundamentales, pero pocas, que se dan al principio y que ayudan a la convivencia. Por ejemplo cuidar los materiales, su cuerpo y a los demás, la conciencia del propio cuerpo, el auto cuidado y el cuidado de los otros es fundamental”.

El trabajo con Solange tiene estas etapas: un ritual de entrada, donde los niños se saludan y se fijan estas reglas o normas, el juego espontáneo, donde Solange observa lo que el niño esta expresando a través de su juego, su mundo interno y de esta forma puede saber con mayor claridad como acompañar y ayudar mejor en el proceso particular de cada niño. Luego comienza a avisar que ya se está acabando el tiempo para pasar a un espacio donde ellos pueden crear. Claro, porque después de jugar y moverse, el niño puede estar más calmado para pensar en una creación “Este es un recorrido madurativo que va desde el placer de actuar al placer de pensar” afirma Solange. Para finalizar, viene un ritual de salida donde se conversan que les gusto y que no y también que les gustaría hacer la próxima vez que asistan.

solange 2

“Nosotros trabajamos mucho con la descentración. Un niño que está muy invadido por emociones  (agresivo, muy introvertido, hiperkinético) es un indicador de que a lo mejor necesita terapia individual. La observación por eso es fundamental” comenta Solange. Es acá donde el feedback y el trabajo en conjunto con los padres es fundamental para saber la evolución de los niños fuera de la terapia y en sus propios ambientes.

La observación es fundamental. Y los papás acá jugamos un rol importante. Debemos estar presentes. Debemos mirarlos para que los niños se sientan valorados, que sientan que sus logros son importantes. El reforzamiento positivo es esencial para su desarrollo. Pero también debemos fijar límites y normas, como por ejemplo no pegar, no gritar, entre otras que vayan marcando una línea a seguir.

Muchas veces pensamos que este tipo de terapias es para tratar algún caso en particular. Pero no es solamente eso. La Psicomotricidad también tiene otra línea que es la Educativa. “Es acá precisamente donde ojalá todos los niños pudieran venir una vez a la semana, hacer grupos de 5 o 6 niños donde vengan a jugar. Por supuesto que en esos juegos, van a comenzar a aparecer cosas de las vivencias profundas del niño que muchas veces no expresan verbalmente en la casa. Lo que les preocupa, lo que están elaborando también de forma inconsciente, miedos pero desde algo natural y que al ser visto por un especialista, lo puede ayudar a que esto fluya mejor” nos cuenta Solange. Es importante que los niños puedan disfrutar y vivir el placer del juego con ellos y con otros niños.

La Psicomotricidad, a través de este juego espontáneo, también ayuda mucho a los niños a ponerse en el lugar del otro, de expresarse pero también que se abra a comunicación, lo que los hace abrirse a la socialización con otros y con sus pares. “Siempre los niños son bastante individualistas hasta los 3 años más o menos, no juegan con otros sino que en compañía de otros” agrega Solange “pero está bien porque es parte del proceso de su desarrollo: la experimentación, observar el mundo y jugar para explorar van de la mano del desarrollo de los niños”.

Naturalmente, a medida de que los niños crecen y el siquismo se comienza a desarrollar, los niños van jugando con otros y siguen haciendo elaboraciones profundas en ellos, pero a su vez se van abriendo a los otros, ya que comienzan a salir de la etapa del individualismo, de la oposición y se abren a otras cosas.

La autonomía comienza a jugar un rol fundamental. No debemos apurarlos ni adelantar procesos en su desarrollo. Darles el tiempo para que hagan cada cosa (como abrocharse la chaqueta) es fundamental para que vayan adquiriendo confianza y no se sienta frustrado. De esta forma, irán conquistando progresivamente su autonomía con placer y alegría.

“El juego permite una desculpabilización del movimiento. Los niños tienen la necesidad de moverse y muchas veces tienen poco espacio para hacerlo. La Psicomotricidad Infantil les da esa posibilidad. Jugar es como respirar para ellos” finaliza Solange.

Como papás debemos darles esos espacios, diferenciar edades y juegos para que sea placentero. Que tengan sus cosas a mano para que ellos sean capaces de hacer sus cosas. Pero es fundamental que el juego no se corte de improviso. Los niños tienen que saber sus delimitaciones y los tiempos (marcar un reloj con palo) y marcarles hasta que hora van a jugar solos y luego nosotros podemos acompañarlos un tiempo, si es que ellos lo han pedido.

solange 3

Insistimos en el punto de que la observación por parte de nosotros es esencial acá, porque son ellos los que nos comenzarán a dar directrices de sus juegos para nosotros poder entregarles esas motivaciones. Siempre es fundamental esperar la iniciativa de los niños. Lo que surge en él porque es eso lo que realmente están esperando y ver lo que ellos quieren para acompañarlos. No ponerse ansiosos y relajarnos es fundamental para que los ayudemos a experimentar este placer de jugar. Los niños son creativos y hay que potenciarlos en eso.

La Psicomotricidad Infantil es un mundo maravilloso por explorar y conocer. Las invitamos a vivirlo. Acá les dejamos los datos de Solange.

http://psicomotricidadparalainfancia.blogspot.com/

solbutendieck@gmail.com

You Might Also Like