Alergias alimentarias ¿Qué son y por qué se producen?

Últimamente se ha vuelto recurrente escuchar entre nuestras amigas, cercanas y conocidas sobre las alergias alimentarias, en especial la de la proteína de la leche de la vaca. Pero ¿Qué son y por qué se producen estas alergias?

Para obtener respuestas y poder conocer un poco más de este tema conversamos con el Médico Pediatra Dr. Fernando Silva de la Clínica Bicentenario. “Las alergias alimentarias son un conjunto de manifestaciones clínicas asociadas a la ingesta de un alimento, aunque sea en pequeñas cantidades” nos cuenta el Dr. Silva y agrega que “los paciente pueden presentar una reacción alérgica caracterizada por prurito (picazón), lesiones en la piel, congestión nasal, obstrucción bronquial y dificultad para respirar, dolor abdominal, vómitos, diarreas, entre otros”. Principalmente todas estas manifestaciones se deben a que el sistema inmune reacciona en forma exagerada a un alimento aparentemente inocuo, produciéndose anticuerpos de tipo Inmunoglobulina E, el cual se desarrolla en cualquier momento aún cuando se haya comido sin problemas varias veces en el pasado.

Una aclaración importante que hace el Dr. Fernando Silva es la de diferenciar una alergia alimentaria de una intolerancia a los alimentos “La intolerancia es una respuesta física anormal a un alimento o aditivo alimentario y no se debe a una respuesta del sistema inmune. Un ejemplo de ello son las personas con intolerancia a la lactosa de la leche, la cual es causada por la ausencia o disminución de una enzima que descompone el azúcar de la leche (lactosa)” finaliza.

Dentro de los principales alimentos que podrían producir reacciones alérgicas se encuentran:

Niños Adultos
Proteína de Leche de vaca Maní
Huevos Frutos secos
Maní Pescados
Trigo Mariscos
Soya Frutas y vegetales

La  alergia alimentaria se puede presentar desde el periodo de recién nacido en adelante. En los lactantes, la causa más frecuente es la proteína de la leche de vaca, la que incluso pasa a la leche materna si la madre consume cualquier producto lácteo proveniente de la vaca.

Este tipo de alergias suele ser hereditaria ya que se presenta con mayor frecuencia  en personas que tienen antecedentes familiares. En los niños la frecuencia es de un 6% y en adultos hasta un 3%, pero no necesariamente al mismo alimento. “Por eso es frecuente ver hermanos sucesivos cada vez más alérgicos, especialmente a la proteína de leche de vaca” agrega.
Pero ¿Qué síntomas son los que manifiestan que estamos en presencia de una alergia alimentaria? Ante esta pregunta el Doctor Silva nos enumera los siguientes:

Cuando la alergia es mediada por Inmunoblobulinas E, las manifestaciones clínicas pueden ser: Reacción Urticarial (ronchas en todo el cuerpo); Angiodema (aumento del volumen de tejidos blandos como párpados, labios, laringe, entre otros); Obstrucción bronquial; reacción alérgica severa (anafilaxia).

– Síntomas gastrointestinales: reflujo gastroesofágico; vómitos; diarrea; dolor abdominal; constipación; deposiciones con sangre; irritación roja alrededor de la boca, faringe y en lactantes alrededor del ano; picazón en los labios y paladar al comer el alimento causal.

– Dermatitis atópica o eecema: enfermedad inflamatoria crónica de la piel. Se caracteriza por la presencia de manchas rojas con escamas que pueden afectar los pliegues con mucha picazón. En los niños su causa se debe a la ingesta de alimentos, siendo ésta su primera manifestación alérgica.

– Asma: tos, silbido en el pecho y dificultad para respirar.

– Reacciones alérgicas graves: conocida como “anafilaxia” es una reacción grave frente a algún alimento y puede llegar a ser mortal si no se trata adecuadamente. Los principales síntomas son sensación de calor, rubor, hormigueo en la boca, urticaria y prurito. También puede haber mareos, falta de aire, estornudos, dolor abdominal, vómitos, diarrea, baja de presión e incluso pérdida de consciencia y shock. En los lactantes es capaz de producir estridor laríngeo inspiratorio e incluso, apneas obstructivas.

Finalmente si convives con una persona que es alérgica a algún alimento debes tener en consideración siempre estos puntos:

  • Lo más importante es fundamental un adecuado diagnóstico y tratamiento médico.
  • Eliminar el alimento causal de la dieta.
  • Es importante la educación de los padres y del paciente para que sepan reconocer los alimentos peligrosos.
  • Si es alérgico al maní debe evitar los frutos secos, aceite de maní, mantequilla de maní, etc.
  • Si come fuera de la casa, deberá preguntar por los ingredientes utilizados. No basta con “sacar” el ingrediente del plato que le van a servir, ya que solo con ingerir una ínfima cantidad  puede desencadenarse la reacción. En algunos casos basta con inhalar el alérgeno para que se produzca la reacción alérgica (ej. pimienta) y en ocasiones puede ser grave y rápida.
  • El paciente o sus padres deben estar siempre preparados para tratar una reacción alérgica severa, por lo que se aconseja llevar consigo adrenalina y un antihistamínico y saber administrarlas en las dosis y vía indicada por su médico.
  • En el caso de la alergia a la proteína de leche de vaca en lactantes, es útil prolongar la lactancia materna, lo más largo como sea posible, manteniendo a la madre con una dieta estricta, sin ningún derivado de la leche de vaca ni soya, dado la alta frecuencia de reacción cruzada con ella y suplementando a la madre con calcio y ácido fólico.

You Might Also Like