¿Cómo ayudar a mi hijo a pronunciar la ERRE?

Todas hemos escuchado a niños que no pronuncian la erre, es un tema recurrente  entre 3 y 6 años. A muchos, en el colegio o en el jardín los envían al fonoaudiólogo por su incapacidad de realizar este fonema.

Por desarrollo normal del lenguaje, los niños solo debieran decir la “erre” alrededor de los 5 años, es más a esta edad hay un 30% de niños que aún no logra el fonema, reduciéndose al 10% a los 7 años. Como pueden ver, cada niño tiene un ritmo diferente de adquisición del lenguaje, lo más importante es respetar el ritmo individual y favorecer el desarrollo del lenguaje de cada niño.

Para ayudarlo a conseguir el fonema, es importante no recalcarles que no pueden hacerlo, es decir, si tu hijo dice “pelo” en vez de “perro”, no lo tengas toda la tarde repitiendo “peRRo, peRRo, peRRo” sólo lograrás que haga consciente su problema. Lo mejor, y como los niños aprenden por imitación, es solo corregir. Si te dice “Qué lindo el pelo” tan solo dile “Qué lindo el peRRo” Con esa pequeña corrección lentamente comenzará a entender como se dice. Además debemos estar atentas a la pronunciación de la R y la RR.

Si ves que tu hijo está complicado con el fonema te invitamos a realizar junto con él, y siempre en son de juego, los siguientes ejercicios:

  • Sacar la lengua y volverla a introducirla en la boca
  • Mover la lengua arriba y abajo; y de derecha a izquierda
  • Estrechar la lengua entre los labios y posteriormente poner la lengua ancha
  • Pasar la lengua por los labios, dientes inferiores y superiores, tanto por delante como por detrás
  • Conducir la punta de la lengua a las muelas superiores (ambos lados) y luego a las inferiores
  • Hinchar las mejillas con la lengua
  • Tratar de tocar la campanilla con la punta de la lengua
  • Dile a tu hijo que su boca es una casa, y que la lengua es la encargada de limpiarla, de esta forma, la lengua debe recorrer todas las esquinas de la casa para poder limpiarla. Se entretendrá y conocerá su lengua y su paladar.
  • Chasquear la lengua con el paladar superior e inferior
  • Imiten el sonido de la erre, puedes hacerlo creer que es una carrera de motos. Mientras rugen los motores (rrrrrrrrrrr) pueden jugar a las carreras.

En resumidas cuentas, para que nuestro hijo pueda pronunciar la erre es necesario que conozca su lengua y su paladar.

Si ves que el problema persiste, o sientes que necesitas ayuda más profesional con este tema, no dudes en consultarlos con tu pediatra y con una fonoaudióloga, ellas sabrán ayudarte a ti y a tu hijo en el desarrollo de su lenguaje.

Fuente foto: es.paperblog.com

You Might Also Like