¿Cómo influye el estrés al momento de planificar tener un hijo?

planificar-el-embarazo-552x316

Cuando tomamos la decisión de tener un hijo, un montón de emociones se nos vienen encima, como la ansiedad y el nerviosismo. Estos dos últimos, rápidamente pueden convertirse en factores que producen el estrés, lo que comienza a dificultar quedar embarazada.

Muchas veces no nos damos cuenta que caemos en ese estado. Algunos factores que pueden desencadenar un cuadro de estrés en ambos, pueden ser:

– No quedar embarazada en los tiempos que nos proponemos.

– Planificar constantemente la llegada del hijo.

– Los cambios futuros que tendrá la pareja.

– El aspecto económico.

– El trabajo.

– Los aspectos cotidianos.

El estrés que producen los factores mencionados, pueden llevar a desordenes hormonales en ellos y en nosotras. En nuestro caso, puede que hagan que el ciclo menstrual sea irregular, o incluso a veces no tenerlo, lo que dificulta poder tener un registro de los días fértiles y de la ovulación. En el caso de ellos, el estrés puede disminuir la producción de espermios o bajarle la calidad a los existentes, haciendo más difícil la fecundación.

Lo recomendable es tomar la decisión de tener un hijo con calma. Tener claro que puede tardar un tiempo en ocurrir y lo más importante, no convertir el sexo en una rutina para quedar embarazada. Eso hará que se pierda el romanticismo y la pasión.

Si sientes que se están demorando mucho y que no logras quedar embarazada, antes de pasarte cualquier película, debes acudir a tu ginecólogo. Él es el único que puede darte las respuestas que esperas.

You Might Also Like