Disculpas: ¿Cómo le enseño a mi hijo a pedirlas sinceramente?

Muchas veces les pedimos a nuestros hijos que le pidan perdón a sus hermanos, o incluso a notros mismos, por algo que han hecho que no es correcto. De estas veces, la gran mayoría de los niños dicen las palabras pero realmente no las sienten, sino que lo hacen, más bien, para salir del tema y volver a jugar o a hace lo que estaban haciendo. Pedir disculpas es un acto que te hace reconocer un error y que debes inculcar a tus niños.

Enseñarles a nuestros hijos a tomar la responsabilidad de sus actos y de pedir sinceramente disculpas requiere de tres principios:

  1. Espera a que todos se hayan calmado antes de entrar en el tema de pedir disculpas.
  2. No avergüences o castigues a tu hijo por el error. Esto quita el foco de aprender para el futuro la importancia de hacer las cosas bien con la otra persona.
  3. Ayuda a tu hijo a procesar lo que estaba sintiendo en el momento. Por ejemplo: ¿Cómo te sentías antes de pegarle a tu hermano?

Esto le enseña a tomar la responsabilidad de sus emociones. Si el niño es muy chico para identificarlas puedes ayudar a hacerlo diciendo cosas como “Parece que estabas muy enojado”. Esto refuerza que el sentimiento está bien pero que la acción que siguió a esto no lo está.

  1. Une la conducta del niño a sus sentimientos y al efecto que esto produjo en la otra persona (“Cuando estabas enojado y le pegaste a tu hermano, ¿cómo crees que se sintió él?”)
  2. Concéntrate en la solución de “hacer las cosas bien” con la persona afectada: ¿Qué crees que puedes hacer para solucionar el problema con tu hermano? Puede ser pedir disculpas pero generalmente los niños aprenden más si hacen algo para hacer que el otro se sienta mejor como hacerle un dibujo, una carta, o cosas por el estilo.

Si le ayudamos a los niños en este proceso, les estamos enseñando que:

  • los errores son oportunidades perfectas para aprender.
  • los sentimientos son aceptados pero no las acciones que a veces estos producen.
  • tomar la responsabilidad por tus acciones y hacer las cosas bien para el otro es una parte importante de ser amigo y pertenecer a una familia.

Si los niños entienden bien qué es realmente pedir disculpas, aprenderán a ser empáticos con otros y a hacerse responsables de sus actos. No pierdan la oportunidad de probarlo.

También puedes leer:

¿Cómo desarrollar la empatía en los niños?

 

Foto portada: educacion.uncomo.com

You Might Also Like