¿Cómo restablecer los hábitos del sueño después del cambio de hora?

horario de verano

¡Hoy todos tenemos sueño! Una hora menos de descanso nos afecta a todos: grandes y chicos. El cambio de hora al horario de verano tiene más beneficios que problemas, pero cuesta bastante acostumbrarse.

El problema fundamental se produce en los hábitos del sueño y en los horarios y rutinas de nuestros hijos. Y en la disminución de nuestras horas del sueño. Para que este cambio no nos afecte tanto les dejamos una serie de consejos para grandes y chicos.

Niños:

Si el cambio de horario te pilló por sorpresa y no tuviste tiempo de preparar a tus hijos para que llegasen preparados, lo más importante es “ponerse” el nuevo horario lo más rápido posible. No porque haya más luz tenemos que cambiar la rutina y horario de los niños.

– Respeta los horario. Dales las comidas a las horas que corresponde aunque no tengan hambre y acuéstalos y levántalos a la hora de siempre. Puede ser que los primeros día esté un poco mañoso, pero mientras antes se acostumbren, será todo más fácil.

– Invítalos a pasear en la tarde. Una buena cuota de actividad física o un paseo en coche cumplen el rol de cansar a nuestros hijos y que, al llegar la hora de acostarse tengan sueño y no pataleen tanto.

– Intenta que comprendan el concepto de la hora, que no porque haya más luz no es hora de acostarse. La rutinas debieram  reacomodarse en un par de días, pero es importante que ellos se sientan parte de este cambio.

– Evita alimentos y situaciones que los alteren antes de la hora de dormir.

– Presta atención en los horarios de siesta. Quizás te cueste mucho que duerma a la hora de siempre. Lo que puedes hacer es despertarlo a la hora que se despertaba antes. A veces cuesta mucho despertar a nuestros hijos de la siesta, pero es importante que lo hagas para que no se atrase tanto la hora del sueño en la noche. A fin de cuenta, nosotras también necesitamos descansar.

Nosotras: 

– Evita sustancias con cafeína después de las 19 horas.

– Realiza actividad física en la mañana. Ello implicará que llegarás más cansada a la noche y podrás dormir antes y mejor. La actividad física es un buen método para estimular un descanso reparador. Si eres de las que le cuesta quedarse dormida, intenta no practicar deporte en las últimas horas del día.

– Intenta reestablecer tus horarios. No porque haya más luz tienes que quedarte hasta más tarde en el trabajo. Reprograma tu vida con este nuevo horario y condiciones de luz.

– Si estás realmente cansada tómate un par de minutos para descansar y dormir aunque sea 10 minutos. Tendrás energía para terminar el día.

– Intenta hacerle caso al reloj. Apaga el televisor a la hora de siempre y acuéstate a dormir.

El cuerpo se demora entre 3 y 5 días en acostumbrarse al nuevo horario, así que esta semana puede ser un poco más pesada de lo normal, por lo que es importante que te des un par de minutos para descansar. Recuerda: No todo es para aquí y para ahora, venimos a este mundo a ser feliz, no a producir incansablemente.

 

You Might Also Like