Dientes y embarazo

M3367S-4507

 

Siempre dicen que durante el embarazo es importante cuidar nuestros dientes. Esto se debe a que en nuestro cuerpo ocurren cambios a nivel orgánico que pueden provocar problemas en nuestra boca. Es por esto que es importante mantener durante todo el embarazo una alimentación equilibrada y una buena higiene bucal.

Lo que debemos tener claro es que el bebé no saca el calcio de los diente sino que de la alimentación y, de ser necesario, de nuestros huesos.

Durante el embarazo se produce mayor cantidad de placa bacteriana por lo que es importante mantener una buena higiene bucal para no provocar caries en los dientes. Otro aspecto importante es que las bacterias de esta placa utilizan el azúcar para producir ácidos los que dañan el esmalte.

Los vómitos o reflujo que presentan algunas mujeres durante su embarazo también puede afectar y erosionar el esmalte de los dientes haciendo que estos están más propensos a las caries.

Por otro lado, los cambios hormonales pueden favorecer la aparición de gingivitis (inflamación y enrojecimiento de las encías). Esto puede provocar dolor en la boca y una mayor facilidad a tener sangrado. Esto ocurre generalmente a partir del segundo mes de embarazo y aumentan hasta el octavo. Si ya existía este tipo de problema normalmente se ven agravados.

Por último, existe una lesión en la encía que sangra con facilidad y que disminuye o desaparece tras el parto. Esta lesión se llama granuloma del embarazo (es como tener la encía inflamada)

En otro aspecto, es importante tener claro que no existe ningún riesgo de recibir tratamiento dental durante el embarazo. Si estás en el primer trimestre es mejor hacer solo los tratamientos de emergencia pues durante este tiempo el bebé está formando su sistema nervioso central. Después de este trimestre ya se puede realizar todo tipo de tratamiento y no existe riesgo con la anestesia local y radiografías dentales poniéndote un delantales de plomo en el abdomen. En el último trimestre puede ser incómodo permanecer sentada mucho rato en el sillón por lo que los tratamientos largos pueden ser difíciles de soportar pero no existe riesgo de realizarlo.

En definitiva, las embarazadas tienen más predisposición a formar caries principalmente por que comen más hidratos de carbono. Para cuidar tus dientes durante tu embarazo te dejamos consejos fáciles de seguir.

En primer lugar realiza tres veces al día tu higiene bucal lavando tus dientes por al menos dos minutos y pasando por todos los dientes y por todas las caras.

Si sufres de vómitos se recomienda utilizar un enjuague bucal fluorado para ayudar a prevenir las caries.

Por último, visita a tu dentista a lo menos una vez durante tu embarazo para controlar que tu higiene esté siendo la correcta y que no hay exceso de placa bacteriana.

You Might Also Like