Dibujos de nuestra familia ¿Qué nos quieren dicen?

dibujos de familia

Ya hemos comenzado a recibir los primeros dibujos de nuestros hijos del colegio o del jardín. Uno de los más clásicos es el dibujo de nuestra familia.Hoy queremos explicarles como observar este dibujo de nuestros hijos para conocerlos un poco más.

Dibujos de familia

Una de las formar de conocer qué les pasa a los niños, o qué piensan, son los dibujos de nuestros hijos. Estos son el más claro reflejo de sus emociones y personalidad.

Ubicación de los personajes

Quién aparece en primer lugar es aquél por el que el niño siente más admiración. También puede representar al integrante de la familia al que intenta imitar. Si quien aparece primero en el dibujo es el propio niño, esto significa que necesita aún a su familia, que no está preparado para despegarse de ella. Si se dibuja en medio, cerca de la madre, desplazando a los hermanos, se considera que se trata de un dibujo regresivo. Si se dibuja en último lugar es probable que no se sienta cuidado y protegido por el núcleo familiar.

Las distancias

Cuando un niño dibuja a un integrante de la familia como separado, o dibuja a alguien alejado del grupo, esto indica falta de integración. Los niños suelen dibujarse cerca de las personas que los tratan bien y les dan afecto, cuidado y límites, y se dibujan lejos de aquellos con los que no tienen una buena relación. Si en el dibujo casi no hay distancia entre uno y otro personaje, esto indica que hay un excesivo control y sobreprotección. La distancia también se relaciona con mala comunicación cuando entre los integrantes de la familia hay elementos que entorpecen el encuentro, sean naturales (cerros, árboles, etc.) o artificiales (casas, rejas etc.).

Los detalles 

Que un personaje esté borrado o dibujado con mucha debilidad suele indicar que el niño no puede o no desea dibujarlo. Suele haber una hostilidad encubierta hacia esa persona, que también puede manifestarse cuando dibuja a un integrante de la familia o a varios sin alguna parte del cuerpo.

Omisión de algunos integrantes

Cuando un niño no dibuja a un integrante de la familia esto significa que lo rechaza o que es rechazado o que en algún sentido no le agrada que esa persona forme parte de su familia. Cuando a quien quitan de la imagen es a ellos mismos, quiere decir que se sienten excluidos de la familia o se sienten mal por pertenecer al núcleo familiar.

Integrantes de la familia cayéndose hacia un lado

A menudo los niños expresan la debilidad de un miembro de su familia dibujándolo como si se cayera. Es común que lo hagan con los hermanos pequeños y los abuelos, aunque también con otras personas a las que consideran débiles por algún motivo, por ejemplo quienes están enfermos. Los personajes dibujados con cierta inclinación generalmente no tienen cuello, nariz o boca, y sus extremidades son sólo palos.

Integrantes de la familia los que cuesta darles forma

En general ocurre con aquellos parientes con los que tienen más problemas. En situaciones de maltrato, los niños pueden incluso llorar a la hora de pensar que deben dibujar a la persona que les daña. Asimismo, cuando están dibujándolos manifiestan indecisión, estrés, angustia, inquietud, agobio, impotencia y retraimiento.

Familias ambientadas en otro tiempo diferente del real

Cuando se presenta esta situación, generalmente se debe a que el nivel de fantasía del niño es muy elevado o bien la realidad ha sido demasiado desagradable para él.

¿Qué significan los colores?

Los colores que eligen los niños para realizar sus dibujos pueden tener un valor simbólico a partir de los cuatro años y medio. Eso sí, adquieren cierta importancia sólo si se repiten.

  • Rojo: suele indicar la presencia de un conflicto muy importante.
  • Café oscuro: tiene connotaciones relacionadas con la fortaleza física.
  • Amarillo: le dan un significado de curiosidad y alegría.
  • Naranja: puede indicar incertidumbre.
  • Rosado: solución de problemas recientes, o que el niño ha pasado por una enfermedad.
  • Amarillo claro: generalmente indica una situación de miedo o peligro.
  • Azul: se relaciona con la salud y la energía.
  • Celeste: lejanía.
  • Verde: implica vitalidad y optimismo.
  • Amarillo dorado: se da importancia a lo espiritual.
  • Negro: indica lo desconocido, lo que da miedo.

You Might Also Like