Descubre las zonas erógenas de tu hombre.

erogenas

Hombres y mujeres somos distintos desde el comienzo de los tiempos, la forma en que percibimos y recibimos las caricias y besos varia de un sexo a otro. Hoy queremos compartir con ustedes 17 zonas del cuerpo masculino que les dan placer:

1. Cuero cabelludo: Hay muchísima tensión acumulada en el cuero cabelludo, y un buen masaje en la cabeza hará que se derrita mientras los liberas del estrés.

 2. Orejas: Muérdelas suavemente, besa y sopla en y alrededor de ellas.

3. Labios: Excítalo pasando sensualmente la lengua sobre su labio inferior. Prueba morderle y succionarle con suavidad.  Experimenta con diferentes estilos de besar.

4. Cuello: Los besos suaves y arrastrados por el cuello les encantan.  Nunca, jamás, dejes un chupón.

5. Hombros: Frótale los hombros y deja que tu pelo los acaricie con suavidad.

6. Codos: Lame o frota con suavidad el pliegue del codo, sigue hacia arriba la vena del brazo hasta el codo… más que dar una gran sensación de placer, su mente se imaginará otras situaciones.

7. Dedos: El viejo truco de chupar los dedos es un clásico, pero a los hombres les encanta.

 8. Pecho: Bésalo y pellízcalo con suavidad. 

 9. Espalda: Amasa, acaricia y desliza las manos por su espalda. En ocasiones prueba con cremas y aumenta la sensación de bienestar.

10. Cola: Apriétalo y aráñalo, le generarás un gran placer.

11. Pene: El glande (la cabeza) es por lo general la parte más sensible. Presta especial atención a la corona.

12. Escroto y testículos: Para saber si a tu hombre le gusta que lo besen o acaricien en este zona debes conocerlo muy bien. Es una zona ultra sensible, por lo que debes ser cuidadosa.

13. Perineo: Es la zona comprendida entre el pene y el ano, ideal para añadir sensaciones sin tener que ir más allá.

14. Ano y próstata: Conviene preguntar antes: algunos hombres son reacios a que se los estimulen. Si acepta es posible que llegue a conocer el poco conocido “punto G masculino”

15. Muslos: Acarícialos y bésalos sin causarle cosquillas.

16. Rodillas: Es otra de las zonas que nos olvidamos, pero están llenas de terminaciones nerviosas. Bésale y acaríciale la parte de atrás, descubrirá nuevas sensaciones.

17. Pies y dedos de los pies: Dale a tu chico un masaje de pies. Los reflexólogos aseguran que la planta está conectada a todas las partes del cuerpo, si encuentras los puntos sensibles, puede ser maravilloso.

La invitación hoy es a explorar… ¡Disfrútalo!

 

 

You Might Also Like