Claves para elegir el mejor uniforme escolar

Una de las compras más importantes en la lista escolar es el uniforme para los pequeños del hogar. El atuendo con el que van al colegio cinco días a la semana suele durar poco, entre juegos, recreos, actividades extraprogramáticas, manchas de tempera, barro y alguna colación, etc. ¿En qué debemos fijarnos al momento de ir en busca del mejor uniforme escolar, para tratar de que pase la prueba del primer semestre?

Para comprar un uniforme que dure todo un año es vital considerar la calidad de las telas y la confección, con costuras reforzadas en algunas zonas. Para eso sería mejor confiar en marcas que ya la persona ha utilizado y las cuales ha comprobado que utilizan buenos materiales y buenas confecciones”, aconseja Alejandra Pérez, docente de Diseño de Vestuario y Textiles de la Universidad del Pacífico.

El pantalón suele ser uno de los ítems más problemáticos, ya que es habitual que se descosa rápidamente a causa de los juegos infantiles en los recreos. “Es fundamental fijarse en que la costura del pantalón esté reforzada en el tiro, en la entrepierna. En cuanto a cierre, sean metálicos o plásticos, se recomienda que no sean muy tiesos al tomarlos”, explica la experta en confección de vestuario.

Sobre las camisas o blusas, la docente de la Universidad del Pacífico asegura que no hay mejor método que hacer que el escolar se la pruebe antes de pasar por la caja. “Las camisas para escolares deben ser elegidas según las tallas: S-M-L (no con medidas de adulto como 15, 15 ½) y deben ser probadas para tener la certeza de que la medida corresponde efectivamente a la talla del alumno, porque diferentes fábricas emplean distintas tablas de medidas. En la actualidad el tallaje no se encuentra totalmente unificado y por ello es necesario probar siempre la ropa. Si la camisa le quedó larga o corta, es algo que se puede ajustar posteriormente, pero es más difícil si el cuello tiene problemas, porque es complicado modificar esa parte de la prenda, ya que requiere de máquinas especiales”, indica Pérez.

Finalmente, para que el uniforme escolar resista y dure todo el año es necesario fijarse en las indicaciones de lavado. “Siempre hay que fijarse y respetar las indicaciones que trae cada prenda para el lavado, observando la respectiva etiqueta, la que debe señalar si el lavado se debe efectuar a mano, en lavadora o en seco, el nivel de temperatura del agua, si se puede o no usar blanqueador y el ciclo a utilizar en la secadora (rápido o lento). Para el planchado también se debe observar el grado de temperatura señalado en la etiqueta. Es recomendable que la ropa blanca sea lavada separada de la de color, idealmente en agua tibia, con el propósito de soltar la suciedad; pero insisto, hay que fijarse en las especificaciones de la etiqueta”, concluye Alejandra Pérez.

You Might Also Like