Consejos para que tu bebé duerma seguro

Cuando somos madres uno de los primeros miedos que aparece es el de la muerte súbita. Somos muchas las que dejamos de dormir por vigilar el sueño de nuestro pequeño. Lo cierto es que el síndrome de muerte súbita infantil sigue siendo un misterio y su incidencia ha disminuido desde que los bebés duermen boca arriba. Ahora hay nuevas recomendaciones para prevenir asfixia mientras duermen.

La Academia Estadounidense de Pediatría, AAP por sus siglas en inglés, explica que muchos bebés fallecen mientras duermen. Si bien, las muertes por muerte súbita han disminuido, los fallecimientos a causa de asfixia, quedarse atrapado en la cuna o sofocarse, han aumentado.

Para asegurarte que tu hijo duerma de manera segura, los pediatras de Estados Unidos aconsejan:

– Dar de mamar: amamantar al bebé está asociado con menor incidencia de muerte súbita.

– Vacunar: las guaguas deben ser vacunados, existe evidencia científica de que las inmunizaciones reducen el riesgo de muerte súbita en un 50 por ciento.

– Quitar los protectores  de la cuna: los protectores acolchados en los costados de la cuna están asociados con ahogo, asfixia y otros riesgos para la guagua

– Acuéstalo siempre a dormir sobre su espalda.

– Siempre usa una superficie firme.

– Durante los primeros meses, el bebé debería dormir en la misma pieza que los padres pero NO en la misma cama. Hoy existen preciosas cunas de colecho.

– Quita de la cuna ropa de cama suelta y objetos suaves. Esto incluye almohadas, mantitas, juguetes y protectores acolchonados para la cuna.

– No usar posicionadores para obligar a la guagua a quedarse en una posición en la cuna.

– No fumar durante ni después del embarazo

– Darle un chupete cuando duerme, ya sea por la noche o durante la siesta.

– Evitar cubrir su cabeza y no lo arropes en exceso.

Sigue estas simples normas y duerme tranquila. Para el bienestar de tu pequeño hijo es fundamental que tú tengas energías y descanses lo más que puedas. Y siempre, si tienes alguna duda, recuerda consultar con tu pediatra, con tu primer hijo no existen dudas tontas ni preguntas innecesarias. Y como último dato, no hagas caso cuando tu mamá, tu abuela o tu tía te digan que debe dormir boca abajo. Ya hay suficiente evidencia que demuestra lo contrario.

 

Fuente foto: www.imagui.com

You Might Also Like